Enlaces accesibilidad

La UE y Serbia firman un acuerdo de asociación, aunque su aplicación queda congelada

  • Entrará en vigor solo si Serbia colabora con el tribunal internacional de la ex Yugoslavia
  • La oposición nacionalista serbia critica que el acuerdo reconoce implícitamente a Kosovo
  • El presidente serbio, el europeísta Boris Tadic, defiende el acercamiento a Europa

Por
El vice primer ministro serbio, Bozidar Djelic, el presidente serbio, Boris Tadic, el alto representante de la UE para la Política Exterior, Javier Solana, y el ministro esloveno de Exteriores, Dimitrij Rupel, tras la firma del acuerdo de asociación EFE EFE / Nicolas Bouvy

La Unión Europea y Serbia han firmado en Luxemburgo un Acuerdo de Estabilización y Asociación, considerado la antesala para el ingreso serbio en la UE, aunque no entrará en vigor hasta que Belgrado coopere plenamente con el tribunal de la ONU que juzga los crímenes en la ex Yugoslavia.

Con la firma, a la que asistió una delegación serbia encabezada por el presidente del país, Boris Tadic, la UE pretende respaldar a los europeístas serbios frente a los nacionalistas, de cara a las elecciones legislativas anticipadas que se celebrarán en el país balcánico el 11 de mayo.

Tadic ha afirmado que "cumpliremos nuestros compromisos, incluyendo la cooperación plena con el TPIY", ya que "es nuestra obligación internacional".

Críticas de la oposición serbia

El Partido Democrático de Serbia (DSS), que encabeza el primer ministro saliente Vojislav Kostunica, ya ha criticado la firma del acuerdo, vaticinando que el país nunca aceptará un acuerdo que, a su juicio, implica un reconocimiento implícito de la independencia de Kosovo.

"Tadic y [el alto representante de la UE para la Política Exterior, Javier] Solana firman hoy la independencia de Kosovo y nuestro mensaje es que tiren de inmediato el acuerdo a la papelera porque será anulado por el nuevo gobierno y el Parlamento" resultante de los próximos comicios, ha declarado un portavoz del DSS, Andreja Mladenovic.

Por su parte, el presidente serbio ha insistido, poco antes de acudir a Luxemburgo, en que nunca reconocerá la independencia de Kosovo y en que la firma del acuerdo con la UE no implica tal reconocimiento.

"Ese acuerdo es importante porque, además de suponer la posibilidad de apertura de nuevos puestos de trabajo, también reafirma la Resolución 1.244 del Consejo de Seguridad de la ONU", sobre Kosovo, que recoge el plan de paz de 1999 y garantiza la integridad territorial de Serbia.

Un acuerdo condicionado

La ceremonia se ha producido después de que los ministros comunitarios de Exteriores acordaran la firma del acuerdo, aunque, a petición de belgas y holandeses, condicionando su ratificación y entrada en vigor a que haya una "cooperación completa" de Serbia con el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY).

"Es un logro importante", ya que supone que "hemos elegido que Serbia venga a la UE", ha destacado el ministro esloveno de Exteriores, Dimitrij Rupel, en nombre de la presidencia de turno comunitaria.

Javier Solana, reconocido por Rupel como la "fuerza motriz" del acuerdo, ha comentado que es "un día importante" tanto para Serbia como para la Europa comunitaria, señalando que la UE "no está completa" sin los países balcánicos.

Noticias

anterior siguiente