El Cairo ignora la huelga en el aniversario de la caída de Mubarak

  • La normalidad es la nota predominante en el centro de El Cairo
  • Las tiendas han abierto y el transporte ha funcionado sin incidencias
  • Un ciudadano: "La economía está muy mal y necesitamos trabajar"

EFE 

Preocupados por la situación económica, la mayoría de los cairotas han desoído los llamamientos para una huelga general y han optado por acudir a sus trabajos, justo un año después de la renuncia del presidente Hosni Mubarak, que pasó el día ante un tribunal.

La normalidad fue la nota predominante en el centro de El Cairo y en el distrito de Guiza, donde la mayoría de los comercios abrieron como cualquier otro sábado en esta jornada de desobediencia civil, convocada por grupos revolucionarios, sindicatos y estudiantes, contra la Junta Militar que sucedió a Mubarak en el poder.

Cafeterías, tiendas de ropa, panaderías y agencias de viajes fueron algunos de los comercios que abrieron sus puertas, mientras que el transporte público -metro y autobuses- funcionó sin interrupciones. En el aeropuerto, no hubo cancelaciones y los aviones despegaron y aterrizaron sin grandes retrasos.

"Necesitamos trabajar"

"No podemos cerrar porque tenemos muchas reservas", ha dicho a Efe Mahmud, contable en la agencia de viajes Safir, cuyas oficinas se encuentran en plena plaza Tahrir, en el centro de la capital.

Mahmud destacó que el turismo es un sector vital para Egipto y dijo desaprobar la huelga por que en su opinión "la economía está muy mal y necesitamos trabajar".

Pese al deterioro económico, Mahmud afirmó no echar en absoluto de menos a Mubarak y se sumó a una corriente de pensamiento muy extendida ente la población que achaca todos los males del país al Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas.

Una opinión que compartía Ayman Abderrahim, un carnicero que atendía este sábado a sus clientes en un puesto en el mercado de Bab el Louk, próximo a Tahrir.

La vida sigue siendo dura

"El Consejo Militar debe entregar el poder a una autoridad civil, pero primero es más importante que se reanude la producción y que mejore la economía", apuntó a Efe Abderrahim, que considera que la vida ahora es más dura para los egipcios que hace un año, aunque tampoco añora los tiempos del expresidente.

Pese a que había convocadas concentraciones de trabajadores en Tahrir, por la plaza solo pululaban algunos de los que son sus personajes habituales: algún que otro revolucionario aún acampado, vagabundos sin techo y una tropa de vendedores ambulantes.

Donde sí que hubo protestas fue en universidades como la de El Cairo, donde un centenar de estudiantes participó en una sentada, que no alteró el ritmo de las clases ni de los exámenes.

Entre los manifestantes estaba Sara Rachad, estudiante de Ciencias, que portaba un cartel en español y en árabe, hecho por sus compañeros de filología hispánica, que decía "huelga, huelga, hasta que caiga la Junta".

"Puede que ahora haya gente que piense que con Mubarak era mejor y no haya participado en la huelga porque el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas lo ha hecho fatal y no se ha molestado en ofrecer servicios básicos a la gente", reflexionó.

Aun así, la joven atribuyó la escasa afluencia de estudiantes a la protesta en la universidad a que era el primer día de clases tras la vacaciones de invierno y que muchos se habían quedado en casa estudiando.

Mubarak, ante el tribunal

Por su parte, el depuesto dictador, de 83 años, compareció este sábado ante el tribunal que lo juzga en una nueva sesión del proceso por su presunta responsabilidad en la matanza de manifestantes durante la revuelta que estalló el 25 de enero del pasado año.

A diferencia de otras ocasiones, la televisión egipcia no mostró este sábado las ya tradicionales imágenes del tirano entrando en camilla en la sede de la corte, instalada en la Academia de Policía de El Cairo.

En el banquillo, Mubarak estuvo acompañado por el resto de inculpados: sus dos hijos, Alá y Gamal, quien durante años fuera su ministro de Interior, Habib al Adli, y seis de sus asesores.

La vista se centró en escuchar los argumentos de la defensa de uno de los ayudantes del exministro, quien acusó a "partes extranjeras" de participar en el asesinato de manifestantes durante las protestas.

La defensa empleó un lenguaje similar al utilizado anoche por la Junta Militar en un comunicado dirigido al pueblo egipcio con motivo del aniversario de la dimisión de Mubarak, en el que aseguró que no se rendirá ante "las conspiraciones" que buscan dividir al pueblo egipcio.

­ ­ ­ ­
Programas para todos los públicos

"Un acuerdo con Irán no evitará que consiga la bomba nuclear"

El líder israelí, Benjamin Netanyahu, pronuncia un discurso en el Congreso de EE.UU., que no cuenta con el visto bueno de Obama.

­ ­ ­ ­
Cristiano Ronaldo antes de anotar su gol 291 con el Madrid ante el Villarreal.

Cristiano, a 32 goles de hacer historia en el Real Madrid

ANTONIO SERRANO

Raúl es el goleador histórico blanco, con 323 goles en 471 encuentros. Cristiano suma 291, 32 dianas menos, pero con un balance demoledor, 1,05 goles por choque.

­ ­ ­ ­

Paro en España

El número de parados registrados bajó en 13.538 en febrero y el total quedó en 4.512.153

El número de parados registrados bajó en 13.538 en febrero y el total quedó en 4.512.153

L. FRANCIA.- Empleo destaca que es la mayor reducción en un mes de febrero desde 2001. Había 300.333 parados menos que un año antes (-6,24%). El paro disminuyó en construcción e industria, y casi no varió en el sector servicios.

­ ­ ­ ­
Björk, "The Face", (1993)

'Björk', inmersión sonora para contar una vida

JUANMA CUÉLLAR.- El MoMA recorre 22 años de carrera solista de la cantante Björk. La exposición podrá visitarse entre el 8 de marzo y el 7 de junio.

­ ­ ­ ­
Fotografía tomada por Siret de un esqueleto perteneciente a los hallazgos de la Edad del Hierro, fenicios, púnicos y romanos encontrados en Herrerías (Almería)

El Museo Arqueológico publica el archivo Siret, clave para estudiar yacimientos prehistóricos

Son más de 31.000 documentos como cuadernos de campo y fotos del trabajo del arqueólogo belga afincado en España, Louis Siret.

Espacio reservado para promoción
cid:44850