Enlaces accesibilidad

Venezuela e Irán rubrican una "relación estratégica" para los próximos 10 años

  • Firman una "hoja de ruta" con la que pretenden incrementar su intercambio económico
  • También quieren fortalecer su acción política
  • Chávez concluye la visita a su "hermano" Ahmadineyad

Por
Irán y Venezuela han rubricado una nueva "hoja de ruta" en sus estrechas relaciones bilaterales, con la que pretenden incrementar su intercambio económico y fortalecer su acción política durante la próxima década.

La firma de este nuevo "acuerdo estratégico de diez años" ha puesto fin a una visita oficial de tres días que el presidente venezolano, Hugo Chávez, ha realizado a Irán en el marco de una gira que le llevará también a Japón y China.

"El grupo de documentos que hemos firmado son la línea de partida. Una línea de partida de un mapa de ruta que hemos firmado los dos presidentes", ha explicado Chávez en una declaración final junto a su colega iraní, Mahmud Ahmadineyad.

Según el presidente venezolano, este nuevo compromiso pretende acelerar el desarrollo de "dos países que están destinados a convertirse en dos potencias del siglo XXI".

Chávez llegó el pasado jueves a la capital iraní procedente de Qatar, en una visita con marcado acento económico, durante la que se han firmado nueve protocolos de cooperación y se han colocado en la mesa nuevos proyectos de desarrollo.

Alabanzas a su "hermano"

La economía y la crisis financiera internacional han centrado esta séptima visita a Irán de Chávez, quien se ha prodigado en abrazos y alabanzas a su "hermano" Ahmadineyad.

Ambos mandatarios han aprovechado la oportunidad para volver a proclamar, ahora juntos, la muerte del capitalismo y la necesidad de crear un nuevo sistema más ético, "fundamentado en valores espirituales y morales".

"Yo he venido hablando a título de broma del G-2. Pero creo que se está convirtiendo en realidad", ha dicho Chávez en referencia a la relación entre Irán y Venezuela.

"Un grupo nuevo que ha nacido, y pido a Dios que nos ilumine los caminos y que seamos capaces de convertirlo en un grupo invencible del mundo nuevo, para la transformación del mundo. Estamos creando un nuevo modelo de relacionamiento", ha señalado.

En la misma línea se ha expresado Ahmadineyad, quien se ha mostrado "feliz" por la caída de un sistema que en su opinión solo se cimenta en "el egoísmo y la codicia"

"Afortunadamente este sistema ha caído y ha desaparecido, somos muy felices. Muchos años de tiranía están en su último aliento y van a desaparecer para siempre. El mundo está en un momento de cambio profundo. El mundo necesita un nuevo orden", ha proclamado.

"Rotundo fracaso" del G-20


En este sentido, ambos presidentes han vuelto a criticar a las grandes economías del mundo e insistieron en que la cumbre del G-20 celebrada esta semana en Londres fue un "rotundo fracaso".

La amplia actividad económica ha dejado en segundo plano las discusiones políticas, que según fuentes cercanas a la delegación venezolana, giraron en torno a la nueva coyuntura generada por la llegada a la presidencia de Estados Unidos del demócrata, Barack Obama.

Chávez se ha mostrado "pesimista" sobre las posibilidades de éxito de un eventual diálogo entre Estados Unidos e Irán, países que rompieron sus lazos diplomáticos en abril de 1980 tras el triunfo de la revolución que derrocó al último Sha de Persia, el pro occidental Mohamad Reza Pahlevi.

En esta última jornada, el presidente venezolano ha sido recibido brevemente por el líder supremo de la Revolución iraní, ayatolá Ali Jamenei, quien agradeció a Chávez su decisión de cortar los lazos con Israel tras la última invasión judía de Gaza.

Noticias

anterior siguiente