Anterior El Senado de EEUU aprueba la ley para reestructurar la deuda de Puerto Rico Siguiente Turquía ante el Estado Islámico: de la indulgencia a la confrontación Arriba Ir arriba
Durante las comidas, un 60% de los españoles deja el teléfono sobre la mesa, la mayoría con sonido.
Durante las comidas, un 60% de los españoles deja el teléfono sobre la mesa, la mayoría con sonido.

Ocho de cada diez españoles están pendientes del móvil mientras comen

  • Un 90% cena viendo la televisión

  • El 25% "dedica 15 minutos o menos a comer entre semana"

  • Son datos de un un estudio de la Universidad de Zaragoza

|

Los españoles comen hiperconectados, rápido y solos, y un 90% cena viendo la televisión, según un estudio de la Universidad de Zaragoza, que analiza los hábitos y rutinas de las comidas. El estudio revela que 8 de cada 10 personas están pendientes del móvil mientras comen. De estos, un 60% deja el teléfono sobre la mesa, la mayoría con sonido. "En el estudio hemos observado que la tecnología está cada vez más presente en nuestras comidas", ha señalado Elena Espeitx, autora de este trabajo.

Estas son las principales conclusiones del estudio Cómo comen los españoles, realizado por el Grupo de Investigación Bienestar y Capital Social del centro universitario, sobre una muestra de 1.500 entrevistas online, representativas de la población española.

Las mujeres están más pendientes del móvil que los hombres, quienes suelen guardarlo en el bolsillo, aunque también con sonido. Se come en compañía de la televisión; en el almuerzo, el 50% la mantiene encendida, cifra que se dispara al 90% en la cena.

El tiempo es otro condicionante. El 25% de los españoles "dedica 15 minutos o menos a comer entre semana", ha subrayado la autora de la encuesta. Aunque si hablamos de jóvenes entre 18 y 24 años, la cifra aumenta hasta un 50%. El principal responsable de esta brevedad en las comidas es el trabajo, señala Elena Espeitx. Para 6 de cada 10 españoles, los compromisos laborales son lo que más tiempo restan a sus comidas.

Rapidez en la comida

La rapidez al comer puede tener consecuencias negativas para la salud. Según recoge el estudio, más del 50% de las mujeres afirma notar alguna molestia digestiva (como mala digestión, pesadez, acidez) cuando dedica poco tiempo a esta actividad. La soledad también protagoniza las comidas. En el caso de las grandes ciudades, como Madrid o Barcelona, hasta un 40% de los trabajadores comen solos entre semana.

"El componente social, al menos entre semana, se está perdiendo. Lo interesante es que el 88% afirma dedicar más tiempo a sus comidas si se encuentran acompañados y el 67% se siente muy feliz cuando comparten mesa con la gente que quieren, es decir, que valoran muchísimo esta dimensión social", ha destacado la responsable del estudio.

Para Elena Espeitx, "es positivo que la sociedad reflexione sobre sus hábitos y se plantee cómo hacer de sus comidas un momento más placentero".

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente