Enlaces accesibilidad

Los militares irrumpen en el palacio presidencial en la capital de Madagascar

  • El presidente asegura que no va a dimitir y luchará hasta la muerte
  • El líder de la oposición rechaza un referéndum y ordena que lo detengan
  • La Unión Europea advierte de que no reconocerá un gobierno nacido de la fuerza

Por
Los militares irrumpen en el palacio del presidente de Madagascar
El presidente de Madagascar, Marc Ravalomanana, ha declarado despues de que los militares hayan irrumpido este lunes en el palacio presidencial de Antananarivo que no va a dimitir y luchará hasta la muerte si hace falta. La entrada a las instalciones se han producido despues de que el líder opositor, Andry Rajoelina, pidiera la detención de Ravalomanana, que se encuentra refugiado en otro palacio a 10 km del centro de la ciudad.

Asegura estar dispuesto a morir defendiéndose junto a sus guardias leales. "Claramente los poderes del presidente son ahora limitados. Esto se está convirtiendo en un golpe militar" ha dicho su portavoz. El presidente tiene previsto permanecer en Madagascar. Se lo ha comunicado a la guardia presidencial, que le ha aconsejado trasladarse a otro lugar, a lo que él ha respondido: "Moriré con usted si tengo que hacerlo".

Por su parte Rajoelina, líder de la oposición en las protestas públicas contra el Gobierno de Ravalomanana desde el inicio del año, ha dicho sentirse impaciente por la toma de posesión, aunque no puede presentarse a las elecciones por tener 34 años y no los 40 necesarios establecidos por la Constitución malgache. Acusa al presidente de dirigir el país como una empresa privada y ha aprovechado el descontento público generalizado con altos niveles de pobreza. Los partidarios del presidente dicen de él que es un alborotador empeñado en tomar el poder ilegalmente.

El pasado domingo, Ravalomanana reiteró, tras una nueva manifestación en su contra, su disposición a convocar un referéndum para resolver el problema político entre el Gobierno y la oposición, pero Rajoelina lo rechazó y pidió a los militares y la Policía que lo detuvieran.

Asalto al palacio

La crisis en Madagascar comenzó el pasado 26 de enero, cuando el líder de la oposición y ex alcalde de Antananarivo, Andry Rajoelina, encabezó una manifestación de protesta contra Ravalomanana en la capital que degeneró en violentos enfrentamientos con la Policía y desde entonces se han producido disturbios y choques de las respectivas facciones políticas en los que han muerto unas 140 personas.

El ejército tradicionalmente se ha mantenido neutral en periodos de crisis políticas desde la independencia de Francia en 1960, pero la semana pasada los oficiales disidentes organizaron un motín y derrocaron a su jefe, mostrando el lunes su apoyo al ex alcalde. "El 99% de las tropas está con él", ha explicado el coronel Andre Ndriarijaona refiriéndose a Rajoelina.

Poco despues han tomado el palacio del presidente, que no estaba en su interior. Se han oído intensos tiroteos y dos grandes explosiones en la ciudad poco antes de que dos tanques forzaran su acceso a estas instalaciones. Antes de entrar, uno de los militares ha pedido con un megáfono que las personas que todavía se encontraban en el edificio salieran.

La Unión Europea no reconocerá un presidente por las armas

La Unión Europea ha advertido este lunes contra la toma del poder por la fuerza en Madagascar, subrayando que un jefe de Estado puesto por la violencia no será "reconocido" como legítimo.

"La Unión Europea rechaza todo acto de violencia y, sin un nuevo jefe de Estado fuera colocado por la fuerza militar, contra la Constitución, no lo reconoceríamos", ha declarado el ministro checo de Asuntos Extranjeros, Karel Schwarzenberg.

El Consejo de Paz y Seguridad de la Unión Africana (UA) ha condenado, antes de la irrupción de los militares en el palacio presidencial, los intentos anticonstitucionales de la oposición en Madagascar para hacerse con el poder. La UA ha instado a las fuerzas políticas a participar en un diálogo para resolver la crisis en que está inmerso el país desde enero pasado.

"Condenamos tanto los golpes de Estado como los intentos de golpe", ha dicho el embajador de Benin ante la UA y titular de turno del Consejo de Paz y Seguridad, Edouard O. Aho-Glele.

Ravalomanana fue reelegido democráticamente para un segundo mandato como presidente de Madagascar en 2006 y su mandato finaliza en 2011, cuando deben celebrarse nuevos comicios en el país.

Noticias

anterior siguiente