Enlaces accesibilidad

Asalto al hotel Oberoi y al centro judío de Bombay para liberar a los rehenes

  • Las fuerzas de seguridad han lanzado una ofensiva simultánea para rescatar a los rehenes
  • El centro judío es uno de los lugares que ha sido tomado por los islamistas
  • Hay al menos 10 rehenes israelíes
  • Los dos empresarios españoles siguen encerrados en sus habitaciones
  • Un avión con 61 españoles viaja desde Bombay a Madrid

Por
Asalto final en Bombay

Las Fuerzas de Seguridad han irrumpido en el hotel Oberoi y en el centro judío de Bombay, donde un grupo de islamistas armados retienen a un número indeterminado de rehenes desde el jueves. En el centro judío de  Bombay se han escuchado tiros y explosiones, según ha informado un periodista de AFP.

En la operación hay intercambio de disparos intermitentes en el edificio donde quedan al menos tres terroristas, según la agencia india PTI.
Además, sobre el terreno y en edificios adyacentes hay desplegados unos 100 efectivos para proporcionar cobertura a sus compañeros, según la agencia india IANS.

"La operación para asegurar la Nariman House todavía continúa", ha dicho a los medios el director General de la Guardia de Seguridad (NSG) J. K. Dutt. "Ya es sólo una cuestión de tiempo", ha añadido. Dutt ha asegurado que la operación del Taj está casi terminada, con sólo un terrorista herido en el edificio. "Está herido, y creo que esta operación terminará muy rápido", ha expplicado.

Además, según PTI, las fuerzas de seguridad intentan reducir a dos terroristas atrincherados en el hotel Oberoi, aunque no se han escuchado disparos ni explosiones desde anoche y los comandos los buscan cuarto por cuarto.

Operación de rescate simultáneo

Al menos 17 soldados de las fuerzas especiales han accedido en helicóptero por el tejado del centro judío, donde según el periodista de AFP se han escuchado al menos dos explosiones. Un testigo citado por Reuters ha visto cómo las fuerzas de seguridad entraban en el edificio mientras otro comando bajaba desde el helicóptero por una cuerda, aunque no se han reportado signos inmediatos de violencia.

El centro Judío, un complejo de oficinas y residencias situada en la Casa Hariman, es uno de los lugares en manos de los islamistas  desde el jueves,  tras la masacre de atentados en la ciudad de Bombay que se ha saldado la vida de 125 personas y más de 320 heridos, según ha informado la Policía local.

Según fuentes oficiales, un número indeterminado de personas, entre ellas un rabino y varios israelíes,  están retenidas por los islamistas

Otro testigo citado por Reuters ha presenciado cómo las fuerzas de seguridad asaltaban el hotel Oberoi, donde permanecen dos españoles escondidos en sus habitaciones en la planta 14, a la espera de ser rescatos.

Dos españoles permanecen retenidos

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, ha confirmado que los dos empresarios españoles que están atrapados en el hotel Oberoi Trident se encuentran "bien y tranquilos en su habitación". Se trata de Álvaro Rengifo, de Isolux, y Alejandro de la Joya, de Ferrovial.

Según Moratinos, los empresarios esperan salir cuanto antes del hotel para unirse al resto de la colonia española en Bombay y abandonar el país.

Rescate de rehenes

A lo largo del día, las fuerzas de seguridad indias han logrado hacerse con el control del hotel Taj Mahal, pero aún resiste un pequeño grupo de terroristas con rehenes en el Oberoi y otro en el centro de estudios judíos Nariman House, donde miembros de la Fuerzas Especiales se encuentran actualmente.

Un avión de las Fuerzas Aéreas españolas viaja desde Bombay con 61 españoles, mientras los otros 17 se han quedado en tierra a la espera de la llegada de un avión francés, según Europa Press. El avión de Defensa llegará en unas nueve horas a Madrid, en el aeropuerto de Torrejón de Ardoz.

La India apunta a Pakistán

Tres de los presuntos terroristas que atacaron el corazón financiero de la India han confesado ser miembros del grupo con base en Pakistán Lashkar-e-Taiba, ha informado el periódico Hindu. Sin embargo, este grupo islamista, uno de los más grandes del sur de Asia, ha negado este jueves tener algo que ver con la matanza.

El primer ministro de la India, Manmohan Singh, ha confirmado que el asalto ha sido perpetrado por un grupo de fuera de la India.

El ministro de Defensa de Pakistán ha negado que su país tenga algo que ver con los atentados terroristas. Mientras, el ministro de Exteriores paquistaní, Shah Mehmud Qureshi, que estaba de visita en la India, ha condenado los atentados y ha recordado que el Ejército de su país está combatiendo a los extremistas.

El atentado ha sido condenado por los principales dirigentes mundiales.

Noticias

anterior siguiente