Enlaces accesibilidad

Madrid Fashion Week cambia de fechas y recupera a Pedro del Hierro

|

Por
Juan Vidal ganó el premio a la mejor colección en septiembre de 2017. EFE

Cambio. Esta es la palabra que más se ha repetido en la presentación de la 67ª edición de la Madrid Fashion Week, una pasarela que se reinventa por distintos motivos para intentar ser competitiva a nivel internacional. Lo más llamativo son las nuevas fechas. Cibeles se adelanta en el calendario internacional, que hasta ahora inauguraba Nueva York, y se sitúa a finales de enero. 48 creadores y marcas presentarán sus propuestas del 24 al 29, casi un mes antes que en ediciones anteriores. Con ello se evita que Madrid rivalice con Londres aunque coincide con los cinco días de la alta costura de París. Pero aun así los organizadores creen que resultará más fácil que vengan los compradores que asisten a las pasarelas de prêt-à-porter más importantes del circuito internacional. “En esta edición vienen de México, Alemania, Suecia, Oriente Medio, Corea, Shanghái…”, dice la directora de MBFWM. Y añade: “es el principio de la transformación”.

 Organizadores y creadores, la gran familia de MBFWM

Una transformación que, según parece, será más visible en la edición de julio, mes al que se traslada la que hasta ahora se celebraba en septiembre. Pero las novedades van más allá del cambio de fechas ya que el nuevo calendario tiene nuevas incorporaciones y sonadas ausencias. Faltarán dos grandes de la moda como Francis Montesinos (que ha estado en Cibeles desde 1988) y Roberto Torretta (que entró en 1996). Pero también el dúo Maria Ke Fisherman, Maya Hansen, Menchén Tomás o Juan Carlos Pajares. “Montesinos no está por motivos de tipo empresarial y Torretta porque se está inmerso en un proceso de reorganización de empresa”, señala Izquierdo escuetamente.

 Propuesta para la primavera de 2018 de Teresa Helbig. EFE

Y es que lo importante es el calendario real. El de esta edición cuenta, además, con nombres relevantes como Pedro del Hierro (casa que sobrevive a su fundador, fallecido en 2015) y firmas tan interesantes como Oteyza. Del Hierro formó parte del calendario de Cibeles desde septiembre de 1985 hasta septiembre de 2002 y regresa ahora con nuevos directores creativos. Nacho Aguayo, al frente de la línea femenina, y Álex Miralles, encargado de la parte masculina.

Aguayo tiene un enorme talento y conoce bien la casa ya que estuvo en el equipo creativo de Carmen March cuando la diseñadora tomó las riendas de la firma española. Luego estuvo en Carolina Herrera y desde 2016 trabaja para revitalizar Pedro del Hierro. “Tengo un increíble sentimiento de optimismo y de alegría porque es una gran oportunidad, aunque también es mucha responsabilidad de cara a la empresa”, confiesa el diseñador. “Es como una fiesta, una forma de celebrar que las cosas van por buen camino”.

 Colección para la primavera de 2018 de Ulises Mérida. EFE

La expectación es enorme y también por ver en acción a Paul García de Oteyza y Caterina Pañeda, de Oteyza. Acaban de llegar del salón Pitti de Florencia, dedicado a la moda masculina, y están impacientes por mostrar su trabajo en el marco de la Madrid Fashion Week, un trabajo que han llamado Renaceres.

Haremos una presentación en el Matadero con cincuenta ovejas que ahora están peinando en una finca de Madrid. Es la primera vez que entran animales vivos y haremos una performance pero también habrá modelos con nuestras prendas”, dice Paul. Por supuesto bailarán su capa, pieza que previamente cortarán in situ como se hacía en el siglo XVI.

 Propuesta de The 2nd Skin Co. EFE

Ifema seguirá siendo el epicentro de la pasarela pero, de nuevo, habrá desfiles en diferentes localizaciones, como el citado Matadero, la Real Academia de las Artes de San Fernando, el Museo del Ferrocarril o el Teatro Real, lugar escogido por Palomo Spain. “Esto se debe a la fortaleza de la institución, ya que es capaz de aglutinar todas las manifestaciones que tenga la moda española”, apunta Izquierdo, orgullosa del rumbo que está tomando Cibeles y de las novedades, como la creación de un comité de sostenibilidad que tendrá sus frutos en julio de 2018.

Izquierdo ha resaltado la presencia del gigante alemán Zalando entre los compradores que asistan a los desfiles, hace hincapié en la necesidad de digitalizar la moda española y anima a los diseñadores a que se “impliquen en el proceso de digitalización”.

 Boceto de Hannibal Laguna.

Muchos de ellos han acudido a la rueda de prensa. Entre ellos, Hannibal Laguna, Ana Locking, Ion Fiz, Ulises Mérida, Juan Duyos, el dúo Malne y Modesto Lomba, presidente de la Asociación de Creadores de Moda de España. “Tenemos la necesidad de seducir, de emocionar, de trasmitir emociones”, dice Lomba. “La Fashion Week tiene sentido porque además representamos a un país muy creativo y además somos la punta de lanza de la moda, sector que representa el 2,9% del P.I.B.

Cifras positivas, retos interesantes, cambios oportunos pero sobre todo talento. Esta pasarela es el gran escaparate de la moda española y es preciso cuidar hasta el último detalle. “Se hace multiplicando los espacios, configurando un importante grupo de compradores y con un claro compromiso de impulsar la pasarela que ha contado en su historia con más de 300 creadores”, señala Eduardo López-Puertas, director general de Ifema.

300 talentos y algunos con el grado de veteranía, como Ágatha Ruiz de la Prada, Roberto Verino o Devota&Lomba que comparten protagonismo estos días con agujas jóvenes como Leandro Cano (un esperado regreso), Juan Vidal (ganador del premio a la mejor colección en la edición anterior) o Alejandro Becer, de ManéMané, una de las más prometedoras agujas de la nueva moda española.

 Rossy de Palma y Pedro Almodóvar arropan a Palomo.

Alejandro Gómez Palomo, de Palomo Spain, es otras de las sensaciones del momento. El 16 de enero presentará su colección en la Semana de la Moda de París, abriendo el calendario de desfiles, y mientras hace las colecciones graba el programa Maestros de la Costura, del que es jurado junto a Lorenzo Caprile y María Escoté. La diseñadora abre los desfiles que se hacen en Ifema y lo hace sumándose a la tendencia see now, buy now (lo veo ahora, lo compro ahora), es decir, que presentará una colección para la primavera y verano de 2018 que enseguida se pondrá a la venta. Esta fórmula también la utilizarán Roberto Verino (que rinde homenaje a César Manrique con su nueva colección) y Oliva, la línea más personal de Juanjo Oliva que regresa tras el parón que hizo en septiembre de 2018.

La plataforma OFF sigue la estela de la edición anterior y tiene un interesante calendario en el que destacan talentos como Encinar, Juan Brea, Beatriz Peñalver y Francisco Saéz. En EGO veremos las propuestas de los más jóvenes, como Antonio Sicilia o Paloma Suárez. 

 Calendario de la 67ª edición de MBFWM

Noticias

anterior siguiente