Anterior El rey llama a la "unidad de todos" para conseguir "grandes éxitos" como Barcelona 92 Siguiente Rajoy, testigo de Gürtel y primer presidente que declara en un juicio Arriba Ir arriba
Helicóptero de las Fuerzas Armadas colombianas sobrevolando el departamento del Chocó el pasado viernes. AFP AFP PHOTO/LUIS ROBAYO

Las FARC dicen que este martes liberarán a dos soldados, pero sigue la tensión con el Gobierno

  • La guerrilla considera difícil reanudar el diálogo de paz en el mismo punto

  • Bogotá exige la entrega de otros tres rehenes, pero todavía no hay fecha

|

La guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) ha anunciado que ya “está en marcha” el operativo para liberar a dos soldados que fueron secuestrados este mes y se prevé que su entrega se concrete este martes, aunque también han advertido de que el Ejército debe cesar su actividad en esa zona y de que será difícil reanudar la negociación de paz.

"En la madrugada de hoy (lunes) ha sido activado el Acuerdo Humanitario Especial que retornará mañana martes a la libertad a los soldados profesionales Paulo César Rivera y Jonathan Andrés Díaz, desde un lugar de las sabanas del Arauca", una región del este del país, han indicado los negociadores de paz de la guerrilla en un comunicado fechado en La Habana.

Según el grupo armado, fueron capturados “en combate” el pasado 9 de noviembre y como mediadores para su liberación han actuado los países que actúan como “garantes” del proceso de paz, Cuba y Noruega, y se cuenta con la participación del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

"Bombardeos" en el Chocó

En el mismo comunicado, los insurgentes han reiterado sus críticas al despliegue militar en las zonas del Chocó (noroeste) donde también deben ser liberados otras personas secuestradas la semana pasada, el general Alzate, al cabo Jorge Rodríguez y a la abogada Gloria Urrego.

Según las FARC, se trata de un "ruidoso" operativo "presentado por el ministerio de Defensa como un despliegue para proteger a la población", pero que "no es otra cosa que una aventurera y arriesgada pretensión de rescate del general y sus acompañantes". "Además de bombardeos, desembarcos y sobrevuelos de inteligencia técnica, se han presentado choques terrestres con la guerrilla", ha asegurado.

"Esperamos que el Ministerio de Defensa, actúe con prudencia para no obstruir la liberación” de los últimos secuestrados.

Esa acción llevó al Gobierno colombiano a suspender los diálogos de paz con las FARC que tienen lugar en Cuba. El presidente, Juan Manuel Santos, ha dicho que sus negociadores de paz regresarán a La Habana cuando se concrete la liberación de estas cinco personas.

Ataque atribuido a la guerrilla

Con todo, el líder de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverri, alias Timochenko, ha dicho que Santos ha destruido la confianza en el proceso de paz y ha dicho que las negociaciones "no podrán reanudarse así no más", pues será necesario "hacer diversas consideraciones".

"Timochenko" ha destacado que el acuerdo de liberación días después del secuestro "marca sin duda un hito” en el modo de obrar de las FARC al que el Gobierno "corresponde con una irracionalidad absoluta", en referencia a los supuestos bombardeos y operaciones en la zona.

Fotografía facilitada por las autoridades colombianas del edificio atacado.

Por su parte, las autoridades de Colombia han suspendido indefinidamente la actividad turística en la isla de Gorgona después de que este fin de semana resultará muerto un agente y heridos varios más en un ataque a un puesto de Policía atribuido a la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Los hechos ocurrieron la madrugada del sábado en una garita situada en el Parque Nacional de Gorgona, refugio del ecoturismo ubicado a 35 kilómetros de la costa del Pacífico, donde se encontraban en ese momento dos turistas suizos y 29 ciudadanos colombianos.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente