Enlaces accesibilidad

SpaceX lanza por primera vez un cohete reciclado al espacio y consigue hacerlo retornar

  • El Falcon 9 regresó el año pasado de un vuelo espacial y ha sido reutilizado
  • Fue lanzado el jueves y ha aterrizado de nuevo en una plataforma oceánica
  • La compañía espera ahorrar costes y tiempo de los viajes espaciales

Por
SpaceX lanza por primera vez un cohete reciclado al espacio y consigue hacerlo retornar

Un cohete Falcon 9 del proyecto SpaceX Falcon 9, que regresó del espacio el pasado año, ha sido relanzado con éxito desde Florida, Estados Unidos, en el que ya es el primer lanzamiento con éxito de un cohete reciclado, y ha retornado de nuevo a una plataforma oceánica.

Son dos hitos sin precedentes, "un día grande", ha dicho el multimillonario fundador del proyecto SpaceX, Elon Musk, que pretende con estos hechos avanzar en reducir los costes espaciales y acortar los periodos de tiempo entre los lanzamientos al espacio. "Mi mente está en una nube", ha asegurado.

Para llegar hasta este punto, han sido necesarios 15 años para que la compañía Space Exploration Technologies Corp demostrara que un cohete que llega de vuelta del espacio al océano pueda ser reciclado y volver a lanzarse.

Musk ha asegurado que el siguiente reto es hacer que un cohete utilizado pueda volver a ser lanzado al espacio en un plazo de 24 horas, algo que espera conseguir antes de que acabe el año.

"La humanidad podría convertirse en una civilización espacial"

"El potencial es el de reducir cien veces el coste de acceso al espacio. Si conseguimos lograrlo, significaría que la humanidad puede convertirse en una civilización espacial y salir a las estrellas. Eso es lo que queremos para el futuro", ha añadido.

El cohete Falcon 9, que salió al espacio por primera vez en abril de 2016, abandonó este jueves el Kennedy Space Center a las 6.27 p.m. para establecer un satélite de comunicaciones en órbita con sede en Luxemburgo.

La sección principal de la sonda fue separada del resto del cohete y voló de nuevo hacia la plataforma en el Atlántico, donde aterrizó con éxito por segunda vez.

"Hemos hecho un poco de historia hoy para abrir la puerta a una nueva era de viajes espaciales", ha dicho el responsable tecnológico del SES, Martin Halliwell, en una rueda de prensa posterior.

El primer paso fue conseguir que un cohete lanzado al espacio aterrizara, y no cayera, en una plataforma, algo que se logró con éxito por primera vez en diciembre de 2015 y que desde entonces se ha logrado en siete ocasiones más. El Falcon 9 es la misión número 33 de la compañía.

La compañía prevé reducir los costes de los lanzamientos un 30% con la reutilización de los cohetes. El coste del mismo ha sido de 62 millones de dólares, aunque la empresa no ha especificado cuál sería el coste de lanzar un cohete reciclado.

Noticias

anterior siguiente