Enlaces accesibilidad

Una multitud apedrea el Parlamento de Letonia en protesta por la crisis

  • Riga ha vivido la mayor manifestación en la historia de la ex república soviética
  • Protestaban por el recorte del gasto y la subida de impuestos contra la crisis
  • El país ha sufrido un brusco frenazo de la economía: hace un año crecía al 10%

Por
Una multitud apedrea el Parlamento de Letonia
Una multitud ha apedreado el Parlamento de Letonia este martes por la noche tras una protesta multitudinaria contra el plan del Gobierno frente a la crisis económica, que prevé una subida de impuestos.

La manifestación en las calles de Riga ha sido la mayor en la historia del país, según la BBC, mientras la agencia Reuters ha calificado los incidentes como los más graves acaecidos en la ex república soviética, que se independizó en 1991 y es miembro de la Unión Europea desde el 2004.

Al menos tres policías han resultado heridos y 97 personas han sido detenidas, según fuentes de la seguridad. "Cerca de un millar de personas arrojaron piedras y botellas contra la sede del Parlamento", ha declarado otra fuente del Gobierno. Las fuerzas del orden respondieron lanzando gases lacrimógenos y disparando al aire.

Los desórdenes han tenido lugar después de que entre 10.000 y 30.000 personas se manifestaran en la céntrica plaza de Doma para pedir la disolución del Parlamento. La convocatoria fue lanzada por el movimiento opositor La Sociedad por Otra Política, apoyado por más de una veintena de partidos y organizaciones sociales.

Letonia, con 2,3 millones de habitantes, es el Estado de la Unión Europea más afectado por la crisis global y que sufre la peor recesión. Su Producto Interior Bruto (PIB) en el tercer trimestre del año pasado se redujo en un 4,6% en comparación con el mismo período del 2007, año en el que llegó a crecer al 10,2%. Ese acelerado crecimiento le valió el sobrenombre de "tigre" económico del Báltico.

El Gobierno prevé un retroceso del PIB del 1,7% en el 2008 y el 5% este año. En diciembre, recibió un préstamo de 7.500 millones de euros del Fondo Monetario Internacional y un grupo de países vecinos. El Gobierno letón diseñó un plan anticrisis y de estabilización económica que prevé recortar el gasto público en un 15%, congelar los salarios y subir los impuestos, proyecto que suscitó duras críticas entre la oposición y los sindicatos.

Noticias

anterior siguiente