Anterior Educación destinará 1.420 millones de euros a becas y ayudas para el curso 2017/18 Siguiente El Gobierno decidió aumentar su control a la Generalitat tras detectar un desvío de 6.150 euros Arriba Ir arriba

Siguen a un pederasta que vivió en el mismo sitio que Madeleine McCann cuando desapareció

  • Se trata de Raymond Hewlett, con un largo historial de agresiones a niñas

  • En estos momentos se encuentra en Alemania, donde está siendo tratado por un cáncer

  • Los detectives lo definen como un hombre "astuto" y un "peligro para los niños"

  • Hewlett relata que viajó a Marruecos para cerrar una venta importante

  • Los padres han difundido una imagen que muestra cómo sería Maddie con seis años

  • Durante un año, las pistas sobre su paradero han sido muy difusas

Los detectives privados que investigan la desaparición de Madeleine McCann han identificado a un pedófilo británico que vivió cerca del área en la que desapareció la niña británica hace dos años, en el sur de Portugal, según informa el diario 'Mail Online'.

Un portavoz de Kate y Gerry McCann han confirmado que el equipo de investigación contratado por el matrimonio ha descubierto que el británico Raymond Hewlett, de 64 años, vivió cerca del complejo turístico de Praia da Luz.

Hewlett, que se encuentra en estos momentos en Alemania, donde está recibiendo tratamiento por un cáncer, tiene un largo historial de agresiones a niñas y está en busca y captura por las policías de Irlanda y el Reino Unido.

Fuentes cercanas a la investigación han indicado que el sospechoso es "astuto" y un "peligro para los niños" y que actúa en un furgón. Su modus operandi consiste en presentarse en los lugares a los que va como un policía, lo que le ayuda a entablar amistad con las familias y conseguir el acceso a los niños.

Una familia británica lo destapa


El matrimonio formado por Alan y Cindy Thompson fue el primero en alarmar sobre el sospechoso, al que conocieron durante unas vacaciones en el sur de Portugal, donde Hewlett vivía en una autocaravana con su esposa y sus seis hijos, según informa el diario 'Daily Mirror'.

Alan Thompson relata que entablaron amistad con él, pero en ningún momento desveló su historial de agresiones e intentos de secuestro de niñas en el Reino Unido, algo que no conocieron hasta que terminaron su viaje a Portugal.

En los días que coincidieron, Hewlett les llegó a contar que un grupo de gitanos nómadas les ofreció dinero por su propia hija, que era rubia y de ojos azules, como la propia Maddie.

Cindy Thompson ha afirmado que "no pensamos mucho en ello en el momento. Ray y su familia llevaban una desesperada vida al día y cualquiera puede pensar que él mismo intentó vender uno de sus seis hijos".

Viaje a Marruecos a cerrar una venta

Además, el mismo Hewlett les contó que se disponía a viajar a Marruecos para cerrar una venta importante, aunque nunca desveló qué es lo que iba a vender.

En los meses posteriores a la desaparición se informó de varias niñas que se parecían en Maddie en el país magrebí, uno de los más sonados fue el caso de una niña bereber que en una foto de poca resolución parecía la propia británica.

Cuando la policía portuguesa lo interrogó sobre su viaje a Marruecos, él contestó "Sí, ¿Qué pasa? ¿Eso me hace culpable entonces? Aunque no dijo nada sobre los gitanos que le ofrecieron dinero por su hija. Sí afirmó que "en Marruecos todo vale algo. Puedes conseguir 25 euros por una bicicleta vieja".

Hewlett relató a policía que se encontraba en Fuseta el día de la desaparición, a unos 110 kilómetros de Praia da Luz.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente