Enlaces accesibilidad

Un juez cita a declarar como investigado al capitán del mercante ruso que hundió al pesquero

  • También ha citado por la misma razón al primer oficial del barco ruso
  • Asimismo ha ordenado averiguar quién es el propietario del mercante
  • La principal hipótesis es que el accidente fue por un error de navegación
  • Localizan lo que podría ser un cadáver cerca del pesquero hundido

|

Por
Las labores de búsqueda de los pescadores desaparecidos
Fotografía facilitada por Salvamento Marítimo de las labores de búsqueda de los pescadores desaparecidos. EFE EFE

Un juez de Barcelona ha citado para este viernes como investigados por un delito de imprudencia al capitán y al primer oficial del mercante ruso MID Volga 2, que el pasado lunes embistió y hundió en Barcelona al pesquero El Fairell, dos de cuyos ocupantes se encuentran todavía desaparecidos. 

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), el titular del juzgado de instrucción número 19 de Barcelona ha incoado diligencias previas por un delito de imprudencia en relación a este accidente y ha citado para este viernes a declarar, en calidad de investigados, al capitán y al primer oficial del mercante ruso, al ser los máximos responsables de la embarcación.

El juez también ha ordenado diligencias para averiguar quién es el propietario del mercante y su compañía aseguradora.

El mercante, de 140 metros de eslora, embistió por el lateral izquierdo el pasado lunes por la tarde al pesquero El Fairell, de 25 metros de eslora, que se hundió inmediatamente hasta una profundidad de unos 160 metros a una distancia de una milla y media de la salida del Puerto de Barcelona.

Por un error de navegación

Según la principal hipótesis que manejan los investigadores, el mercante embistió al pesquero por un error de navegación, cuando salía de Barcelona y se dirigía hacia el puerto egipcio de Alejandría.

La tripulación del mercante ruso, integrada por una docena de personas, pudo rescatar al patrón y a un marinero de El Fairell, si bien sus dos acompañantes, un pescador marroquí de 34 años y un senegalés de 37, desaparecieron, por lo que desde entonces se ha activado un amplio dispositivo de búsqueda, todavía sin resultado.

La Guardia Civil interrogó el pasado lunes por la noche al capitán, a un oficial y a un marinero del mercante ruso -las tres personas que iban en el puente de mando de la embarcación-, que dieron negativo en el control de alcoholemia.

Por su parte, los dos supervivientes, que también dieron negativo en el control de drogas y alcohol, testificaron este miércoles durante unas dos horas ante la Guardia Civil, en el marco de su investigación abierta para aclarar las circunstancias del accidente.

El mercante ruso permanece inmovilizado, por orden de Capitanía Marítima, en el dique sur de la zona de ampliación del Puerto de Barcelona, a la espera de que se diriman las actuaciones e investigaciones tanto judiciales como por parte de la Comisión Nacional de Investigación de Accidentes e Incidentes Marítimos (CIAIM) y que Capitanía Marítima imponga las correspondientes medidas cautelares.

Localizan lo que parece un cadáver cerca del pesquero hundido

Paralelamente, la labor de búsqueda de los dos pescadores desaparecidos desde el pasado lunes -un marroquí de 34 años y un senegalés de 37 años- ha dado los primeros resultados, con el hallazgo por la tarde de un cuerpo en las inmediaciones de El Fairell, que podría ser uno de ellos.

El cuerpo, que está situado en el fondo marino, cerca del pesquero, lo ha localizado el robot submarino ROV-Comanche, que desde anoche esta inspeccionando le embarcación en búsqueda de los dos desaparecidos, que se sospecha que quedaron atrapados en la nave o en sus redes.

Tras el hallazgo, Salvamento Marítimo iniciará el complejo proceso para retirar el cuerpo del mar y, una vez en tierra, entregarlo a las fuerzas policiales para su identificación, según fuentes cercanas al caso.

El ROV-Comanche se centró anoche en limpiar el casco y retirar los obstáculo que le impedían aproximarse al pesquero y, una vez efectuada esta primera fase, inició una inspección exhaustiva de El Fairell, en la que se ha descartado que los dos cuerpos estuvieran en su interior. Fue a primera hora de la tarde, mientras el robot inspeccionaba los alrededores de la embarcación hundida, cuando se ha hallado lo que podría ser el cuerpo de uno de los dos pescadores desaparecidos.

Noticias

anterior siguiente