Enlaces accesibilidad

La periodista francesa herida en Homs pide en un vídeo su evacuación urgente para ser operada

  • Edith Bouvier dice que tiene una doble fractura de fémur
  • Un compañero dice que no hay luz y que las condiciones "son muy difíciles"
  • La grabación aumenta la presión para que se permita el acceso humanitario

Por
La periodista francesa herida en Homs pide en un vídeo su evacuación urgente

"Los doctores han hecho lo máximo posible para tratarnos pero necesito una intervención quirúrgica.Por eso pido un inmediato alto el fuego".

Con gesto sorprendentemente tranquilo, la periodista francesa Edith Bouvier, que trabaja para Le Figaro, pide postrada en una cama de una habitación asolada por los bombardeos constantes en Homs su evacuación urgente tras resultar herida de gravedad en el ataque en el que murieron otros dos periodistas extranjeros el pasado miércoles.

En el vídeo, que ha sido colgado por opositores sirios, Bouvier relata que tiene una doble fractura en el fémur y que necesita un vehículo con equipamiento médico que la evacue al Líbano para que sea operada lo antes posible.

Junto a ella aparece el fotoperiodista William Daniels, que señala que pese a todo Bouvier no ha perdido la sonrisa.

Daniels detalla que también estaba en el lugar donde se produjo el ataque, aunque resultó ileso, y pide directamente al gobierno francés que les ayuda lo antes posible porque las condiciones "son muy difíciles".

Situación límite

El fotoperiodista asegura que no hay suministro eléctrico y escasea la comida e insiste en que necesitan salir de allí lo antes posible con un transporte con equipamiento médico.

En la grabación, en la que se puede oír de fondo explosiones de bombas, Daniels indica que recurren a este vídeo porque "las conexiones con el exterior no funcionan demasiado bien" y quizá esta nueva vía pueda ayudarles.

El ataque en el que ambos fueron heridos se cobró la vida de la periodista estadounidense Marie Colvin y del fotógrafo francés Rémi Ochlik, y también resultaron heridos el reportero gráfico británico Paul Conroy y un fotógrafo sirio cuya identidad no se facilitó.

En otro vídeo difundido por la oposición, Conroy señala que se encuentra bien pese a las tres heridas que tiene en una pierna y dice que los médicos del Ejército Libre Sirio le están tratando.

El grupo de periodistas, según han informado activistas sirios este miércoles, se encontraba en un edificio del barrio de Baba Amro, en la ciudad central de Homs, que era utilizado como centro de prensa y fue alcanzado por los bombardeos.

Presión internacional

El ministro francés de Asuntos Exteriores, Alain Juppé, ha reclamado de nuevo que se permita "acceso medicalizado" para poder ayudar a las víctimas del conflicto y sostuvo que los heridos se encuentran "en condiciones muy preocupantes".

El presidente galo, Nicolás Sarkozy, se refirió a lo ocurrido el pasado miércoles como un "asesinato" y pidió específicamente que "aquellos que hicieron esto rindan cuentas por ello", sugiriendo que los periodistas eran objetivo del ejército sirio.

El régimen ha negado cualquier responsabilidad en el incidente y ha recordado que los periodista que se encuentran con la oposición en Homs entraron ilegalmente en el país.

Este vídeo viene a aumentar la presión internacional sobre el presidente sirio, Bachar el Asad, para que permita la llegada de ayuda humanitaria a las zonas más asoladas por el conflicto, especialmente a Homs, tal y como pide la Cruz Roja.

En este sentido, el borrador de declaración final de la conferencia internacional de Grupo de Amigos sobre Siria que se celebra el próximo viernes en Siria pedirá un alto el fuego para permitir a las organizaciones humanitarias llegar a la población civil más afectada.

Noticias

anterior siguiente