Anterior La tasa de paro juvenil bajó del 40% en el segundo trimestre por primera vez desde finales de 2009 Siguiente El Consejo de Estado ve fundamentos para recurrir al Constitucional el Reglamento del Parlament Arriba Ir arriba
Miliciano prorruso con un kalashnikov en Ilovaisk, a 40 kilómetros al este de Donetsk.
Miliciano prorruso con un kalashnikov en Ilovaisk, a 40 kilómetros al este de Donetsk. AFP AFP PHOTO / MENAHEM KAHANA

La ONU acusa a los prorrusos de crímenes contra la Humanidad en el este de Ucrania

  • Pese a la tregua cada día mueren 13 personas en el este del país

  • La ONU ha documentado "torturas, ejecuciones y desapariciones forzadas"

  • El número total de muertos es de 4.317 y medio millón de desplazados

|

La ONU ha acusado a los grupos separatistas prorrusos de Ucrania de cometer graves violaciones de los derechos humanos en los territorios que controlan en el este del país, equiparables por su "naturaleza sistemática y generalizada" a crímenes contra la Humanidad.

Pese a la tregua declarada el pasado 5 de septiembre entre el Ejército ucraniano y los combatientes prorrusos, 13  personas mueren cada día en el este de país. Casi un millar han sido asesinadas o heridas en menos de tres meses.  Y, según la ONU,  desde que estalló el conflicto en marzo 4.317 personas han muerto y 9.921 han resultado heridas.

El último informe de la misión de derechos humanos de la ONU en este país presentado este jueves en Ginebra documenta "torturas, detenciones arbitrarias, desapariciones forzadas, ejecuciones sumarias, trabajo forzado y violencia sexual, así como la destrucción y ocupación ilegal de la propiedad".

"Son situaciones que han sido vistas y siguen siendo vistas por nuestros colegas en el terreno", ha afirmado el director para las Américas, Europa y Asia Central de la Oficina de Derechos Humanos de Naciones Unidas, Gianni Magazzeni, durante la presentación del informe, en el que se reconoce "una ruptura total de la ley y el orden, y el surgimiento de sistemas de gobierno paralelos".

Disparos contra los observadores de la OSCE

La ONU también ha señalado que ha recibido "informaciones creíbles" procedentes de diversas fuentes que indican que "cientos de personas en uniformes militares" han cruzado dos puestos la frontera entre Rusia y Ucrania "en las dos direcciones". Entre los testigos de tales movimientos están los observadores enviados por la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

"La continúa presencia de una gran cantidad de armamento sofisticado, así como de combatientes extranjeros, incluidos soldados de Rusia, afecta directamente la situación de derechos humanos en Ucrania", denuncia este quinto informe sobre los derechos humanos en Ucrania desde el inicio del conflicto, el pasado abril.

Precisamente, un grupo de observadores de la OSCE desplegado en Donetsk ha fue atacado este miércoles. "Un grupo de uniformados disparó contra miembros de la misión", ha informado la portavoz de la oficina ucraniana del organismo, Irina Gudima.

Según el organismo internacional, el incidente tuvo lugar en una carretera que une la localidad de Kurajovo con Donetsk, capital de la región y baluarte de la sublevación prorrusa contra las autoridades en Kiev, cuando de un camión con señas militares varios hombres bjaron y dispararon contra el convoy de la OSCE. Las balas impactaron a una distancia de dos metros, tras lo cual representantes de la misión se vieron obligados a "abandonar la zona inmediatamente".

Según Gudima, no se ha podido precisar si el ataque fue perpetrado por efectivos del Ejército ucraniano o por los insurgentes prorrusos que actúan en el conflictivo este de Ucrania.

Medio millón de desplazados

Desde el acuerdo del cese de las hostilidades, la cifra de desplazados internos se ha disparado hasta las 466.000 personas. A mediados de septiembre, las autoridades ucranianas tenían registradas a unas 275.000 personas.

Pese al alto el fuego miles de ucranianos siguen huyendo del conflicto en el este de Ucrania. Reuters. 

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente