Anterior Mas repetiría la candidatura de Junts pel sí en las generales si ganan el 27S Siguiente Cameron visita a Rajoy en plena crisis de refugiados de la UE Arriba
Altamira, 20.000 años más vieja

Las pinturas rupestres españolas, las más antiguas de Europa

  • Demuestran que el arte rupestre comenzó 10.000 años antes de lo pensado

  • Varias pinturas datan de hace 40.000 años y se podrían atribuir a neandertales

  • La investigación ha analizado 50 obras de 11 cuevas del noroeste español

|

Un nuevo estudio ha comprobado que algunas de las pinturas rupestres localizadas en el norte de España -entre las que se incluyen varias de la mundialmente conocida cueva de Altamira- son mucho más antiguas de lo que se creía hasta la fecha.

De este modo, un equipo internacional compuesto por investigadores españoles, británicos y portuguesas, han demostrado que la práctica del arte rupestre comenzó 10.000 años antes de lo que se pensaba, lo que genera incluso algún interrogante sobre sus autores, según el artículo publicado en la portada de la revista Science.

Aunque la autoría de estas pinturas se atribuye a los humanos modernos, el descubrimiento de que la tradición de decorar las cuevas con coloridos pigmentos hace más de 40.000 años implica que pudieran ser realizadas por Neandertales, ya que todavía vivían en el norte de España cuando el Homo sapiens llegó a la península ibérica.

Un método diferente

En vez de la tradicional datación por radiocarbono (carbono 14), que no es válida para superficies en la que no existen pigmentos orgánicos, los investigadores emplearon una técnica denominada uranio-torio para averiguar con precisión la edad de los minerales -en este caso calcita- que yacen encima o crecen debajo de las pinturas y que permite datar muestras de solo 10 miligramos, tan pequeñas como un grano de arroz.

Algunas pinturas de la cueva de El Castillo son las obras de arte rupestre más antiguas de Europa

En total se analizaron 50 pinturas localizadas en 11 cuevas diferentes entre las que figuran las de las cuevas cántabras de Altamira, El Castillo y la asturiana Tito Bustillo.

Según los expertos, dirigidos por Alistair Pike, profesor de la Universidad de Bristol, una de las pinturas de El Castillo, en concreto un disco rojo tiene al menos 40.800 años de antigüedad, mientras que las huellas de una mano son de hace al menos 37.300 años. 

Las más antiguas de Europa

Esto significa que son las obras de arte rupestre más antiguas conocidas en Europa, con entre 5.000 y 10.000 años más que las pinturas más antiguas conocidas hasta el momento y que se habían localizado en cuevas francesas.

Los investigadores también han descubierto que otra de las figuras analizadas, uno de los bastones de mando de la 'gran sala de los polícromos' de la cueva de Altamira, tiene al menos 35.600 años de antigüedad, lo que implica que el arte rupestre comenzó 10.000 años antes de lo que se pensaba, y que las pinturas se llevaron a cabo durante un periodo de unos 20.000 años.

El arte rupestre comenzó 10.000 años antes de lo que se pensaba

Existen evidencias, asegura el profesor Pike, de que los humanos modernos llegaron al norte de España hace 41.500 años, y que antes que ellos estaban los Neandertales.

Estos resultados, añade el investigador, reflejan que estos humanos llegaron cuando el arte rupestre ya existía o que la desarrollaron poco tiempo después, tal vez como respuesta a la competencia de los Neandertales, aunque quizá las primeras pinturas pudieran ser arte Neandertal.

El hallazgo, indica la revista Science, es particularmente significativo porque el arte rupestre siempre ha generado muchas dificultades para establecer con precisión las fechas con las que fueron creadas las pinturas.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente