Enlaces accesibilidad

China y cuatro ex repúblicas soviéticas evitan respaldar la política de confrontación de Rusia

  • No obstante, reconocen el "papel activo" de Moscú en un documento firmado con Rusia
  • El texto se enmarca en la cumbre de la Organización para la Cooperación de Shangai
  • Los seis países muestran su "profunda preocupación" por la crisis de Georgia y piden diálogo

Por
Apoyan el "papel activo" que Rusia debe tener en las "operaciones de paz y cooperación" en el Caúsaso, pero no consiguen ponerse de acuerdo para mostrar un claro apoyo a la politica de confrontación con Occidente de Moscú.

China y otras cuatro repúblicas ex soviéticas de Asia central (Kazajistán, Kirguizistán, Tayikistán y Uzbekistán) han firmado una declaración conjunta con Rusia en la que piden más conversaciones para acabar con la crisis y recalcan su apego al principio de integridad territorial de los estados.

El documento ha sido redactado en el marco de una cumbre de la Organización para la Cooperación de Shanghai (SCO), integrada por estos seis países.

El presidente ruso esperaba obtener el apoyo en la reunión que se está celebrando en el Palacio de Somon en Dushambé, la capital tayika.

"Los estados de la SCO expresamos nuestra profunda preocupación en relación con las recientes tensiones en relación al asunto de Osetia del Sur y urgimos a las partes a que resuelvan los problemas existentes pacíficamente, a través del diálogo y que hagan esfuerzos que faciliten la reconciliación y las conversaciones".

Ningún país, ni siquiera los aliados que suelen alinearse con Moscú en contra de Occidente, han dado su apoyo explícito al movimiento de Rusia, que ha reconocido la independencia de Osetia del Sur y Abjasia.

La organización regional expresa su satisfacción por el acuerdo sobre el plan de arreglo al conflicto en la región separatista georgiana de Osetia del Sur de seis puntos, aprobado en Moscú el pasado 12 de agosto y respalda el "activo papel de Rusia en propiciar la paz y la cooperación en la región".

Al mismo tiempo, la declaración señala: "Los presidentes ratificaron su apego a los principios del respeto a las tradiciones culturales e históricas de cada país y a sus esfuerzos por conservar la unidad del Estado y su integridad territorial".

"La apuesta exclusivamente por la fuerza no tiene futuro y entorpece el arreglo de los conflictos locales; la solución multilateral de los problemas existentes sólo es posible si se toman en cuenta los intereses de todas las partes", agrega la declaración.

Los líderes de los países de la OCS expresaron su convencimiento de que "la seguridad de unos Estados no puede alcanzarse a costa de la seguridad de otros y que la seguridad internacional debe basarse en los principios de la confianza, el beneficio mutuo, la igualdad y la cooperación".

Incluso antes de adoptarse la Declaración de Dushambé, el presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, ha agradecido a los países de la OCS su "comprensión y evaluación objetiva de los esfuerzos de paz rusos".

"La posición de los Estados miembros de la OCS tendrá una gran resonancia internacional y será una señal seria para aquellos que tratan de presentar lo blanco como negro y justificar la agresión del Gobierno georgiano (contra Osetia del Sur)", ha dicho Medvédev, quien asistió por primera vez a una cumbre de la organización.

La víspera, el presidente ruso se entrevistó con su homólogo chino, Hu Jintao, quien le aseguró que Pekín respalda firmemente el derecho de Rusia de organizar los Juegos Olímpicos de Invierno de 2014 en Sochi.

Estas palabras de apoyo del presidente chino se producen en medio de las declaraciones de algunos políticos occidentales que cuestionan el derecho de Sochi de acoger la Olimpiada blanca tras el reconocimiento ruso de las regiones separatistas georgianas de Osetia del Sur y Abjasia.

Noticias

anterior siguiente