Enlaces accesibilidad

En fase de control los incendios de Lleida y Girona

  • Siguen los trabajos de extinción en Huesca y los vecinos vuelven a casa
  • Extinguido el incendio de Valverde de Balboa (León), que movilizó a la UME

Por
Decenas de efectivos trabajan para controlar los incendios de Girona, Lleida y Huesca

Los Bomberos de la Generalitat tienen desde poco después del mediodía en fase de control el incendio forestal en Gerri de la Sal (Lleida), el único que quedaba activo en el Pirineo leridano después de que este viernes se dieran por controlados los otros tres.

Según un comunicado de los bomberos que incluye datos facilitados por el cuerpo de agentes rurales, el fuego ha quemado unas 400 hectáreas que pertenecen a los términos municipales de Baix Pallars i Soriguera.

Unas 25 dotaciones terrestres de los bomberos de la Generalitat con el apoyo aéreo de tres helicópteros bombarderos continúan remojando la zona.

Respecto a los otros tres incendios que se habían declarado en el Pirineo leridano, el de Calbinyà, donde trabajan una veintena de dotaciones, también está en fase de control, mientras que los dos restantes, el de Montanissell y el de Viu de Llevata, ya están controlados. 

Pendientes del viento en Girona

El incendio que desde este afecta a la provincia de Girona está prácticamente controlado, aunque las autoridades esperan para confirmarlo a conocer si finalmente se produce o no el cambio de viento que anunciaban las previsiones.

El director de los Servicios Territoriales de Interior de la Generalitat en Girona, Albert Ballesta, ha participado en la reunión que ha mantenido el Centro de Mando Avanzado en el parque de bomberos de Castell d'Aro y ha reconocido que la situación es la de una fase previa a la de control.

Por ahora, la previsión de viento de componente norte, denominado tramontana en la zona, que complicó ayer las tareas de extinción del fuego, ha resultado errónea, con lo que las llamas han sido apagadas en su totalidad.

El viento de sur es el que ha soplado ligeramente, pero la posibilidad de que cambie nuevamente a norte es la que impide que, por el momento, se declare el incendio controlado.

Varios vecinos regresan a sus casas

Entre tanto, unos 40 de los 120 vecinos de diferentes urbanizaciones de Tossa de Mar y Llagostera desalojados ayer ya han regresado a sus viviendas.

Los que todavía permanecen evacuados son los ochenta residentes del núcleo de Fontbona que han pasado la noche en Llagostera, en cuyo pabellón se ha dispuesto comida a la espera de que puedan regresar a sus hogares a lo largo del día, y una familia de Tossa de Mar.

Albert Ballesta se ha declarado en todo caso "muy optimista", después de sobrevolar la zona afectada y comprobar que no hay "ninguna columna ni punto de fuego encendido, aunque los árboles que componen la vegetación pueden mantener ardiendo raíces, por lo que se está remojando el terreno".

Ballesta ha detallado que, finalmente, serán algo menos de 525 hectáreas las que se han quemado y que los bomberos trabajan ahora en abrir camino en el flanco derecho de la carretera que va de Sant Grau a Tossa de Mar para actuar mejor.

Una de las claves de que el incendio esté prácticamente controlado ha sido la intervención de medios aéreos, después de que las dotaciones terrestres hayan sido las únicas que han trabajado durante la noche.

Siguen los trabajos de extinción en Huesca

Los medios aéreos han trabajado esta mañana intensamente en las tareas de extinción del fuego declarado el pasado jueves en la zona de Castanesa, en la Ribagorza, gracias a las favorables condiciones climáticas que han permitido que los vecinos de Señiú y Neril puedan volver a sus casas.

Fuentes del Ejecutivo aragonés han precisado en una nota que las condiciones climáticas son más favorables este sábado, lo que ha permitido un mejor trabajo de los medios aéreos que luchan contra el fuego en esta zona del Pirineo aragonés.

Su trabajo y el de las unidades terrestres ha hecho posible que los vecinos de dos de los catorce núcleos desalojados el jueves puedan volver a sus casas, así como abrir la carretera N-260, que permanecía cerrada. El operativo de incendios ha trabajado hoy especialmente en las zonas de Denuy y Montanuy, al noreste de Castanesa.

El fuego, que se declaró la tarde del pasado jueves, posiblemente por una chispa eléctrica, está acotado en un perímetro delimitado por el Collado de Denuy, el norte de Denuy, el norte de Fonchanina, la morrena del Pico Comadelo, Ardanuy, Noales hasta la carretera N-260, la Col de Espina, Neril y Tozal de Llana Roya. Las llamas han afectado a 1.100 hectáreas de pastos, matorral, pino silvestre y robles.

Extinguido el incendio en León

Los medios de extinción de incendios de la Junta han logrado sofocar el fuego declarado ayer en los montes de Valverde de Balboa (León), que llegó al nivel 2 del Plan de Protección Civil ante Emergencias por Incendios Forestales (INFOCAL), por la cercanía de las llamas a la población.

Los efectivos han permanecido en el lugar hasta completar las labores de extinción de este incendio, según han informado a Efe fuentes de la Junta. Todos los indicios apuntan a que se trata de un fuego intencionado.

Noticias

anterior siguiente