Anterior Prisión incondicional y sin fianza para el asaltante de la frontera de Melilla Siguiente El número de parados bajó en 340.700 en el segundo trimestre y la tasa de desempleo cayó al 17,22% Arriba Ir arriba
El cerebro del caso Malaya, Juan Antonio Roca, en una imagen de archivo
El cerebro del caso Malaya, Juan Antonio Roca, en una imagen de archivo. EFE Daniel Pérez

El cerebro del 'caso Malaya', Juan Antonio Roca, disfrutará de su primer permiso penitenciario

  • Juan Antonio Roca tiene pendiente más de un centenar de procedimientos

  • Ingresó en prisión en 2006 y desde entonces no ha recibido ningún permiso

|

El cerebro del caso Malaya, Juan Antonio Roca, exasesor urbanístico del Ayuntamiento de Marbella, disfrutará de su primer permiso penitenciario de tres días de duración, después de más de 10 años en prisión.

La decisión del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional responde al visto bueno de la junta de tratamiento de la prisión de Alhaurín de la Torre, en Málaga, donde Roca cumple condena, según han informado a Efe fuentes jurídicas.

Roca tiene pendiente más de un centenar de procedimientos y está cumpliendo condena firme por los casos Saqueo 1, Minutas, Belmonsa, Urquía y Malaya.

Juan Antonio Roca ingresó en prisión el 29 de marzo de 2006 y desde entonces no se le ha concedido ni un solo permiso.

Roca ha cumplido más de la mitad de la condena

El pasado mes de mayo, el tribunal que condenó a Roca decidió la acumulación de las penas del reo para un cumplimiento máximo de veinte años, con lo que ya habría cumplido más de la mitad de la condena, con lo que satisface los requisitos para el disfrute de beneficios penitenciarios.

Poco después de esa decisión, la Fiscalía General del Estado rechazó la propuesta de Roca de declararse culpable en más de 120 procedimientos para intentar conseguir disfrutar de beneficios penitenciarios.

Otro de los procesados por el caso Malaya, el exalcalde de Marbella Julián Muñoz, salió de la cárcel en régimen de tercer grado en 2008, tras haber ingresado en prisión preventiva en 2006. El pasado mes de marzo, la Audiencia de Málaga confirmó el tercer grado para él por enfermedad incurable.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente