Anterior Detenido en Madrid el presunto autor del atropello mortal a una joven en Fuente el Saz Siguiente JxCat y ERC avalan a Puigdemont como president pero siguen sin acordar la fórmula de investidura Arriba Ir arriba
Fotografía de archivo de la embajada de Estados Unidos en La Habana
Fotografía de archivo de la embajada de Estados Unidos en La Habana. EFE / Alejandro Ernesto
Relaciones internacionales

Estados Unidos duda de que los ataques a su personal diplomático en Cuba fueran "acústicos"

  • Según el senador encargado de la investigación, se pudieron usar "microondas"

  • El personal de la embajada en La Habana denunció lesiones cerebrales leves

  • EE.UU. expulsó entonces a 15 funcionarios cubanos y redujo su personal en la isla

  • Cuba califica de "inaceptables" e "irresponsables" los argumentos estadounidenses

|

El Departamento de Estado de Estados Unidos ha admitido este martes por primera vez que no está seguro de que los supuestos ataques sufridos por 24 estadounidenses en Cuba fueran una agresión acústica como había sostenido hasta el momento.

En una audiencia celebrada este martes donde se han expuesto los resultados preliminares de la investigación del FBI, el director adjunto de seguridad diplomática del Departamento de Estado estadounidense, Todd Brown, ha asegurado que no descarta nada y que sí saben que "hay un elemento acústico asociado con ellos, que puede ser de otro estilo de ataque". 

Varios senadores le habían preguntado por un informe, filtrado recientemente a la prensa, en el que se indica que su investigación en La Habana no ha encontrado pruebas de que sean ondas sónicas las causantes de los daños de salud sufridos por ese grupo de personal diplomático y sus familiares, por el que el país expulsó a 15 funcionarios cubanos y redujo a mínimos su misión diplomática en la isla el pasado mes de octubre. 

Cuba califica de "inaceptables" e "irresponsables" las acusaciones

El país acusa a cuba de conocer cómo ocurrieron los supuestos ataques y no decírselo. "Creemos que el Gobierno de Cuba tiene la respuesta a esto y deberían estar haciendo más para ayudarnos a resolverlo. El Gobierno de Cuba sabe lo que pasó, así que nos gustaría que nos lo contara y que no volviera a ocurrir", ha afirmado el subsecretario de Estado para la Diplomacia Pública y Asuntos Públicos, Steve Goldestein. 

Por su parte, el Gobierno cubano ha afirmado que la sesión americana no era para "establecer la verdad" y ha vuelto a negar su responsabilidad o conocimiento sobre estos sucesos. "El verdadero propósito de esta audiencia [...] no era establecer la verdad, sino imponer por la fuerza y sin evidencia alguna una acusación que no han podido demostrar", ha dicho la directora para Estados Unidos de la Cancillería cubana, Josefina Vidal, que considera "inaceptables" e "irresponsables" los argumentos esgrimidos por Estados Unidos. 

Aunque las autoridades estadounidenses reconocen que no saben qué causó el malestar denunciado por el personal diplomático en la isla, el FBI seguirá investigando la seguridadad de su personal en la La Habana.

Ataques "con microondas"

El senador Marco Rubio, que ha presidido la sesión, ha reconocido que quizás los ataques no fueron acústicos, pero ha insistido en que de lo que no hay duda es de que ocurrieron y de que el Gobierno cubano o los perpetró o tenía conocimiento al respecto.

"Bueno, posiblemente no son acústicos, posiblemente utilizaron microondas u otra tecnología, pero es irrelevante, es importante saber cuál fue el método que fue utilizado pero es como decir que no sabemos si lo mataron con un cuchillo o con un arma de fuego, al final del día supimos que hubo un ataque", ha señalado el senador cubanoestadounidense a Efe tras la sesión.

Posiblemente no son acústicos, posiblemente utilizaron microondas u otra tecnología

"Nadie disputa que hubo 24 estadounidenses [personal de la embajada o sus familiares] que en su tiempo en La Habana tuvieron síntomas similares a los que se ven en las lesiones cerebrales leves y las contusiones cerebrales", ha sentenciado.

Estos síntomas, según el doctor del FBI, Charles Rosenfarb, ha confirmado que todos los casos clínicos describían "una combinación de dolor de oído, dolor de cabeza, pitidos o zumbidos en los oídos, vértigo, problemas visuales para enfocar, desorientación, náuseas y fatiga extrema" en las personas que alegan haber estado expuestas a los sonidos entre varios minutos y horas. Rosenfarb ha explicado además que, si bien los síntomas remitieron en la mayoría de los pacientes en días, otros desarrollaron problemas cognitivos, entre ellos la dificultad para concentrarse, problemas de atención y memoria, pérdida de audición, dolores de cabeza recurrentes o trastornos del sueño. 

Admite desconocer quién está detrás de los supuestos ataques

Tras varios meses de pesquisas, Rubio ha obtenido la confirmación de los tres representantes del Departamento de Estado de lo que, según Estados Unidos, son hechos comprobados sobre el asunto.

En la audiencia, que ha durado poco más de hora y media, los representantes del Departamento de Estado han tenido que reconocer que, más de un año después del primer ataque registrado, Estados Unidos no sabe ni quién está detrás de ellos ni está seguro de su naturaleza.

El secretario de Estado adjunto para Latinoamérica y el Caribe en funciones, Francisco Palmieri, ha sostenido en varias ocasiones que EE.UU. no tiene pruebas de que agentes del Gobierno cubano perpetraran los ataques pero ha insistido en que La Habana, como mínimo, "falló" en su deber de proteger al personal estadounidense en la isla.

Estados Unidos continúa investigando este caso, del que las autoridades cubanas niegan tener culpabilidad o conocimiento.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente