Anterior El Supremo avala el 'impuesto al sol' que aprobó el Gobierno en 2015 Siguiente Puigdemont asegura que si el Gobierno activa el 155, levantará la suspensión de la declaración de independencia Arriba Ir arriba
Detalle del estrado de la Asamblea General de la ONU
La ONU ha mostrado su preocupación por las escenas de violencia vistas el 1-O en Cataluña. REUTERS
Referéndum en Cataluña

La ONU pide una investigación imparcial sobre la violencia en Cataluña

|

El alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Hussein, se ha mostrado muy "perturbado" por la violencia ocurrida en Cataluña este domingo en el transcurso del referéndum de independencia del 1-O y pidió una investigación independiente e imparcial sobre "todos los actos de violencia". Pero no es el único organismo supranacional que ha mostrado su preocupación por las imágenes de violencia vistas este fin de semana. También se han manifestado alarmadas por estos hechos la OSCE y Amnistía Internacional, organización que también demanda una investigación "exhaustiva".

En un comunicado, el máximo responsable de Derechos Humanos de la ONU dijo que las respuestas policiales deben ser "proporcionales". Afirma, asimismo, que la situación actual "debe resolverse a través del diálogo político, con el total respeto a las libertades democráticas".

"Estoy muy perturbado por la violencia en Cataluña el domingo. Con cientos de personas heridas, urjo a las autoridades españolas a que se aseguren una investigación rigurosa, independiente e imparcial sobre todos los actos de violencia", afirma en el texto.

Asimismo, el alto comisionado hizo un "llamamiento" al gobierno español para que "sin demora" acepte las peticiones de visitas de todos los expertos en derechos humanos de la ONU que así lo deseen, sin especificar ninguno de los más de medio centenar existentes

Según el balance ofrecido este lunes por el Departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña, ha habido un total de 893 heridos y contusionados -dos de ellos graves- en los enfrentamientos, a veces violentos, con los cuerpos de seguridad del Estado, que se hicieron cargo de las acciones de desalojo de los colegios electorales ocupados por los partidarios de la independencia y de la incautación de material relacionado con la votación.

Mientras los jueces investigan la "inacción" de los Mossos d'Esquadra, la policía autonómica a la que se había encargado previamente el cierre de los colegios, Generalitat catalana por un lado y Policía Nacional y Guardia Civil por otro se han cruzado denuncias.

El Govern ha denunciado la desproporción de las actuaciones de las fuerzas de seguridad del Estado, en unas imágenes de las que se ha hecho eco la prensa internacional y que han suscitado también la advertencia de la UE contra el uso de la violencia como "instrumento en política" y la llamada al diálogo entre los interlocutores catalanes y del Estado.

Llamada de atención de la OSCE

También la oficina de Instituciones Democráticas y Derechos Humanos de la OSCE (la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, de la que forma parte España) ha pedido al Gobierno que garantice el respeto a las libertades fundamentales de reunión y expresión.

"Las autoridades españolas deben asegurar que la Policía usa la fuerza solo cuando sea necesario y adhiriéndose estrictamente al principio de proporcionalidad", ha declarado la directora de la oficina, Ingibjörg Sólrún Gísladóttir.

"Esto significa también facilitar las reuniones pacíficas y confiar en la comunicación y en medidas de desescalada para reducir la tensión", ha añadido.

Amnistía Internacional habla de uso excesivo de la fuerza

Por su parte, Amnistía Internacional ha constatado sobre el terreno que la Policía Nacional y la Guardia Civil usaron la fuerza de forma "excesiva y desproporcionada" contra personas que se resistían "pasivamente" a la orden del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) de impedir el referéndum.

Por ello, exige también que se abra con urgencia una investigación "exhaustiva, inmediata e imparcial por parte de las autoridades españolas sobre el uso excesivo y desproporcionado de la fuerza" por parte de los cuerpos de seguridad, ha destacado en un comunicado.

Aunque la Policía y la Guardia Civil han sido "claramente obstaculizadas en el ejercicio de sus funciones" en numerosos centros de votación, el director de Amnistía en España, Esteban Beltrán, cree que "estos actos deben ser investigados" y sus responsables llevados ante la justicia.

La organización de derechos humanos envió hace unos días una delegación de cinco personas para monitorear la situación en Cataluña, y este fin de semana ha visitado numerosos centros de votación, donde ha recopilado diversos testimonios y declaraciones.

AI recuerda que mientras los participantes de una reunión o manifestación no opongan resistencia violenta a la policía, ésta no puede usar la fuerza, que debe ser la "mínimamente necesaria y siempre proporcionada al objetivo que se quiere conseguir"

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente