Anterior La Policía mexicana difunde el retrato robot de uno de los supuestos secuestradores de la española desaparecida Siguiente El cine iberoamericano celebra su cuarta fiesta en Madrid con la mira puesta en potenciar la industria Arriba Ir arriba
La mezquita de Kufur Marir incendiada. AFP AFP PHOTO / ABBAS MOMANI

Queman una mezquita en Cisjordania en un incidente más entre palestinos e israelíes

  • La mezquita de Kufur Marir ha sufrido daños materiales

  • La Policía israelí sospecha de ultranacionalistas judíos

  • Atacan una antigua sinagoga ocupada por árabes en Galilea

|

Desconocidos han quemado una mezquita de Cisjordania y una antigua sinagoga en Israel, en el marco de la tensión que se vive en la zona en los últimas semanas y que ha tomado forma de Intifada.

El incendio de la mezquita se ha producido en Kufur Marir, cerca de Ramala, durante la madrugada del miércoles. El edificio ha sufrido graves daños en la primera y segunda planta, según informa Efe.

En el comunicado oficial, las fuerzas de seguridad aseguran que no han podido entrar en la zona para investigar debido a los desórdenes que se han generado con posterioridad al incendio.

La aldea se encuentra en una zona de gran fricción entre la población palestina y los habitantes de las colonias judías, consideradas ilegales por la legislación internacional. La Policía y los servicios secretos investigan si el suceso es obra de ultranacionalistas judíos.

Ataque a una antigua sinagoga en Galilea

En el segundo de los incidentes de la pasada madrugada, desconocidos han arrojado un cóctel molotov contra la antigua sinagoga de Shfaram, en la región de Galilea, en Israel, donde actualmente reside una población árabe.

La sinagoga, que data de hace 250 años y que seguía siendo usada durante la primera mitad del siglo XX por la pequeña comunidad judía del lugar, se convirtió en mayo pasado en un símbolo de convivencia cuando jóvenes árabes de la ciudad la pintaron y limpiaron en una iniciativa conjunta contra el odio y la intolerancia. El ataque ha producido daños leves en el exterior.

Los ataques contra mezquitas e iglesias fueron frecuentes entre 2013 y principios de 2014, y las autoridades acusan de ellos a extremistas judíos que en muy pocos casos han sido detenidos.

La tensión entre palestinos e israelíes ha escalado en las últimas semanas. En el último de los incidentes, este mismo martes, soldados israelíes mataron a un joven palestino en Hebrón en disturbios que hacen recordar a las dos Intifadas que los habitantes de los territorios ocupadados han llevado a cabo contra Israel.

Entierro del joven Mohamed Jawabreh en el campo de refugiados de Arroub. REUTERS/Ammar Awad

Un día antes, dos jóvenes israelíes, una civil y un soldado, fallecieron apuñalados en sendos ataques llevados a cabo presuntamente por palestinos.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente