Enlaces accesibilidad

Francia ve posible acordar con Rusia una resolución sobre ayuda humanitaria a Siria

  • Ban ve indicios de crímenes contra la humanidad en el país árabe
  • La Asamblea General de la ONU ha condenado al régimen sirio
  • China se implica en el conflicto y manda al viceministro de Exteriores

Por
Ban ve indicios de crímenes contra la humanidad en Siria y pide el fin de los bombardeos

Francia confía en llegar a un acuerdo con Rusia "con un objetivo muy a corto plazo, que es el fin de las masacres" en Siria en una nueva resolución en el Consejo de Seguridad de la ONU sobre el fin de la violencia y la entrega de ayuda humanitaria a la población civil de dicho país.
, aunque ha constadado sus diferencias con Moscú.

"Hay que hacer todo los posible para que cese la violencia y que una ayuda humanitaria importante se entregue a la población siria", ha declarado el ministro de Exteriores francés, Alain Juppé, tras reunirse con su homólogo ruso, Serguei Lavrov, tras una conferencia internacional sobre el tráfico de drogas en Afganistán celebrada en Viena.

Sobre la reunión, Juppé ha asegurado: "Hemos constado que estábamos en desacuerdo sobre el análisis de la situación. Para mí las cosas están claras, (el sirio) es un régimen tirano".

Respecto al veto ruso a la resolución sobre Siria en el Consejo de Seguridad de la ONU, Juppé ha considerado que el argumento de Moscú, "de que nos conduciría a una situación similar a la de Libia es un mal pretexto", pues la resolución dejaba claro que no habrá una solución militar.

Rusia, "dispuesta" a leer la resolución

Lavrov, por su parte, ha declarado a la prensa que no podía expresar su opinión sobre la nueva iniciativa francesa, pero ha mostrado su "disposición a leerla en cuanto terminen de redactarla".

"El ministro (Juppé) me contó que están pensando en una nueva resolución, que tendría como fin facilitar la entrega de ayuda humanitaria a la población Siria", ha indicado Lavrov.

Juppé ha destacado que Francia está dispuesta a trabajar con Rusia sobre "una resolución equilibrada sobre la entrega de ayuda humanitaria y el fin de la violencia en Siria".

"Estamos listos para trabajar en Nueva York en una resolución que se inspire en la de la Liga Árabe para poner fin a la violencia y entregar ayuda humanitaria", ha agregado el ministro galo.

Aún así, ha advertido: "Pero no somos ingenuos. Para nosotros no es posible aceptar el actual status quo político en Siria".

Ban ve indicios de crimenes contra la humanidad

También en Viena, ha solicitado el fin "inmediato" de la violencia y ha reiterado que hay indicios de que las fuerzas del régimen de Damasco están cometiendo crímenes contra la humanidad.

"Vemos barriadas bombardeadas de forma indiscriminada, hospitales utilizados como centros de tortura y menores, incluso de diez años, encarcelados y sometidos a abusos. Vemos algunos tipos de crímenes contra la humanidad", ha declarado.

El secretario general ha condenado los ataques del Ejército sirio contra la población civil y ha advertido a Damasco de que no puede utilizar la falta de acuerdo en el Consejo de Seguridad para incrementar los ataques.

"Pido al gobierno sirio que cumpla con la ley internacional y ponga fin de forma inmediata a los bombardeos y al uso de fuerza contra los civiles", ha recalcado.

Las palabras de Ban coinciden con las de la alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Navy Pillay, que el pasado martes denunció ante la Asamblea General de la ONU posibles crímenes contra la humanidad en Siria y se quejó de que el régimen se ha "envalentonado" por la inacción del Consejo de Seguridad.

Voto en la Asambles General

La Asamblea General ha aprobado este jueves una resolución impulsada por los países árabes que condena la violencia en Siria. La resolución no tiene carácter ejecutivo, como las del Consejo de Seguridad.

Los países árabes han rechazado las enmiendas propuestas por Rusia y que eran similares a las que Moscú ya propuso en el Consejo de Seguridad antes de ejercer su poder de veto.

Moscú pretendía que se incluyera en la resolución un llamamiento a"todas las secciones de la oposición siria para que se disocien de grupos armados que llevan a cabo actos de violencia", así como que se especificara que la retirada del Ejército de las ciudades sirias se llevara a cabo "junto con el fin de los ataques de los grupos armados contra las instituciones del Estado y los cuarteles".

Enviado chino

Por su parte, China, el otro país que ha vetado las resoluciones sobre Siria, ha decidido aumentar su implicación diplomática en el conflicto y enviará a la zona a un representante, Zhai Jun.

Jun ha condenado "todos los actos de violencia contra civiles inocentes" en Siria, un día antes de iniciar un viaje a ese país para intentar mediar en un conflicto en el que han muerto más de 6.000 personas, según grupos de derechos humanos.

Zhai, que es viceministro de Asuntos Exteriores ha señalado que China "urge al Gobierno de Siria y a todos sus partidos políticos que detengan completa e inmediatamente todos los actos de violencia y restablezcan la paz y la normalidad del orden social", en declaraciones publicadas por la agencia Xinhua.

El Gobierno chino anunció poco antes que Zhai visitará Siria los días 17 y 18 de febrero y se reunirá con responsables del Gobierno de ese país y "otras partes implicadas" con el fin de mediar en el conflicto que vive el país de Oriente Medio.

Zhai viaja "para impulsar una resolución pacífica y adecuada de la crisis siria", ha señalado al anunciar la visita el portavoz ministerial Liu Weimin.

Noticias

anterior siguiente