Enlaces accesibilidad

Kerry dice que es "innegable" que Asad ha usado armas químicas y prepara una respuesta

  • Reprocha al régimen la destrucción de pruebas del ataque químico en Damasco
  • El secretario de EE.UU. asegura tener pruebas adicionales de su uso
  • La misión de la ONU ha recogido muestras en uno de los barrios gaseados
  • Ban Ki-moon todavía aboga por una salida negociada al conflicto

Por
Kerry dice que es "innegable" que el régimen sirio ha usado armas químicas

“El uso de armas químicas en Siria es moralmente indecente y debería sacudir la conciencia del mundo”. Así ha empezado el secretario de Estado, John Kerry, una comparencia en la que ha declarado que EE.UU. no tiene dudas del ataque químico en Damasco y en los próximos días anunciará cual será su respuesta.

“Lo que tenemos ante nosotros es real y convincente. Los que dicen que las pruebas han podido ser fabricadas tienen la necesidad de comprobar su brújula moral”, ha afirmado Kerry en una rueda de prensa, que no estaba prevista y en la que no ha aceptado preguntas.

El secretario de Estado norteamericano ha afirmado que el supuesto ataque químico del pasado miércoles, que dejó al menos 300 muertos, no puede quedar impune. Y lo ha dicho con una contundencia que puede estar abonando el terreno para una intervención internacional.

Kerry ha afirmado que el régimen sirio tiene capacidad para lanzar un ataque tan letal y que sus intentos por retrasar la investigación de la ONU demuestran que tiene algo que esconder.

"Durante cinco días el régimen no permitió a los investigadores de la ONU acceder al sitio del ataque (...). En su lugar, atacó el área, la bombardeo sistemáticamente y destruyó evidencias. Ese no es el comportamiento de un gobierno que no tiene nada que esconder", ha declarado. "Ahora, es demasiado tarde".

Pruebas del ataque químico en Damasco

El jefe de la diplomacia estadounidense ha indicado que Washington esperará a las investigaciones de Naciones Unidas sobre el ataque, pero que EE.UU. dará a conocer en los próximos días pruebas adicionales de un ataque con armas químicas, una agresión que el presidente Barack Obama fijo como una "línea roja" en el conflicto.

La masacre indiscriminada es una obscenidad moral y no hay excusas

"La masacre indiscriminada de civiles, el asesinato de mujeres y niños e inocentes espectadores, utilizando armas químicas es una obscenidad moral. Según cualquier parámetro, es inexcusable. Y a pesar de las excusas y la confusión que algunos han inventado, es innegable", dijo

Los inspectores de Naciones Unidas han podido entrevistar y tomar muestras de sangre de víctimas del que, de confirmarse, sería el peor ataque químico en los últimos 25 años. No sin dificultades, la misión de la ONU ha podido entrar a Muadamiya, uno de los barrios gaseadas, después de ser tiroteada por hombres armados cuya identidad se desconoce.

Kerry ha dicho que, "como padre", no podrá borrar de la cabeza la imagen de un padre llorando sobre el cadáver de su hijo, rodeado de otros muchos niños tumbados en sus camas, sin vida y sin rastros de sangre.

Los responsables deben "rendir cuentas"

El secretario de Estado norteamericano ha confirmado también que está en permanente contacto con sus aliados internacionales para preparar una respuesta ante esta escalada en una guerra que empezó hace 28 meses y en la que han muerto ya más de 100.000 personas.

Ban Ki-moon ha vuelto a apostar este lunes por una solución "negociada" al conflicto en Siria, pero EE.UU. y sus socios están dispuestos a intervenir en Siria incluso sin la autorización de la ONU, un requisito difícil de conseguir por el derecho de veto en el Consejo de Seguridad de Rusia y China, aliados tradicionales del régimen de Bachar al Asad.

"El presidente Obama cree que quienes han usado las armas más atroces del mundo contra las personas más vulnerables deben rendir cuentas. Hoy, nada es más graves, ni está  para los que el uso de armas más atroces del mundo contra las personas más vulnerables del mundo. Hoy nada es más grave, y nada está recibiendo un escrutinio más serio", ha advertido.

Poco después de su intervención, la portavoz del Departamento de Estado ha aclarado que Washington no sabe cuándo va a responder: "La gente siente que hay una sensación de urgencia.... pero no hay una fecha establecida".

Y, por lo visto, tampoco parece saber cómo. Las opciones de Obama son inciertas e impopulares. Según la última encuesta del diario The Washington Post, solo el 9% de los estadounidenses apoyaría una intervención militar en Siria. Un porcentaje que se elevaría al 25% en el caso que se puede demostrar de forma independiente el uso de armas químicas por parte del régimen.

La ONU ha reconocido que podrá verificar si se han empleado o no gases tóxicos, pero que determinar la autoría no parece tan probable, lo que hace aún más complicado que Obama atraviese su propia línea roja.

Noticias

anterior siguiente