Enlaces accesibilidad

Hollande asegura que su "último deber" será evitar la victoria de Marine Le Pen

  • El presidente francés considera inevitable una Europa de diferentes velocidades
  • Los dirigentes de Francia, Alemania, Italia y España se reúnen este lunes en Versalles

Por
El presidente francés Francçois Hollande en un acto oficial en París
El presidente francés Francçois Hollande en un acto oficial en París AFP PHOTO / Jacques DEMARTHON

El presidente francés François Hollande, que dejará el cargo en mayo, ha asegurado en una entrevista de prensa que su "último deber" es evitar una victoria de la líder ultraderechista Marine Le Pen y de su programa político en las próximas elecciones presidenciales.

Según Hollande, Le Pen representa un peligro real para el proyecto europeo, por lo que Francia "no cederá". El presidente ha resumido los puntos del programa del Frente Nacional y de otros partidos en auge en el continente: "dejar Europa, cerrarse al resto del mundo y concebir un futuro rodeado de barreras y toda clase de fronteras defendidas por torres de vigilancia".

"Mi último deber es asegurarme de que este programa no gana Francia, y que Francia no carga con una responsabilidad tan pesada", ha declarado Hollande en la entrevista, publicada por varios diarios europeos.

El presidente francés considera inevitable una Unión Europea de "diferentes velocidades", y ha advertido al Reino Unido que una vez que abandone la UE perderá todos los beneficios de la pertenencia.

Cumbre en Versalles

Hollande será este lunes el anfitrión de una reunión en Versalles a la que asistirán los mandatarios de Alemania, Italia y España. El encuentro informal entre Hollande, Angela Merkel, Paolo Gentiloni y Mariano Rajoy tendrá lugar por la tarde, y no se espera ningún anuncio de importancia.

"No se trata de definir entre cuatro cómo tiene que ser Europa, no es nuestra concepción", advirtió Hollande el pasado 20 de febrero en Málaga.

Los dirigentes de los cuatro países con más peso en la UE buscarán una posición común respecto a los retos que afronta la Unión Europea, como la presidencia de Donald Trump o el Brexit.

La cita servirá para esbozar una posición común de cara a las próximas cumbres europeas del 9 y 10 de marzo en Bruselas y la del 25 de marzo en Roma. Esta última coincide con el 60º aniversario del Tratado de Roma.

Noticias

anterior siguiente