Enlaces accesibilidad

El presidente de Murcia recibe la querella del fiscal contra él por la construcción de un auditorio

  • Los hechos, que denuncia el PSOE, son de su etapa de alcalde de Puerto Lumbreras
  • El 'popular' Pedro Antonio Sánchez confía en que el caso se archive "cuanto antes"

Por
El presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, tras comparecer ante la juez por el 'caso Auditorio'
El presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, tras comparecer ante la juez por el 'caso Auditorio' EFE

El presidente del Gobierno de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, ha comparecido este miércoles ante la juez del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Lorca para recibir la querella del fiscal interpuesta contra él y otra veintena de personas por presuntos delitos cometidos en la construcción del auditorio de Puerto Lumbreras en la etapa en la que fue alcalde de esta población. A su llegada, el dirigente del PP ha mostrado su confianza en que la justicia "lo aclare todo y lo haga cuanto antes".

La querella del caso Auditorio, originada por una denuncia del PSOE, hace mención a un delito continuado de prevaricación en su etapa como alcalde, malversacion de caudales públicos, prevaricación y falsedad en documento oficial.

La Fiscalía hace referencia a "indudables indicios o evidencias delictivas, el encargo al arquitecto de la redacción de un anteproyecto para la construcción del auditorio, la apariencia de legalidad del concurso convocado, la manipulación en la fijación del precio y otros extremos".

Y se advierte de la participación "decisiva" en esa "ilícita" actividad de Sánchez, ya que en aquellos momentos era alcalde e impulsó desde su cargo la supuesta comisión de estos delitos, informa Europa Press.

Pedro Antonio Sánchez espera su archivo

El presidente murciano, Pedro Antonio Sánchez, ha señalado a los periodistas que esta es la denuncia "número 16" que el PP de Puerto Lumbreras ha interpuesto contra él y ha asegurado que las 15 anteriores fueron "archivadas".

Actualmente, Sánchez es diputado regional, por lo que tiene la condición de aforado y la magistrada del juzgado de Lorca no podría imputarle, sino que deberá remitir el caso al Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Murcia si aprecia indicios de delito.

La sala de admisión del TSJ de Murcia ya admitió el pasado mes de marzo su competencia para el conocimiento de la querella, dada la condición de aforado del entonces consejero de Educación, Cultura y Universidades, pero la remitió al partido judicial de Lorca dado que resultaba "inviable", por el momento, "la individualización inequívoca y relevante de dichos hechos contra la única persona aforada que justificaría la atribución de competencia de esta Sala".

Noticias

anterior siguiente