Anterior Amaya es condenado a 20.000 euros de multa y a un año sin carné de conducir Siguiente Del Bosque no ha hecho "nada especial" con De Gea Arriba
Xabi Alonso celebra el tanto a Francia.
Xabi Alonso celebra el tanto a Francia. REUTERS
Eurocopa 2012 | España - Francia

España ajusta cuentas con Francia y se planta en semifinales de la Eurocopa

|

Ficha técnica:

2 - España: Casillas; Arbeloa, Piqué, Sergio Ramos, Jordi Alba; Busquets, Xabi Alonso, Xavi; Iniesta (Cazorla, m.84), Silva (Pedro, m.64) y Cesc (Fernando Torres, m.67).

0 - Francia: Lloris; Revelliere, Rami, Koscielny, Clichy; Debuchy (Menez, m.64), M'Vila (Giroud, m.79), Cabaye, Malouda (Nasri, m.64), Ribéry; y Benzema.
Goles: 1-0, m.19: Xabi Alonso. 2-0, m.90: Xabi Alonso, de penalti.

Árbitro: Nicola Rizzoli (ITA). Amonestó a Ramos (30) por España; y a Cabaye (42) y Menez (75) por Francia.

Incidencias: encuentro de cuartos de final de la Eurocopa 2012 disputado en el estadio Donbass Arena ante 45.000 espectadores, 1.500 de ellos seguidores de la selección española. Estuvieron en el palco de honor Michel Platini, presidente de la UEFA, y Ángel María Villar, presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), entre otras personalidades.

Ya no quedan fronteras para la Roja, que se ha deshecho de su 'bestia negra' fiel a su estilo, ese juego de toque tan admirado por Laurent Blanc, que cambió su dibujo para hacer frente a una España que salió a morder y se llevó la victoria con dos goles del nuevo centenario Xabi Alonso. [Así te hemos contado el España 1-0 Francia]

En su partido número cien con la selección, Xabi Alonso ejerció de mariscal en la Roja y ejecutó a la selección francesa con un cabezazo que selló la sensacional jugada de Iniesta y Jordi Alba. Entre ambos conquistaron la trinchera ideada por Blanc para evitar, precisamente, una jugada así. Ni Revelleire ni Debuchy pudieron parar a la conexión española en la banda izquierda.

Xabi Alonso adelanta a España 1-0 (Antonio Muelas, RNE)

España aguantó el 1-0 durante el resto del partido, en el que Francia solo inquietó cuando Ribery llevó la guerra por su cuenta, y consiguió la tranquilidad en el último minuto con un penalti sobre el eléctrico Pedro que transformó el hombre de la noche, Xabi Alonso.

Xabi Alonso vuelve a marcar, de penalti (Antonio Muelas, RNE)

España anula a Francia

A pesar del peso histórico de la selección gala, a la que España nunca había ganado en partido oficial, el peso del presente hizo recular a Francia, antes y durante el partido. Antes, cuando Blanc decidió cambiar su estrategia, dejando en el banco a los titulares Diarra, Nasri y Ménez y construyendo un equipo anti-España que no dio resultado.

Y durante, cuando la selección francesa se cansó de correr detrás de los jugadores españoles, que imprimieron una mayor velocidad a su juego asociativo, sobre todo en unos primeros minutos en los que no descansó hasta que se puso por delante en el marcador.

En esos primeros veinte minutos, España tiñó de rojo los cuartos de final aprovechando los espacios que Francia dejó en la banda derecha ocupada por Arbeloa y Silva. Los galos, más pendientes de la izquierda, se dejaron abierto un carril por el que los de Del Bosque volcaron su juego. Además, Xabi Alonso buscó la espalda de la defensa francesa con sus pases largos. Uno de ellos llegó para Cesc, que cayó en el área trastabillado por Clichy, aunque Rizzoli dejó seguir.

El despliegue español atenazó a Francia, que se derrumbó por completo con el primer gol español, un producto 'made in' Iniesta, que cambió la dirección del ataque español hacía la izquierda, donde encontró a Jordi Alba, que superó a Debuchy y centró al segundo palo para la llegada de Xabi Alonso. Cesc arrastró a la defensa y despejó el área para el cabezazo certero del tolosarra al palo largo. Una combinación perfecta para empezar a edificar el éxito español.

Francia crece, España remata el partido

Fue la jugada más clara de todo el partido, tanto de España como de Francia. En los 72 minutos restantes costó encontrar un disparo a puerta, salvo un libre directo de Cabayé a la escuadra que despejó Casillas o alguna que otra internada de Ribery, bien marcado por un hercúleo Sergio Ramos.

Tardó en reaccionar Francia, que tiró de los 'castigados' Nasri y Ménez en la segunda parte para intentar resolver el entuerto. Mejoraron los galos y España perdió la frescura de la primera mitad, pero salvo en una nueva llegada de Ribéry bien despejada por Casillas, Francia no tuvo cerca el gol del empate.

La Roja, reactivada con la velocidad de Pedro en la recta final, consiguió ampliar el marcador en el último suspiro, cuando el canario rompió la cintura de Rami y provocó un penalti que redondeó la noche de Xabi Alonso, MVP de un partido que lleva a la Roja a semifinales y rompe uno de sus últimos mitos, el que decía que en un partido oficial siempre ganaba Francia. España sigue cambiando su historia.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente