Enlaces accesibilidad

Obama levanta la prohibición a la entrada de seropositivos

  • La medida llevaba en vigor 22 años
  • "Estaba basada en el miedo más que en los hechos", dice Obama
  • Impedía la inmigración y turismo de infectados por el SIDA
  • EE.UU. es el único país occidental que aplicaba esta restricción
  • La decisión del Presidente entrará en vigor en dos meses

Por

Obama ha decidido cortar por lo sano un prejuicio de 22 años. Desde la época Reagan, Estados Unidos había vetado la entrada en el país de las personas infectadas por el virus del SIDA, fueran inmigrantes, estudiantes o simples turistas.

En la actualidad, una docena de países aplican este tipo de restricciones: Armenia, Arabia Saudí, Brunei, EE.UU., Irak, Corea del Sur, Moldavia, Omán, Qatar, Rusia, las Islas Salomón, Sudán y Yemen. Se da la paradoja de que los infectados por el virus del Ébola o la gripe aviar tienen menos dificultades que los seropositivos.

Obama considera que la prohibición se basaba "más en el miedo que en los hechos", y por eso ha anunciado que su administración va a levantar efectivamente el veto. La decisión se publicará el próximo lunes y entrará en vigor al cabo de dos meses.

Pandemia y prejuicios

En Estados Unidos hay un millón de infectados por el virus del SIDA. La enfermedad afecta a 33 millones de personas en todo el planeta. Obama ha señalado que "si queremos ser el líder mundial en la lucha contra VIH tenemos que actuar como tal".

Rachel Tiven, la directora de Immigration Equality, un grupo de presión que ha conseguido 20.000 firmas para acabar con la prohibición, considera que la decisión de Obama demuestra que "las leyes de inmigración que excluyen a las familias y estigmatizan a los individuos están abocadas al fracaso".

Una vieja discriminación

Las restricciones a la entrada de seropositivos fueron implantadas durante el mandato de Ronald Reagan. En 1987, el Senado aprobó por unanimidad la prohibición. En aquella época, los prejuicios sobre el alcance y contagio del SIDA campaban por sus respetos.

En 1991 fracasaron los intentos de abolir las restricciones debido a la presión de los grupos conservadores. Peor aún, las disputas burocráticas ampliaron el ámbito de aplicación y el Congreso extendió las restricciones a la inmigración.

Finalmente, en 2008, el Senado derogó la prohibición a instancias del senador demócrata, John Kerry, y del republicano, Gordon Smith. El presidente Bush firmó la ley el 30 de julio. Su sucesor, Obama, la pone en práctica.

Noticias

anterior siguiente