Enlaces accesibilidad

La Fiscalía rechaza el indulto a Garzón porque no ha mostrado arrepentimiento

  • El indulto al juez lo ha solicitado la asociación de magistrados Medel
  • Argumenta que al mismo Garzón le es "totalmente indiferente" que le indulten

Por

La Fiscalía del Tribunal Supremo ha rechazado la solicitud de indulto del juez Baltasar Garzón presentada por la Asociación de Magistrados Europeos por la Democracia y las Libertades (Medel) por considerar que no ha reconocido los hechos y tampoco ha mostrado arrepentimiento para la concesión de esta medida de gracia.

El teniente fiscal del Tribunal Supremo, Antonio Narváez, ha informado desfavorablemente la petición de indulto de Garzón, condenado por el Tribunal Supremo a 11 años de inhabilitación por ordenar intervenir las comunicaciones en prisión entre los imputados del caso Gürtel y sus abogados.

En el expediente de indulto, según el fiscal, no hay dato alguno del comportamiento de Garzón que refleje su reconocimiento de los hechos o "muestra alguna de arrepentimiento", que "parta de la aceptación de la sentencia como premisa previa a la concesión de la medida de gracia.

En el caso de Garzón, el fiscal entiende que no se dan las exigencias de equidad, justicia o utilidad, previstas en la ley reguladora de la gracia del indulto, para valorar su concesión.

Actuación "muy grave" y pena "proporcionada"

En su informe, la Fiscalía advierte que los delitos cometidos por Garzón, condenado por vulnerar el derecho de defensa y el secreto de las comunicaciones de los internos en un centro penitenciario, son "de los más graves que un miembro de la carrera judicial puede cometer en el ejercicio de sus funciones".

Para el ministerio fiscal, la actuación de Garzón fue "muy grave" y la pena aplicada por el Tribunal Supremo es "proporcionada" a la gravedad de los delitos cometidos.

El fiscal considera que los méritos personales y profesionales de Garzón con anterioridad a la condena son "irrelevantes" a los efectos de solicitar el indulto total. Lo "determinante" en estos casos, añade la Fiscalía, es el comportamiento posterior a la condena y su actitud ante la Administración de Justicia.

El fiscal indica que, en el expediente, hay un escrito del 19 de junio de 2012 que Garzón dirigió al ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, exponiendo su posición sobre el indulto solicitado a su favor.

Garzón, "totalmente indiferente" hacia su indulto

Desde el punto de vista de la Fiscalía, el término que podría definir la posición de Garzón es el de "indiferencia" ante la solicitud de indulto a su favor, al asegurar que ni ha pedido esta medida de gracia, ni ha solicitado que lo hagan en su nombre, aunque agradece la petición.

No hay dudas, agrega, que a Garzón le resulta "totalmente indiferente" el resultado del indulto porque no ha adoptado ninguna iniciativa de apoyo a la solicitud y tampoco ha mostrado especial interés en que prospere.

Según el criterio del fiscal, el comportamiento de Garzón en relación con el indulto "es, cuanto menos, de indiferencia y apunta a la conclusión de que ésta no es la vía que aquél considera procedente para la defensa de sus derechos e intereses".

Al ser una medida discrecional, no tiene por qué ser indultado como lo fue Gómez de Liaño

Estima que a Garzón le da igual que le sea concedida la gracia del indulto como que no, "por cuanto sigue entendiendo que obró conforme a derecho y que no cometió los delitos por los que ha sido condenado".

El fiscal también subraya que el indulto es "un beneficio que puede ser o no concedido de forma discrecional, aunque motivado" y no existe derecho automático a la concesión del indulto cuando se den las exigencias que establece la ley.

Por ello, rechaza la invocación de un tratamiento igualitario a la situación de Garzón respecto de otro magistrado -en referencia a Javier Gómez de Liaño- condenado por el mismo delito e indultado en la totalidad de la pena de inhabilitación especial.

Noticias

anterior siguiente