Anterior El Atlético sale vivo del asedio 'gunner' Siguiente El tribunal condena a nueve años de prisión a 'La Manada' por abuso sexual, pero les absuelve de violación Arriba Ir arriba
Fotografía de archivo del cardenal George Pell con el papa Benedicto XVI
Fotografía de archivo del cardenal George Pell con el papa Benedicto XVI. AFP AFP PHOTO / FILES / William WEST

Un cardenal australiano critica a Benedicto XVI por debilitar a la Iglesia con su renuncia

  • George Pell, arzobispo de Sidney, participará en el cónclave

  • "Se trata de una ruptura con la tradición"

  • Afirma que "el gobierno no es el punto fuerte" de Ratzinger

|

El cardenal australiano George Pell ha criticado la decisión del papa Benedicto XVI de renunciar porque debilita a la Iglesia católica.

"Sabe bien que se trata de una ruptura con la tradición, un poco desestabilizadora", ha sugerido el cardenal en declaraciones a varios medios australianos.

Esta no es la primera crítica a la decisión del sumo pontífice. Nada más conocerse la noticia, el secretario de Juan Pablo II, Stanislaw Dziwisz, recordó las palabras de Wojtyla: "de la cruz no se puede descender".

"El gobierno no es su punto fuerte"

"El gobierno no es el punto fuerte" de Ratzinger, insiste Pell, quien estuvo muy cercano al papa durante su etapa al frente de la Congregación para la Doctrina de la Fe y le respaldó en el cónclave en el que fue elegido en 2005.

"Él conoce muy bien la teología, pero yo creo que prefiero a alguien que pueda dirigir la Iglesia y recuperar la unidad", declaró el cardenal australiano.

"Creo que el gobierno (del Vaticano) está depositado en la mayoría de la gente del entorno del papa, y eso que no siempre ha sido brillante. Yo no descubro nada, es una opinión ampliamente compartida", ha añadido.

Consecuencias futuras

Pell, arzobispo de Sídney y el único cardenal australiano en el cónclave que elegirá al nuevo pontífice, teme las consecuencias futuras de este precedente.

"La gente que, por ejemplo, pudiera estar en desacuerdo con un futuro papa montará una campaña para obligarle a renunciar", ha dicho Pell en una entrevista televisada en Roma y reproducida, entre otros, por el diario Sydney Morning Herald.

Pell espera que el sucesor de Benedicto mantenga la tradición, "tanto en la fe como en la moral, que se encuentra atacada".

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente