Anterior Carolina del Sur trata de decidir el destino de la bandera confederada tras la matanza de Charleston Siguiente Primer encierro de San Fermín 2015 peligroso y rápido con toros de Jandilla Arriba
Ciencia al cubo - Novedades sobre Bisfenol A - 06/10/10

El compuesto quimíco de las botellas de plástico no es tan tóxico como se creía

  • No es necesario modificar la dosis máxima tolerable del bisfenol A

  • El contacto con este compuesto químico es generalizado

  • Se usa desde la década de los 50 aunque algunos países lo han prohibido

|

No es necesario modificar la dosis máxima tolerable de bisfenol A, es decir, la cantidad máxima de producto que se puede ingerir sin que produzca riesgos para la salud.

Es la decisión que ha tomado la Autoridad Europea para la Seguridad Alimentaria, tras la petición de revisión de la Comisión Europea sobre este compuesto químico presente en muchísimos productos de uso doméstico y que está desde hace años bajo el punto de mira por su supuesta peligrosidad.

La alarma saltó hace cinco años, en Estados Unidos: el bisfenol A (el BPA), un compuesto químico presente en productos que usamos habitualmente, como las botellas de plástico, tuppers, en la caja de los CD o las gafas de sol, entre otros muchos, podía ser tóxico.

Alarma generalizada

Los más de medio millar de análisis realizados con animales de laboratorio concluían que la exposición a bajas dosis tenía consecuencias negativas y que alteraba el equilibrio hormonal.

Y el último estudio al respecto realizado por científicos ingleses y han concluido que el BPA está asociado con problemas en humanos, cardiacos, diabetes y en alteraciones hepáticas.

La Autoridad Europea para la Seguridad Alimentaria ha tenido en cuenta todos estos informes a la hora de tomar su decisión. Y asegura también que los
estudios que apuntan que el BPA puede ser tóxico para el sistema nervioso tienen "lagunas".

Más de medio siglo

El bisfenol A se usa desde la década de los cincuenta. Es un material excelente, es resistente a los golpes, al calor, a la electricidad. Por todo esto está presente en muchísimos productos de la vida cotidiana.

La exposición al producto es constante. De ahí la urgencia por revisar la dosis adecuada de la sustancia.

La Autoridad Europea para la Seguridad Alimentaria como decimos, respalda su uso, también los hace la FDA (la agencia que regula los fármacos en Estados Unidos) porque no hay evidencias suficientes como para considerar al compuesto químico nocivo para la salud.

Pero a pesar de ello, las compañías fabricantes de biberones en Estados Unidos han dejado de hacerlos de forma voluntaria, con BPA y en Canadá lo han prohibido directamente.

CIENCIA AL CUBO

SUSCRÍBETE al podcast de Ciencia al Cubo, el programa sobre Ciencia de América Valenzuela en Radio 5.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente