Enlaces accesibilidad

El Reina Sofía admite que "ha tocado fondo"

  • La nueva programación ofrece un espíritu didáctico y proyección internacional
  • En 2015 el museo albergará 170 obras escogidas del Kunstmuseum de Basilea
  • Reflexionará sobre lo contemporáneo con Moraza, Gadea y García Andújar

Por
Daniel García Andújar, "Armed Citizen" (1998-2006)
Daniel García Andújar, "Armed Citizen" (1998-2006) Cortesía del artista

El grueso del tesoro que alberga el Kunstmuseum de Basilea en Suiza, 170 obras que incluyen más de una veintena de artistas de la talla de Much, Kandisnki, Picasso, Giacometti, Klee, etc., podrán disfrutarse en el Museo Reina Sofía desde el 17 de marzo al 14 de septiembre de 2015. Entre ellas, 60 de las colecciones privadas Rudolsf Staechelin e Im Obersteg, también depositadas en la institución

Así lo ha anunciado este jueves en la presentación de la nueva temporada de actividades del museo su director, Manuel Borja-Villel, que ha explicado que el préstamo ha sido posible gracias al cierre por obras del museo suizo y ha resaltado que se trata de una colección extraordinaria "que nos interesa por su historia que empieza en el siglo XVII y pertenece a un país sin las rupturas provocadas por las guerras mundiales”.

Borja-Villel también ha admitido que el centro de arte "ha tocado fondo" en lo económico en ese encuentro con la prensa en el que ha presentado la nueva programación.

Una visión didáctica de lo contemporáneo

El primer conjunto de exposiciónes plantea una reflexión sobre lo contemporáneo “como categoría histórica”, considerando acontecimientos como la caída del muro de Berlín o la aparición de internet y su influencia en el arte.

Dentro de este capítulo, arrancarán los artistas Juan Luis Moraza, Patricia Gadea y Daniel García Andújar. Moraza presentará del 14 de octubre al 2 de marzo las series Repercusiones, Implejidades y Software, que contienen un desarrollo de la noción de “república” mostrando “como el arte puede servir para crear nuevas formas de gobernanza”, ha señalado Borja-Villel.

Otra línea se centra en el espacio público, físico e intelectual, un punto de vista que ya fue explorado con la muestra Playgrounds y que continúa con la exposición “Un saber realmente útil” del 28 de octubre al 9 de febrero, que reúne trabajos en diferentes formatos de 33 artistas de varias nacionalidades. La muestra plantea una reflexión sobre “como transformar el mundo a través de la educación”.

Entre el 21 de abril de 2015 y el 19 de octubre, la abstracción de la artista india Nareen Mohamedi canalizará un análisis de la modernidad y su relación con lo contemporáneo, así como el establecimiento en este sentido de los criterios que gobiernan el mundo del arte.

El Museo fuera del Museo

Y como "no todo ocurre necesariamente en las salas de Sabatini y de Nouvel", según Borja-Villel, una de las exposiciones más importantes de las organizadas fuera de estos espacios, Picasso y la modernidad española (1910-1963) se mostrará desde el 20 de septiembre hasta enero de 2015 en el Palazzo Strozzi de Florencia.

En esta muestra, que reportará al museo 300.000 euros y que es posible que también viaje a Brasil, se exhibirán obras que ayudarán a conocer el arte español a través de una figura como Picasso, "una referencia" para otros creadores.

Noventa piezas del artista malagueño, entre pinturas, esculturas, dibujos y grabados, viajarán a Florencia junto a obras de Joan Miró, Marie Blanchard, Dalí, Juan Gris, Óscar Domínguez, Jorge Oteiza o Pablo Gargallo.

Siguiendo está línea, la exposición Salvador Dalí se inaugurará en octubre en Sao Paulo; Miró último: la experiencia de mirar, tendrá una itinerancia por Estados Unidos; y Val del Omar. La mecánica mística del cine, lo hará por diferentes ciudades españolas.

Las finanzas del Reina Sofía "tocan fondo"

Dentro de los buenos propósitos para el inicio de la temporada, el económico sigue siendo un capítulo sin resolver. "De que hemos tocado fondo, todo el mundo es consciente". Así lo han reconocido este jueves Borja-Villel, y el subdirector gerente, Michaux Miranda, planteando la necesidad que la ayuda pública aumente o al menos se mantenga, al no ser posible hacer más recortes, "ya que lo siguiente sería apagar la luz".

Según sus responsables, desde la institución "se han hecho los deberes" al conseguir duplicar los ingresos propios y rebajar los costes. Pero esto no es suficiente para un museo cuyas cuentas se saldaron el pasado año con un millón de euros en negativo, una cifra a la que Michaux Miranda espera no acercarse en el presente ejercicio, aunque no lo descarta. "Hemos llegado a las líneas rojas y no se pueden hacer más recortes", ha comentado.

En cuanto a las donaciones que han llegado al museo, Manuel Borja-Villel ha destacado entre otras "la generosa donación de Claude Ruiz-Picasso", consistente en 39 grabados de Óscar Domínguez, así como la de obras de Antoni G.Lamolla y Leandre Cristòfol por parte de la Asociación de Amigos del Museo.

Sobre los visitantes al Reina Sofía, el director ha señalado que hasta el 31 de agosto se han recibido 1.900.493 visitas, un 21 % menos respecto a 2013, año en que se batieron todos los récords con la exposición dedicada a Dalí, y un 6,07 % más respecto a 2012. La previsión es superar los 2.500.000 visitantes a final de año.

La búsqueda de recursos propios de diferentes formas, el aumento de los patrocinadores, los recursos y donaciones a través de la Fundación del Reina Sofía y seguir organizando exposiciones de la colección fuera de España, una actividad que el año pasado reportó un millón de euros, son los objetivos de los responsables del museo.

Noticias

anterior siguiente