Enlaces accesibilidad

Gentiloni acepta formar Gobierno en Italia y promete una nueva ley electoral

  • El ministro de Exteriores era uno de los favoritos para suceder a Renzi
  • Tras aceptar, ha prometido trabajar por una nueva ley electoral
  • Ha iniciado la ronda de contactos para formar Gobierno
  • La oposición llama a la movilización y reclama nuevas elecciones

Enlaces relacionados

Por
Paolo Gentiloni comienza las consultas para formar Gobierno en Italia

El ministro de Exteriores italiano, Paolo Gentiloni, ha aceptado este domingo el encargo del presidente de la República italiana, Sergio Mattarella, de formar un nuevo Gobierno tras la dimisión de Matteo Renzi por el fracaso en el referéndum del 4 de diciembre.

"Agradezco al presidente de la República el encargo que me ha conferido. Trataré de llevar a cabo la tarea con dignidad y responsabilidad", ha dicho ante los medios después del anuncio de su nombramiento por el secretario general de la República italiana, Ugo Zampetti.

Gentiloni se ha mostrado dispuesto a "facilitar el trabajo de las fuerzas parlamentarias para definir con una necesaria brevedad las nuevas reglas electorales" y, ya por la tarde, ha comenzado con las consultas para la formación de un nuevo Gobierno en Italia que ponga fin a la crisis política del país.

Uno de los hombres más fieles a Renzi durante su Ejecutivo, Gentiloni deberá ahora hacerse cargo del nuevo Gobierno después de que el político florentino dimitiera por el rechazo de los italianos mostrado en las urnas a su reforma constitucional el pasado día 4.

Gentiloni, un continuista fiel a Renzi encargado de Exteriores

"Soy consciente de la urgencia de dar a Italia un Gobierno en plenitud de sus poderes para afrontar con la máxima determinación los compromisos internacionales, económicos y sociales, comenzando por la reconstrucción de las zonas golpeadas por el terremoto", ha declarado el nuevo primer ministro.

El ministro había sido convocado por el presidente en el Palacio del Quirinale, sede de la Jefatura del Estado, para tratar el futuro del Gobierno horas después de que concluyeran las consultas con el resto de partidos políticos.

Gentiloni era uno de los favoritos, junto al ministro de Economía, Pier Carlo Padoan, para ocupar el puesto de primer ministro, en sustitución de Mateo Renzi, quien presentó su dimisión tras el fracaso en el referéndum celebrado hace una semana.

Los retos a los que se enfrenta

Gentiloni ha afirmado que durante su legislatura, tratará de poner en marcha con brevedad una nueva ley electoral que permita celebrar elecciones.

También tendrá que hacer frente a la situación delicada de la banca italiana, ya que este domingo termina el plazo para que el Monte de Paschi logre una financiación de 5.000 millones de euros para evitar la quiebra.

Otro de los retos a los que tendrá que hacer frente, puesto que no se espera que se celebren elecciones hasta la próxima primavera, es el de organizar con Italia la cumbre del G7 del año que viene en Sicilia.

También el 60 aniversario de la firma de Tratado de Roma, que organizará Italia el próximo año, además de asistir a los evacuados por los terremotos que han asolado el centro del país y la reconstrucción de las localidades afectadas.

Gentiloni, que ha reconocido que asume el cargo después de que Renzi haya manifestado "su voluntad de no aceptar un nuevo mandato", ha confirmado que, para la constitución de su Ejecutivo, tendrá en cuenta las reflexiones de Mattarella tras la ronda de consultas mantenidas con todas las fuerzas políticas.

"En estas conversaciones también se ha puesto de manifiesto la falta de disponibilidad por parte de fuerzas de la oposición de no compartir la responsabilidad de un nuevo Ejecutivo", ha dicho el que será nuevo primer ministro.

Inicia su ronda de contactos

Tras anunciar la noticia, Gentiloni comenzó inmediatamente su ronda de contactos para formar Gobierno y conversó con miembros de Democrazia Solidale-Centro Democratico, Scelta Civica y Sinistra Italiana.

Antes de iniciar estos contactos, Gentiloni se reunió en el Ministerio de Exteriores con los ministros de Economía, Pier Carlo Padoan, de Políticas Agrícolas, Maurizio Martina, y de Desarrollo Económico, Carlo Calenda, según medios locales.

El lunes será el turno del Partido Demócrata (PD), en el Gobierno; de la coalición conservadora Area Popolare; de Forza Italia, del ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi, y del ultraconservador "Fratelli d'Italia", de Giorgia Meloni.

También están convocados para mañana el Movimiento Cinco Estrellas y la xenófoba Liga Norte, que han mostrado su rechazo a la formación de este Ejecutivo, el cuarto no elegido en las urnas en los últimos cinco años en Italia, y han pedido elecciones con la mayor celeridad posible.
Ambas formaciones no participarán en las consultas, según los medios italianos.

La oposición reclama nuevas elecciones

El Partido Demócrata, en el Gobierno, había expresado su intención de conformar un Ejecutivo que contara con la participación de todas las fuerzas políticas.

Sin embargo, los partidos de la oposición como el populista Movimiento Cinco Estrellas (M5S), la xenófoba Liga Norte o la ultraconservadora "Fratelli d'Italia" han llamado a la movilización popular para pedir que se convoquen elecciones, tras el nombramiento de Paolo Gentiloni como primer ministro en Italia.

Critican que este vaya a ser el cuarto Ejecutivo no elegido en las urnas en los últimos cinco años: después de los de Mario Monti (2011-2013), el de Enrico Letta (2013-2014) y el de Renzi (2014-2016).

"Gentiloni llega al Palacio Chigi (sede del Gobierno) como si nada, como si la solicitud de los ciudadanos de poder participar en las elecciones políticas no existiera. Gentiloni es el maniquí de Renzi", ha dicho el vicepresidente en la Cámara de los Diputados y miembro del M5S, Luigi Di Maio.

Para Di Maio, "no cambia nada hasta que no se les dé la palabra a los ciudadanos con el voto" y por ello no trasladarán su apoyo al nuevo Ejecutivo.

"Recordemos que este es un gobierno ilegítimo, que se basa en la traición a los electores. No hablamos de colaboración, hablamos de movilización, de manifestarse contra el Gobierno de manera pacífica", ha zanjado.

También el líder de la xenófoba Liga Norte, Matteo Salvini, ha condenado con dureza la formación de este nuevo Gobierno y ha llamado a los ciudadanos a protestar en concentraciones que fechó para el 17 y 18 de diciembre.

"Increíble. El domingo pasado 32 millones de italianos votaron para elegir su constitución y la mayoría echó a Renzi. Hoy el Partido Demócrata (PD), (el presidente de la República italiana Sergio) Mattarella y (el expresidente Giorgio) Napolitano se inventan un cuarto primer ministro no elegido por nadie", lamentó con un mensaje en Facebook.

La presidenta del ultraconservador "Fratelli d'Italia", Giorgia Meloni, también ha mostrado su oposición en la misma red social: "Si el PD piensa en llegar al final de la legislatura (2018) con el cuarto Gobierno consecutivo no elegido por los electores, que sepa que nos encontrará el 22 de enero con todos los italianos que creen que la soberanía pertenece al pueblo".

Noticias

anterior siguiente