Enlaces accesibilidad

Un tercio de las familias que perdieron su vivienda habitual en 2013 lograron la dación, un 13% menos

  • 38.961 familias perdieron su casa habitual en 2013 por impago al banco
  • De ellas, 13.178 lograron la dación en pago, un 13% menos que en 2012
  • 21.054 se entregaron a las entidades financieras por orden de un juez
  • Contando todas las viviendas, las familias perdieron 49.694, un 11% más

Por
Casi 50.000 familias perdieron su piso por no pagar la hipoteca en 2013

Datos del Banco de España

La información solicitada a las entidades son el número de entregas de viviendas adjudicadas o recibidas en pago de deudas surgidas por operaciones de crédito a los hogares para la adquisición de viviendas, distinguiendo entre vivienda habitual y otro tipo de vivienda (segundas residencias o viviendas para alquiler).

Los datos proceden del conjunto de entidades de depósito y se refieren solo a financiación hipotecaria a cliente minorista sin finalidad empresarial o profesional. Es decir, que el ámbito de referencia es el crédito hipotecario a los hogares para la adquisición de vivienda.

Casi 40.000 familias, en concreto 38.961, perdieron su vivienda habitual durante 2013 por impagos a la entidad financiera que le concedió el préstamo, un 0,23% menos que en 2012, año en el que fueron 39.051 las personas que perdieron su primera vivienda. Según los datos publicados este lunes por el Banco de España, del total de casas entregadas a la banca el pasado año, un tercio fueron daciones en pago, en concreto 13.178, un 13% menos que un año antes.

En total, incluídos esos casos en los que se logró llegar a un acuerdo con el banco para entregar su casa a cambio de ver extinguida su deuda, y según los datos del organismo presidido por Luis María Linde, 17.907 familias accedieron a entregar su vivienda habitual de forma voluntaria al banco.

El resto de primeras viviendas que perdieron las familias, 21.054, fueron entregadas al banco por decisión del juez, el 54% del total. De las viviendas habituales entregadas por los magistrados a las entidades financieras, el 92% se encontraban vacías en el momento del lanzamiento (19.386). El resto, 1.668 casas, estaban ocupadas en la entrega judicial.

De los datos aportados por el Banco de España se desprende que en 2013, respecto al año anterior, cae el número de primeras viviendas entregadas de forma voluntaria -y las daciones en pago- en la misma medida en la que crecen las entregas judiciales.

Más viviendas entregadas al banco en 2013 que en 2012

Según los datos del Banco de España, las entregas de otro tipo de vivienda que no es la habitual sumaron 10.733 unidades en 2013, con lo que las ejecuciones totales alcanzaron las 49.694, un 11% más que en un año antes.

De las entregas totales, 21.521 fueron voluntarias (16.173 de ellas son daciones en pago) y 28.173 fueron judiciales (26.113 de pisos vacíos y 2.060 ocupados en el momento de la entrega).

Los datos del Banco de España muestran que, en total, las daciones en pago representaron en 2013 un 32,5% de las entregas de viviendas, siendo un 33,8% las correspondientes a vivienda habitual.

De las entregas judiciales ocurridas a lo largo de 2013, en un 92,7% de los casos las viviendas estaban vacías en el momento de la posesión. El porcentaje fue del 92,1% en el caso de vivienda habitual.

Por otra parte, el número de entregas judiciales con intervención de las fuerzas del orden fue de 147 casos en 2013, de las que 93 correspondieron a vivienda habitual. Así, la entrega de viviendas con intervención de las fuerzas del orden cayó un 57% en 2013 respecto a 2012 (346).

Menos hipotecas sobre vivienda habitual que en 2012

Según los datos del Banco de España, a 31 de diciembre de 2013 el número de hipotecas sobre hogares concedidas para la adquisición de una vivienda era de 6.462.483, casi un 2% menos que un año antes. Del total, 5.887.993 eran créditos sobre viviendas habituales (91%) y 574.490 lo eran sobre otras viviendas.

De los datos ofrecidos por el organismo se desprende que el número de hipotecas sobre vivienda habitual cayó en 2013 respecto a 2012 (141.184 menos, un 2,3% menos). Esto sucede por varios motivos, entre los que destacan la cancelación de créditos hipotecarios, la menor concesión de hipotecas y la compra de viviendas al contado.

Sin embargo, según el Banco de España, subió el número de hipotecas sobre segundas residencias en 2013 (21.859, casi un 4% más que en el año anterior).

Noticias

anterior siguiente