Francia no cortará la conexión a Internet como sanción por las descargas ilegales

  • La desconsexión era el último paso en un esquema de "respuesta gradual"
  • La infracción se castigará con multas en espera de un nuevo texto legislativo
  • La ley Hadopi se aprobó en julio de 2009 y Hollande prometió cambiarla
Ampliar fotoEl emiciclo francés en una imagen de archivo

El emiciclo francés en una imagen de archivoASSEMBLEE-NATIONALE.fr

RTVE.es / AGENCIAS 

La descarga ilegal de ficheros sujetos a derechos de autor de la red en Francia desde este martes no supondrá un corte del servicio de Internet como sanción. Será así en virtud de una reforma del Gobierno publicada en el Diario Oficial.

Se trata de suprimir una de las medidas más impopulares del dispositivo creado con la Alta Autoridad de Difusión de Obras y Protección de Derechos en Internet, conocido como ley Hadopi, en línea con lo que había propuesto un experto nombrado por el actual Ejecutivo.

La suspensión administrativa de Internet era la última penalización dentro del esquema de "respuesta graduada" prevista por Hadopi, organismo constituido en 2009 por la anterior mayoría conservadora, para combatir las descargas ilegales en caso de reiteración de esas prácticas. Después de recibir un aviso e incluso ser sancionado, el usuario podía ser desconectado de Internet por decisión de un juez, y debía seguir pagando su conexión aunque no pudiese utilizarla.

A partir de ahora, la infracción se castigará con multas, en espera de un nuevo texto legislativo que la ministra de Cultura, Aurélie Filippetti, pretende preparar este verano para que pueda ser objeto de tramitación parlamentaria a finales de año o a comienzos de 2014.

Polémica desde el origen

El Senado francés del gobierno conservador de Nicolas Sarkozy  aprobó en julio de 2009, por 189 votos a favor y 142 en contra, la ley 'Creación e Internet' con la intención de luchar contra las descargas ilegales en la red.

El texto fue modificado tras la censura del Consejo Constitucional de la parte más controvertida que ponía en manos de una alta autoridad y sin el visto bueno de un juez la potestad para desconectar al usuario de la red en caso de infracción. Los senadores adoptaron el texto con el  voto en contra de los socialistas.

Una promesa electoral

Así pues, este es el primer paso de la promesa electoral del presidente François Hollande, que en 2012, antes de ser elegido, manifestó su intención de derogarla y proponer una versión más actualizada y razonable en la que ya se contemblaba que, al menos, se eliminasen los cortes de conexión a Internet.

Hollande encargó un informe al respecto a Pierre Lescure, antiguo director de Canal Plus, en el que se contemplaba la posibilidad de establecer multas de 60 euros, 78 en el caso de los reincidentes, para aquellos usuarios que se descarguen sin autorización contenidos sujetos a derechos de autor y recomendaba disolver la Alta Autoridad por la Difusión de Obras y las Protección de Derechos en Internet para que sea el Consejo Superior de lo Audiovisual quien se encargue de esta gestión.

El ex director de Canal Plus  también propone la creación de un impuesto de 1%, un canon que se aplicaría al precio de todos los dispositivos conectados y  que se estima que recaudaría unos 86 millones de euros al año.

Una ley cara y poco efectiva

Hasta ahora, la pena máxima teórica por descarta ilegal de archivos era de 1.500 euros de multa y un mes sin acceso a Internet pero, en la práctica, las sanciones habían sido pocas.

Mantener en funcionamiento un sistema de avisos como este es caro para los resultados obtenidos: se estima que Hadopi ha enviado cerca de un millón de correos electrónicos durante su tiempo de funcionamiento y a cambio solo puede mostrar un caso en el que un usuario haya llegado a juicio, y aún así solo para pagar 150 euros por no haber tenido su WiFi convenientemente protegida mediante una clave y porque su mujer se había descargado dos canciones de Rihanna.

De cualquier modo, la modificación de esta ley no es más que un primer paso en las soluciones propuestas por Kescure y prometidas por Hollande y, posiblemente, los franceses verán más cambios en esta controvertida media.

­ ­ ­ ­
Al menos 40 personas en un atentado contra chiíes en Pakistán

Al menos 40 personas en un atentado contra chiíes en Pakistán

Ha ocurrido en una mezquieta en el distrito de Shikarpur. Hay 50 heridos y fieles atrapados entre los escombros.

­ ­ ­ ­
Programas para todos los públicos

Al menos seis muertos y cuatro desaparecidos en el naufragio de una patera cerca de Melilla

El naufragio se ha producido a seis kilómetros de una playa de Nador, en Marruecos. Veinte personas viajaban en la embarcación.

­ ­ ­ ­
Programas para todos los públicos

España busca el jaque mate al rey francés

Nadie ha sido capaz de cuestionar el férreo dominio del conjunto francés. Los 'Hispanos' llegan en un gran momento para cambiar la historia y jugar la final del Mundial.

­ ­ ­ ­
Programas para todos los públicos

La economía española creció un 1,4% en 2014, su primer alza en seis años, según el INE

El PIB se expandió un 0,7% entre octubre y diciembre respecto al trimestre anterior, según el dato estimado de Estadística.

­ ­ ­ ­

Premios Goya 2015

Historias mínimas en un año máximo para el cine español

GERARDO SÁNCHEZ (DDC).- La película de Rodríguez, La isla mínima (17 nominaciones) clara favorita por guion, dirección y actuación. Relatos salvajes (9 nominaciones) deslumbra por su desparpajo. Magical Girl (7 nominaciones) es la 'otra' gran película española del año. Loreak (2 nominaciones) es una pequeña joya y El Niño (16 nominaciones) es el cine que hace falta hacer.

­ ­ ­ ­
Alumnos con tabletas en clase.

Videojuegos y aplicaciones para aprender a programar en secundaria

VICKY BOLAÑOS.- El desarrollo informático está empezando a extenderse en secundaria. Madrid introducirá el curso que viene la asignatura obligatoria en ESO.

Espacio reservado para promoción
cid:827