Anterior La Justicia de Brasil admite a trámite una nueva denuncia por corrupción contra Lula Da Silva Siguiente ¿Qué ha pasado en Cataluña desde la consulta del 9-N? Arriba Ir arriba
Comienza el juicio por el caso Malaya

La defensa de Roca pide la nulidad de las escuchas telefónicas en el caso Malaya

|

La defensa del ex asesor de Urbanismo del Ayuntamiento de Marbella Juan Antonio Roca, presunto 'cerebro' de la trama de corrupción descubierta en la operación Malaya, ha pedido al inicio del juicio la nulidad de todas las escuchas telefónicas relacionadas con su cliente, así como la suspensión de la vista oral antes de su comienzo.

En la fase de cuestiones previas, la abogada que representa a Roca, Rocío Amigo, ha impugnado todas las intervenciones telefónicas desarrolladas durante los cuatro años y medio de instrucción por falta de motivación y falta de proporcionalidad, entre otros argumentos, y ha demandado que se resuelvan con carácter previo al inicio del juicio oral.

Petición denegada por el tribunal

La ausencia de algunos expedientes urbanísticos, y que la posible causa ya esté juzgada en otro procedimiento, son dos de los motivos esgrimidos por la letrada para justificar la suspensión de la vista antes de exponer las cuestiones previas, petición que ha sido denegada por el tribunal.

Durante su exposición, Amigo ha denunciado que la Policía "ha mentido" en reiteradas ocasiones y que el primer juez instructor, Miguel Ángel Torres -ahora destinado en Granada- "no quiso comprobar si lo que decían (los policías) era cierto".

Roca, que se enfrenta a una petición fiscal de treinta años de cárcel y más de 810 millones de euros de multa, ejercía una posición de "dominio" sobre la Corporación municipal de Marbella, según el ministerio público.

Expectación mediática y despliegue policial

El juicio por el caso Malaya, contra la mayor trama de corrupción conocida en España, ha arrancado este lunes en la Ciudad de la Justicia de Málaga, en medio de una enorme expectación mediática que ha obligado a establecer un amplio dispositivo de seguridad.

El presidente de la Sala, José Godino, ha dado sobre las 10:30 horas las primeras directrices para el desarrollo del juicio a las partes personadas en el procedimiento, en el que hay 95 procesados -otros tres están en busca y captura- por los delitos de blanqueo, malversación de fondos públicos, cohecho y prevaricación, entre otros.

Desde primeras horas de la mañana, la entrada de la Ciudad de la Justicia ha permanecido acordonada por la Policía Nacional para ordenar el acceso de los trescientos periodistas acreditados para la cobertura del juicio, un centenar de abogados y el casi centenar de imputados, así como de los funcionarios y el resto de personas que acudan por otros asuntos judiciales.

Muchos de los letrados han llegado a la Audiencia con bastante antelación al inicio del juicio, caso de la letrada Rocío Amigo.

Llegada de los acusados

Entre los acusados, los más madrugadores han sido los empresarios Tomás Olivo y Rafael Gómez Sánchez, y el que fuera primer teniente de alcalde de Marbella, Pedro Román.

Algo después han entrado en la Ciudad de la Justicia los ex alcaldes marbellíes Marisol Yagüe y Julián Muñoz, los cuales han eludido hacer declaraciones a los periodistas.

Debido a la envergadura del proceso, cuyo juicio oral se prevé que dure un año, se ha habilitado una sala de prensa, y se han instalado monitores de televisión en el pasillo para que el público que no pueda entrar en la sala de vistas pueda seguir las sesiones.

El caso Malaya, cuya investigación judicial arrancó a finales de 2005, tuvo como consecuencia una medida inédita en la historia democrática: la disolución del Ayuntamiento de Marbella en abril 2006 y la constitución de una comisión gestora hasta las elecciones de 2007.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente