Anterior Estabilizado el incendio de Gran Canaria Siguiente Puigdemont difunde los colegios electorales del 1-O y dice tener "planes de contingencia" para votar Arriba Ir arriba
Colau se opone al PSC al decir que se podrá votar en Barcelona el 1-O pese al dictamen del secretario

Colau se opone al PSC al decir que se podrá votar en Barcelona el 1-O pese al dictamen del secretario

  • El secretario municipal dictamina que Colau debe acatar la providencia del TC

  • En un informe, declina que acceda a ceder locales para votar en el referéndum

  • La alcaldesa insiste en su "compromiso" de que "se pueda participar"

|

El secretario del Ayuntamiento de Barcelona ha dictaminado este jueves que la alcaldesa Ada Colau debe acatar la providencia del Tribunal Constitucional que anulaba la ley del referéndum y advertía a los alcaldes de su "deber de impedirlo" y no colaborar en el 1-O cediendo colegios electorales porque, de lo contrario, puede tener consecuencias penales.

Un dictamen que ahonda en la división en la Alcaldía, porque, aunque Colau ha insistido después en que mantendrá su "compromiso" de que en la capital catalana se pueda "participar" el día del referéndum, sin añadir más detalles, el segundo teniente de alcalde, el socialista Jaume Collboni, defiende que esa decisión no se ha tomado en el consistorio y que este cumplirá con la ley.

En un informe de 15 páginas, que no tiene carácter preceptivo, el secretario general del consistorio declina así que el Ayuntamiento pueda acceder a las peticiones de la Generalitat de ceder locales para la celebración del referéndum independentista, suspendido por el Tribunal Constitucional.

En las conclusiones, se subraya que la puesta a disposición de la Generalitat de los locales que se utilizan habitualmente para votar supondría incumplir un mandato "expreso, claro y taxativo" del Tribunal Constitucional, que vincula a "la alcaldesa, el Ayuntamiento de Barcelona y sus trabajadores y trabajadoras en ejercicio de sus funciones públicas".

Además, recuerda, dicho mandato del TC advierte de las "eventuales responsabilidades, incluida la penal", en que podrían incurrir todos los poderes públicos en el caso de no atender a su requerimiento, tal y como ha señalado la Fiscalía General del Estado, a cuya instrucción a los fiscales catalanes remite también el escrito.

Colau mantiene su "compromiso" y el PSC lo rechaza

Sin embargo, Colau ha señalado a través de Twitter nada más trascender el contenido del informe que cumplen con su "compromiso" de que en Barcelona "se pueda participar sin poner en riesgo a la institución ni a sus funcionarios", aunque no aclara cómo lo harán y si cederán los locales.

La alcaldesa no ha querido dar ningún detalle del acuerdo con la Generalitat para facilitar el 1-O en Barcelona, pero ha afirmado, en una entrevista en TV3 recogida por Efe, que es compatible con el informe del secretario municipal y con la posición del PSC, que rechazan la posibilidad legal de ceder colegios electorales.

Los barceloneses podrán votar "con normalidad", ha dicho Colau, quien ha asegurado que lo dicho por Collboni y el secretario municipal "coincide" con su posición: "facilitar la participación política el 1-O y preservar la seguridad de la institución y de los funcionarios", tal como ya le comunicó al presidente catalán, Carles Puigdemont, en el requerimiento de la Generalitat para ceder colegios electorales.

Collboni que no hay ningún acuerdo con el gobierno municipal

Por su parte, el segundo teniente de alcalde, Jaume Collboni, del PSC, ha afirmado que "si ha habido acuerdo" para el 1 de octubre no ha sido entre la Generalitat y el gobierno municipal, ya que este no facilitará "ni locales ni medios" para la votación.

En declaraciones a Efe, Collboni ha respondido así a las palabras de la alcaldesa y ha defendido que lo comunicado por Colau "no se ha tomado dentro del gobierno de la ciudad y no se ha debatido", y que el consistorio barcelonés no incumplirá la legalidad y hará caso el informe del secretario general del Ayuntamiento.

El hecho es que la propia Colau había paralizado la cesión de instalaciones municipales para el referéndum y había solicitado al secretario que estudiara la petición de la Generalitat enviada a los ayuntamientos. La alcaldesa había asegurado del mismo modo el lunes que haría todo lo "posible" por que se pudiera votar en Barcelona en el referéndum sin poner en peligro la institución.

Frente a la contrariedad del socio de la alcaldesa en el gobierno municipal, este tuit de Colau sí fue aplaudido como una "buena noticia" por el presidente catalán, Carles Puigdemont, en la misma red social.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente