Anterior El Eibar abusa del Betis Siguiente El Madrid se desahoga en Nicosia y sella su pase con una goleada Arriba Ir arriba
Los Warriors parten de nuevo como favoritos en la NBA
Stephen Curry y Kevin Durant, principales estrellas de unos Warriors que parten como favoritos en la NBA. EFE/LARRY W. SMITH
Baloncesto | NBA

Arranca la NBA con un Oeste más 'salvaje' que nunca

  • Estrellas como Anthony, George o Butler cambian de conferencia

  • Los Warriors, campeones la pasada campaña, otra vez favoritos

  • Nueve jugadores españoles militarán en la NBA esta temporada

|

La temporada 2017/2018 de la NBA arranca esta madrugada con un importante desequilibrio de fuerzas entre sus dos Conferencias. Si en los últimos años los equipos del Oeste contaban con un mayor número de estrellas que los del Este, los traspasos que se han producido durante este verano no han hecho más que afianzar esta situación.

Hombres como Carmelo Anthony (de Nueva York a Oklahoma City)Paul George (de Indiana a Oklahoma City), Jimmy Butler (de Chicago a Minessotta) o Paul Millsap (de Atlanta a Denver) han cruzado la frontera entre conferencias y han fichado por equipos del Oeste mientras que solo el alero Gordon Hayward ha tomado el camino contrario, cambiando la camiseta de Utah por la de los Celtics de Boston.

De este modo, en el Oeste varios equipos se perfilan como favoritos al anillo, especialmente los actuales campeones, Golden State Warriors, pero también otros como San Antonio Spurs, Oklahoma City Thunders o Houston Rockets; mientras que en el Este solo los habituales Cleveland Cavaliers y los Boston Celtics parecen contar con opciones.

Golden State Warriors, principales favoritos

En San Francisco, hogar de los Warriors, apenas han cambiado las cosas en los últimos meses y se mantiene el bloque que logró de manera brillante el último anillo –han ganado dos de los tres últimos-. La directiva logró renovar a la baja a Kevin Durant y mantener a secundarios de lujo como Iguodala o Livingston, además de al resto de sus estrellas: Stephen CurryDraymond Green y Klay Thompson. Por ello, vuelven a ser claros favoritos y parece difícil imaginar una final en la que no esté presente el equipo de la Bahía.

Claro que tampoco se puede descartar a San Antonio Spurs, a pesar de que su estrella, Kawhi Leonard, ha sido baja durante la pretemporada. El equipo texano es un aspirante habitual desde la llegada de Gregg Popovich al banquillo hace más de dos décadas, aunque da la sensación de que hombres como Tony Parker, Pau Gasol o Manu Ginobili han dado ya sus mejores años de baloncesto. En todo caso, un hueso muy duro de roer.

Otro aspirante que infunde respeto en el Oeste es Houston Rockets. A un equipo ya de por sí sólido, con un James Harden que aspiró seriamente a MVP la pasada campaña, ha unido a un base All- star como ​Chris Paul. Las dudas se ciernen sobre cómo se repartirán los tiros dos jugadores tan acostumbrados a acaparar el balón. Por lo demás, un conjunto a tener muy en cuenta.

Pero quizá el equipo que más expectación está levantando a priori es Oklahoma City Thunder, que ha logrado reunir en la misma franquicia a Carmelo Anthony, Paul George y al MVP de la pasada campaña, Russell Westbrook; tres de las mayores estrellas de la NBA en un quinteto inicial que asusta. Es posible que les falte banquillo para discutirle el trono a los Warriors pero, de entrada, su trío de estrellas resulta temible para cualquier rival.

Cavs y Celtics sobresalen en el Este

En el Este, un año más, Cleveland Cavaliers se presenta como el rival a batir. De hecho, cuenta en sus filas con LeBron James, que ha disputado de forma consecutiva las siete últimas finales (cuatro con Miami y tres con los Cavs) aunque solo ha conquistado tres anillos.

A pesar de que los de Ohio han perdido a una superestrella como Kyrie Irving –que ha fichado por los Celtics- se han reforzado bien con la llegada de Dwyane Wade, compañero de fatigas de Lebron en los años gloriosos de Miami; Derrick Rose, MVP de 2011 que llega con ganas de demostrar que aún no es una vieja gloria; y Isaiah Tomas, moneda de cambio en el traspaso de Irving que permanecerá de baja buena parte de la temporada pero que podría ser decisivo en los play-offs. Todo lo que no sea llegar a la final del Este sería un fracaso.

El otro aspirante en esta conferencia es el equipo más laureado de la NBA, Boston Celtics. Tras varios años de reconstrucción y de mejora constante, por fin este año parecen presentar credenciales como favoritos en el Este. Las llegadas de Kyrie Irving y Gordon Hawward, junto al número 3 del draft, Jayson Tatum, a un equipo que ya contaba con hombres como Al Horford, Marcus Smart o Jaylen Brown hacen soñar a muchos con un regreso de los Celtics a la final, un territorio que no pisan desde que fueran derrotados por los Lakers de Pau Gasol en la 2009/2010.

Un escalón por debajo de estos seis equipos aparecen otros como Minnesota Timberwolves, que pese a perder a Ricky Rubio han logrado fichajes destacados como Jimmy Butler, Jeff Teague, Taj Gibson o Jamal Crawford que se suman a sus dos jóvenes estrellas, Andrew Wiggings y Karl-Anthony Towns en uno de los conjuntos a priori más vistosos de la Liga.

También destacan Philadelphia 76ers, eterno segundón estos últimos años que pretende reverdecer viejos laureles con jóvenes como Joel EmbiidBen Simmons, el croata Dario Saric o el número uno del último draft, Markelle Fultz.

Los españoles, con objetivos diferentes

La representación española en la NBA volverá a ser numerosa, como viene siendo habitual en los últimos años. No llega ninguna cara nueva pero solo el base Sergio Rodríguez deja la liga norteamericana y regresa a Europa tras su fichaje por el CSKA de Moscú.

Entre los nueve que siguen, solo dos cambian de camiseta: Ricky Rubio, que tras seis temporadas en los Timberwolves llega a Utah Jazz en busca de la regularidad en su juego que le ha faltado en Minnesota; y José Manuel Calderón, que ficha por los Cavaliers con el sueño de añadir un anillo a una carrera de 13 temporadas en la NBA, aunque tendrá mucha competencia en el puesto de base.

Del resto, solo Pau Gasol parece contar con posibilidades de luchar por el anillo aunque habrá que ver cuál es su rol en los Spurs, en los que fue sexto hombre buena parte de la temporada pasada.

Por su parte, los Grizzlies de Marc Gasol tienen complicado brillar en el Oeste, sobre todo tras la marcha de dos hombres importantes como Zach Randolph y Tony Allen.

Serge Ibaka inicia su segunda temporada en los Toronto Raptors, con los que ha renovado, y aspira a ser el tercer soporte ofensivo de un equipo en el que domina su dúo exterior formado por Kyle Lowry y DeMar DeRozan.

Nikola Mirotic ha conseguido renovar con Chicago Bulls tras un largo tira y afloja que incluso le dejó sin participar en el Eurobasket. El hispano-montenegrino debe dar un paso adelante y demostrar que es un jugador con jerarquía suficiente para brillar en la NBA, algo que le ha faltado hasta la fecha.

Los más jóvenes, Álex Abrines (Oklahoma City Thunder) y los hermanos Willy (New York Nicks) y Juancho Hernángómez (Denver Nuggets) deben confirmar las buenas sensaciones que dejaron en la pasada campaña y encontrar un sitio en la rotación. La llegada de Anthony y George a los Thunder puede complicar las opciones de Abrines mientras que los Hernángómez tienen que progresar y seguir mostrando el descaro que les hizo destacar en sus respectivos equipos.

Cavaliers - Celtics para abrir boca

La NBA, que mima todos los detalles, ha programado un Cavaliers - Celtics como apertura, seguido del enfrentamiento entre Warriors y Rockets. La Liga Regular se prolongará hasta el 11 de abril y una semana más tarde, el 18, comenzarán los play-offs.

Entre las principales novedades de esta campaña es el cambio del formato del Partido de las Estrellas (18 de febrero, Los Angeles), que dejará de ser un partido Este contra Oeste para convertirse en una elección por parte de los dos jugadores que reciban un mayor número de votos. La NBA, consciente del poderío que están alcanzando los equipos del Oeste, trata de contrarrestar la tendencia para evitar que la liga pierda interés. El resultado está por ver.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente