Anterior El Gobierno de Aragón desaloja cuatro municipios y dos residencias por un incendio en las Cinco Villas Siguiente "Alta probabilidad" de que los bancos griegos abran el martes, pero con restricciones Arriba

Las Dianas

  • Las Dianas anuncian el comienzo de un nuevo día de fiesta

  • A las Dianas se apunta gente de lo más variopinta

  • Es uno de los actos más desconocidos de los Sanfermines

  • Sigue San Fermín 2012 en RTVE.es

 

|

Las fiestas de San Fermín tienen algunos actos, que o bien por la hora en la que se celebran o en muchos casos por desconocimiento del visitante, pasan casi inadvertidos para los no foráneos del lugar.

Es probable que si has estado la noche de "gau-pasa" , sin darte cuenta y entre kalimotxo y kalimotxo se te haya hecho de día. Si estás "en lo viejo", es probable que veas a un montón de gente que acompaña a una orquesta. No se trata de ninguna manifestación, aunque esta sea la primera idea que atraviesa tu mente. O quizá si, porque es una de las mejores maneras de manifestar la alegría que supone comenzar un nuevo día de fiesta. Se trata de las Dianas.

Cualquier día de fiesta comienza con las Dianas, sones musicales interpretados por bandas de gaiteros y por la banda municipal de música, cuyo fin principal era, y es, despertar a la población y anunciar que comienza un nuevo día de fiesta sanferminero.

"Toque de Diana"

A las seis de la mañana se concentran a la puerta del Ayuntamiento las distintas bandas de gaiteros contratadas por el consistorio y se desparraman por la ciudad expandiendo el agudo sonido de las dulzainas por todos los rincones del casco antiguo.

También a la misma hora y en el mismo sitio se concentran todos los músicos de la banda municipal y un nutrido grupo de incondicionales que  los acompañan, devotamente, en un largo recorrido que se inicia antes del amanecer y termina recién despierto el día, con la vuelta y actuación a la puerta del Ayuntamiento, que comienza ya a bullir preparándose para el próximo encierro.

En las Dianas se junta gente de lo más variopinta. Por un lado, los recién despertados, los que van a correr el encierro, familias con niños, y madrugadores en general. Y por el otro, los restos de la noche, hechos polvo, afónicos y tambaleantes, intentando sacarse la "borrachera" a base de bailar "quinto levanta, tira de la manta", típica canción de Dianas.

 Y sí, efectivamente, antes el encierro se corría a las seis de la mañana, no es que la letra de la canción esté equivocada. Con el tiempo y con la masificación del encierro también se varió la hora para hacerlo "más asequible" al público en general, tanto a los corredores como a los "mirones".

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente