Enlaces accesibilidad

Las tarifas de aparcamiento en Madrid subirán para coches más contaminantes desde 2014

  • Los coches con emisiones más reducidas tendrán bonificaciones
  • Se prepara un protocolo en caso de que se alcance el umbral de alerta
  • Ecologistas en Acción: "Sigue incumpliendo la legislación europea"
  • El PSOE denuncia que la red de control de calidad del aire está "maquillada"

Por
Ana Botella en la presentación del Plan de Calidad del Aire
La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, en la presentación de los datos de seguimiento del Plan de Calidad del Aire 2011-2015, este martes. Ayuntamiento de Madrid

Los coches más contaminantes serán penalizados con un recargo en la tarifa de estacionamiento regulado a partir de 2014. En cambio los vehículos con emisiones reducidas tendrán una bonificación en las tarifas, en función de su tecnología y de la congestión de la zona, según una nueva medida presentada por el Ayuntamiento de Madrid y que estará incluida en la ordenanza del Servicio de Estacionamiento Regulado del próximo año.

El Ayuntamiento ha anunciado la medida en la presentación de los datos de seguimiento del Plan de Calidad del Aire de Madrid 2011-2015 en los años 2011 y 2012, acto que ha presidido la alcaldesa de la ciudad, Ana Botella.

Además, el coordinador general de Sostenibilidad y Movilidad, Javier Rubio de Urquía ha explicado que una comisión compuesta por todos los partidos está elaborando un protocolo de actuación que se activaría en el caso de alcanzar el "umbral de alerta" por emisiones marcado por la UE.

El responsable no ha descartado la posibilidad de que el protocolo establezca restricciones de tráfico en caso de que se alcanzase ese umbral de alerta, algo que "nunca" ha pasado en Madrid, pero ha explicado que estas deberían estar muy justificadas y que tendrían que ser "extraordinariamente grande" para tener resultados apreciables.

Los actuales datos de calidad del aire de Madrid son mejores que otras ciudades como París y Londres, por lo que ha defendido éste no es un problema de salud para los madrileños.

Las emisiones de partículas bajan

En cuanto al balance sobre la calidad del aire en 2012, la directora general de Sostenibilidad en el Ayuntamiento de Madrid, Elisa Baraona, ha destacado que las emisiones de partículas PM10, PM2,5 y ozono han estado en 2012 por debajo de los topes marcados por la UE, mientras que el dióxido de nitrógeno sí ha rebasado el tope anual y horario.

En concreto, ha explicado que en el caso de las partículas PM10 no se han superado los topes máximos anuales de 40 microgramos por metro cúbico en ninguna de las estaciones y se ha reducido su concentración media en un 33% en la última década.

En el caso de las partículas PM2,5, Baraona ha indicado que ninguna estación superó el límite de 25 microgramos por metro cúbico en 2012, al igual que "en años anteriores", como tampoco ocurrió con los niveles de ozono, en el que no se superaron los umbrales "de información".

Sí fueron más allá del tope legal anual y horario las emisiones de dióxido de nitrógeno, que se redujeron en todas las estaciones, pero que rebasaron el máximo anual de 40 microgramos por metro cúbico en 10 de las 24 existentes -cinco menos-, mientras que los valores horarios se superaron en 3 de ellas -seis menos-.

La regidora ha destacado que en los últimos 15 años ha habido una mejora "muy grande" en las emisiones, que en los últimos años se han reducido en el caso del dióxido de nitrógeno en un 43,9%.

Plan de Calidad del Aire

Botella ha explicado que las políticas ambientales son un eje de actuación del Ayuntamiento de Madrid, que ya fue pionero en el año 1968 con el establecimiento de la primera ordenanza para combatir la contaminación atmosférica.

La alcaldesa de Madrid ha remarcado que solo dos ciudades en España, la capital y Zaragoza, tienen una red propia de medición de la calidad del aire, así como la transparencia de Madrid, que permite conocer en tiempo real a través de cualquier teléfono inteligente la calidad del aire.

Finalmente, ha recordado que la Madrid cumplirá con los niveles máximos de dióxido de nitrógeno marcados por la Unión Europea en 2015, cuando finalice una moratoria que, ha recordado, han solicitado, además de Madrid, ciudades como Helsinki, Copenhague, Berlín, Colonia, Bruselas, Utrecht o Ansterdam, entre otras.

Baraona ha indicado que se han ejecutado un 90% de las medidas incluidas en el plan -63 de un total de 70-, con una inversión de 90,6 millones, un 1,2% más de los previsto. Estas incluyen las peatonalizaciones, la renovación de 373 unidades de la flota de autobuses de la EMT (82 millones), la nueva ordenanza de emisiones de los taxis, los incentivos fiscales a los vehículos menos contaminantes y la instalación de nuevas estaciones de combustibles alternativos.

El PSOE critica la red de control

La responsable de Medio Ambiente en el grupo municipal socialista, Ruth Porta, ha considerado que el Balance de la Calidad del Aire en Madrid que ha presentado este martes la alcaldesa, Ana Botella, solo es, "en realidad, un balance sobre los efectos de la crisis en el aire de Madrid" y ha acusado a la regidora de no haber puesto en marcha ninguna de las 70 medidas previstas en el Plan de Calidad del Aire.

La contaminación por dióxido de nitrógeno en Madrid bajó en 2012, "pero no por las medidas que haya tomado Botella, que no ha tomado ninguna", ha advertido la edil, sino por la conjunción de dos elementos: la reducción sustancial del tráfico "debido a la crisis y la parálisis económica en la que el PP tiene sumido al país" y por una climatología favorable, con escasos episodios de estabilidad atmosférica.

En este sentido, ha indicado que no se han realizado actuaciones para favorecer el vehículo eléctrico, no se han llevado a cabo las prometidas peatonalizaciones y no se han aprobado las anunciadas actuaciones a realizar en episodios de alta contaminación. "Todo esto demuestra que el Plan de Calidad del Aire es un plan de cara a galería, propagandístico y virtual", ha señalado.

La red de control carece de credibilidad

El Grupo Municipal Socialista ha considerado que la Red de control de la contaminación atmosférica "está maquillada" y los datos que ofrece no reflejan el estado real del aire de la capital, porque 9 de las 24 estaciones que miden el dióxido de nitrógeno están situadas en zonas verdes y zonas sin tráfico.

A su juicio, la Red de Vigilancia municipal, con su actual configuración, "carece de credibilidad" a la hora de informar sobre la calidad del aire y proteger a la población, como demuestra el último informe de la Defensora del Pueblo "que considera que las estaciones de medición han de estar en las zonas más contaminadas".

Por otra parte, ha asegurado que a 28 de febrero de 2013, la media de la Red por dióxido de nitrógeno ha alcanzado los 41 microgramos/m3, superando los 40 permitidos, y 11 estaciones estaban por encima de este nivel a finales de mes: Escuelas Aguirre, Plaza de España, Ramón y Cajal, Arturo Soria, Plaza del Carmen, Cuatro Caminos, Barrio del Pilar, Plaza de Castilla, Fernández Ladreda, Castellana y Puente de Vallecas.

Ecologistas en Acción denuncia que "sigue incumpliendo" la legislación

Ecologistas en Acción ha insistido este martes en que el aire de Madrid "sigue incumpliendo" la legislación europea sobre calidad del aire, pese a las declaraciones "triunfalistas" de la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, que ha explicado que los niveles de todos los contaminantes mejoraron en 2012.

Para Ecologistas, la realidad es que la capital "sigue sin cumplir la legislación europea sobre calidad del aire" y ha criticado que "lo que es peor" es que las autoridades municipales "continúan sin tomar medidas adecuadas a la magnitud del problema", como establecer limitaciones al uso del automóvil en la ciudad.

El colectivo, ante el tono "optimista" de Botella, ha recordado que ya presentó su informe anual sobre la contaminación atmosférica de Madrid el pasado 16 de enero y ha indicado que, empleando los datos recogidos por la red de medición de la calidad del aire en la capital, tiene que hacer puntualizaciones sobre ello.

Entre ellas, ha apuntado que durante 2012, la capital "volvió a incumplir el valor límite anual para el NO2, fijado por la legislación europea en 40 microgramos/metro cúbico". Así, "diez de las 24 estaciones de la red que miden dicho contaminante superaron el valor límite (la estación que alcanzó el valor más alto fue Fdez. Ladreda que alcanzó los 57 g/m3); una estación más lo igualó, y tres estaciones adicionales se quedaron justo al borde del límite, registrando 39 g/m3".

En segundo lugar, ha manifestado que el 2012 se puede considerar "bueno", puesto que, por el efecto combinado de la crisis, que ha provocado una sensible reducción del tráfico, y por unas condiciones meteorológicas favorables, "se ha producido un descenso de los niveles de contaminación respecto a años anteriores".

"Sin embargo, a pesar de dichas condiciones favorables, la ciudad de Madrid se haya aún muy lejos de poder cumplir con el valor límite anual de NO2, puesto que más de la mitad de sus estaciones se hayan por encima del límite legal o bordeándolo", ha añadido.

Noticias

anterior siguiente