Enlaces accesibilidad

Claves para no pasar calor en casa o en la oficina sin abusar del aire acondicionado

  • Es fundamental adaptar el vestuario y la alimentación al verano
  • Los trucos tradicionales siguen siendo los más efectivos
  • La ley marca que la temperatura de un edificio no puede bajar de los 26 ºC

Por
Regular bien el aire acondicionado ayuda a no derrochar energía y a evitar posibles enfermedades

El verano de 2011 ya ha dado su pistoletazo de salida. Según los expertos de la Agencia Estatal de Meteorología, será un verano más cálido de lo normal. Así,a partir de esta semana va a ser cada vez más difícil sobreponerse al calor que se sufrirá en los hogares y oficinas de toda España y es necesario recordar cómo mantenerse fresco sin abusar del aire acondicionado.

El Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía del Ministerio de Industria (IDAE) resalta en su Guía Práctica de la Energía un concepto muy útil: la eficiencia energética. 

"Significa mejorar nuestra calidad de vida al permitirnos tener el mismo o más confort con un menor consumo energético. Es mayor en la medida en que los consumos de energía por unidad de producto producido o de servicio prestado sean cada vez menores", reza el documento.

"Aplicado a la iluminación, por ejemplo, la bombilla más eficiente es la que produce la misma luminosidad con una menor potencia", esto implica un menor consumo y un mayor ahorro económico, explica Rodrigo Morell, director general de la consultora energética Creara.

Según datos del instituto, los sectores de la vivienda y el transporte han sido los que más han incrementado su consumo en los últimos años y el consumo de energía de las familias españolas es ya el 30% del consumo total de energía de todo el país. Es por eso necesario que el consumo sea responsable durante todo el año, pero en esta época el consumo se dispara por los aparatos de aire acondicionado, que no siempre se utilizan de forma eficiente.

"Es fundamental adaptarse a la época del año en la que estamos"

El directivo de Creara, Rodrigo Morell situa la responsabilidad en tres ámbitos a la hora de ahorrar energía y consumir de forma eficiente. En primer lugar, habla de los hábitos; en segundo lugar, menciona la normativa vigente, y en tercer lugar, exige responsabilidad a la hora de elegir y comprar el equipamiento.

Así, indica que, "aunque siempre se dice lo mismo", para no pasar tanto calor en verano es fundamental "adaptarse a la época del año en la que estamos" y eso implica alimentarse adecuadamente y vestirse adecuadamente.

"Si en verano vamos con chaqueta y corbata a la oficina, es evidente que vamos a pasar calor", explica Morell, quien añade que "no tiene mucho sentido que algunas personas, sobre todo mujeres, tengan que ir en verano a trabajar con una chaqueta guardada, por si pasan frío en el despacho".

"Vivimos desvinculados del mes en el que estamos. Hay que entender que un grado extra de frío en un aparato de aire acondicionado supone un 7% más de consumo energético", añade Morell.

Una diferencia con el exterior de más de 12 ºC no es saludable

Además, hay que tener en cuenta la legislación vigente en lo que se refiere a lugares públicos y centros de trabajo. Por ley, todo edificio no residencial no podrá sobrepasar los 21 grados en invierno y no podrá registrar una temperatura inferior a los 26 grados en verano.

El IDAE advierte además que "una diferencia de temperatura con el exterior superior a 12 ºC no es saludable".

Además, desde este año, todos los edificios públicos (oficinas de la administración, centros comerciales, tiendas...) han de tener un panel informativo de la temperatura y humedad en el ambiente visible a todo el mundo.

Por último, en relación a la equipación técnica, Morell recomienda comprar siempre equipos eficientes que, aunque son "algo más caros", el coste se amortiza con el ahorro que suponen.

"Para el mismo nivel de prestaciones, hay aparatos que consumen hasta un 60% más de electricidad que otros", añade el IDAE en su guía.

Trucos para ayudar a mantener una temperatura agradable

Además de los aparatos de aire acondicionado, hay una serie de trucos que nos pueden ayudar a refrescar el ambiente sin necesidad de consumir energía extra o de bajar un grado más el aparato de climatización.

"Son en su mayoría medidas de eficiencia energética que hemos dejado de utilizar y que podemos retomar antes de encender directamente el aire acondicionado", indica Morell.

  • Los ventiladores consumen muchísima menos energía que los aparatos de aire acondicionado. Además, si lo colocamos cerca de una masa de agua, "es mucho más efectivo refrescando el ambiente", apunta el experto.
  • Ventilar la casa/ocficina a horas en las que la temperatura exterior es más fresca que la interior -por la noche o a primera hora de la mañana-. "Hay que evitar que entre aire del exterior durante las horas de más calor", explica el director de Creara. En este sentido, la guía del IDAE explica que en el aire acondicionado se pueden conseguir "ahorros de energia superiores al 30%" instalando toldos y aislando adecuadamente muros y techos.
  • Evitar la luz artificial en las horas en las que sea necesaria, teniendo en cuenta además que también es una fuente de calor.
  • Pintar las paredes -incluso las exteriores- de colores claros, ayuda a que no se concentre el calor.
  • Conseguir generar corrientes de aire.

Si se va a instalar el aire acondicionado:

  • Los aparatos que más ahorran son los de clasificación energética A.
  • La temperatura mínima es 26 ºC.
  • Hay que cerrar puertas y ventanas cuando se encienda el aparato. Un buen aislamiento de la casa rebaja mucho la factura eléctrica.
  • Al encender el aparato no hay que bajar el termostato a una temperatura más baja de lo deseado para que enfríe más rápido. Este comportamiento provoca resfriados y un gasto innecesario.

Noticias

anterior siguiente