Anterior Puigdemont cree que la "mejor política social" que se puede hacer en Cataluña es la independencia Siguiente 'Handia' y 'La librería' lideran las nominaciones de los Goya 2018 Arriba Ir arriba
Consejo de Ministros presidido por Benjamín Netanyahu (2º por la derecha) este domingo. AFP RONEN ZVULUN (Pool / AFP)

Netanyahu elige un 'halcón' para cubrir la vacante de Interior en Israel

  • Erdán, titular de Comunicaciones, es una figura en ascenso del conservador Likud

  • Cambia a una codiciada cartera con control sobre municipios o inmigración

|

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha elegido a Guilad Erdán, una de las promesas de su partido Likud, para cubrir la vacante en el departamento de Interior que dejó el domingo el popular político Guideon Saar.

El nombramiento, anunciado este martes por la oficina del primer ministro en un comunicado, debe ser aprobado aún por el Consejo de Ministros y por el Parlamento (Kneset).

Erdán, de 44 años, es ministro de Comunicaciones, cargo que abandonará en las próximas semanas, según la nota.

Licenciado en Derecho y con estudios de posgrado en Ciencias Políticas, este político representa al ala más derechista del partido conservador israelí que lidera Netanyahu, si bien en los últimos meses ha moderado sus posturas para no enfrentarse al jefe del Gobierno.

Movimientos internos

Guilad Erdán, que en la anterior legislatura fue ministro de Medio Ambiente, sustituirá en el cargo a quien hasta ahora era su rival más directo por la futura jefatura del Likud y, eventualmente, la del Gobierno israelí: Guideón Saar.

Saar, de 48 años y uno de los dirigentes más populares del país, anunció hace mes y medio que abandonaba la política, en medio de rumores acerca de supuestas diferencias con Netanyahu, y esta semana presentó su dimisión como ministro y diputado.

El cargo de titular del Interior es uno de los más codiciados en la compleja política local y desde él se controla la actividad de los municipios --una fuente de gran valor político en Israel-- y aspectos muy espinosos que tienen que ver con la relación entre el Estado y la religión, entre ellos la restrictiva política de inmigración.

Se trata, por ello, de un puesto generalmente demandado por los partidos ultraortodoxos, a los que el actual primer ministro corteja en las últimas semanas para una posible reestructuración de su Gobierno sin tener que acudir a elecciones anticipadas.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente