Enlaces accesibilidad

Fútbol | FC Barcelona

Guardiola: "Valero Rivera me dijo un día que el Barça nos hacía buenos a todos"

  • El técnico azulgrana ha recibido la Medalla de Oro del Parlamento de Catalunya
  • "El único mérito que tenía era que había sido el elegido", recuerda Guardiola
  • "He aprendido a ganar y celebrarlo con muchísima moderación", señalaba
  • Sandro Rosell, presidente del Barça: "Es muy dificil sustituir a alguien así"

Por
Guardiola: "El Barça nos hace buenos"

El entrenador del FC Barcelona, Josep Guardiola, ha recibido esta tarde la Medalla de Honor en categoría de Oro del Parlament de Catalunya entre multitud de elogios hacia su persona y lo ha hecho muy honorado y con agradecimiento hacia aquellos que han pensado en él como merecedor del galardón, además de con la humildad que le ha llevado a tener "pasión" por el fútbol y elevarlo a la categoría con la que juega su Barça.

Guardiola, emocionado y "fundido" por recibir tantos halagos, se ha dirigido a un Auditori del Parlament en el que su familia y máximas autoridades del país ocupaban la primera fila para agradecer la confianza depositada en él y explicar el secreto de su éxito, que no es otro que querer el oficio e intentar hacerlo lo mejor posible desde el respeto y admiración hacia los compañeros y hacia el rival, algo que ha aprendido desde pequeño en el seno de la familia barcelonista.

Ser "el escogido"

Así, ha asegurado que si ha ganado tantos títulos como jugador y ahora como entrenador es gracias a haber sido, siempre, "el escogido". "Cualquier otro podría haber sido el elegido para ser entrenador pero fui yo, y el mérito es de ellos. El día que el presidente Laporta y los suyos creyeron que podía ser yo, me dijeron que el único mérito que tenía era que había sido el elegido, y fue la mejor manera de empezar. No nos podemos quejar, porque ha ido todo muy bien, pero sé que lo que transmito a mis jugadores no pertenece a mí, todos me han aportado algo", ha manifestado.

Con la "pasión" y la "admiración" que siente por el fútbol y el deporte en general, ha añadido que todo se reduce a un solo instante "mágico" en el que siente que ya tiene todo listo para enfrentarse al rival. "Antes de cada partido, un día o dos, me voy al sótano del Camp Nou, sin luz, a un pequeño despacho que he arreglado y me encierro en él durante un par de horas, y me voy con dos o tres DVD's sobre el equipo contra el que tenemos que jugar", dijo.

"Me siento, cojo bolígrafo y papel, y los miro. Empiezo a apuntar detalles, todo lo bueno que hacen los contrarios y debilidades, pero llega un momento fantástico que da sentido a mi profesión, y soy entrenador por este instante, que es cuando te das cuenta, y dure lo que dure, que ya lo tenemos: Mañana ganamos. No sabes por qué, pero hay algo que te lo hace ver. No tengo una fórmula mágica, siempre lo he pensado y a veces hemos perdido. Pero es el amor de un oficio, y cuando llega este momento entonces transmito a mis jugadores qué hacer", ha desvelado.

En el fútbol lo aprendió todo

Modesto, ha reconocido no saber de dónde le vino la pasión por el fútbol pero ha asegurado que de él, de su mundo, lo ha aprendido todo en esta vida. "Ese momento mágico, eso que te sale de dentro, es lo que da sentido a mi profesión. Me ha ayudado muchísimo y me gustaría hacer una referencia a la maravilla del deporte, ya no del fútbol. Lo que me ha dado el microsistema que es un equipo es lo que me ha hecho ser persona. He aprendido a ganar y celebrarlo con muchísima moderación, me ha enseñado a perder, lo que duele de verdad, pero después te ayuda a ganar. Las excusas no sirven de nada, cuando pierdes es responsabilidad tuya, también cuando las cosas no van. El deporte y el Barça me han dado esto", ha apuntillado.

Son muchos los recuerdos que el de Santpedor tiene de sus años como blaugrana, pero ha querido desvelar una conversación que todavía le acompaña y le hace no perder el rumbo. "Quiero citar a Valero Rivera, valiosísimo entrenador de balonmano, que un día me dijo que el Barça nos hacía buenos a todos. Me dijo que diera gracias por estar en la institución y no dijera nada malo de ella. Me ha acompañado siempre", ha asegurado.

"Con 40 años me dan la Medalla de Oro de la institución más preciada de mi país. Llega pronto, pero si no me lo hubieran dado estaría igual de orgulloso de lo que hacemos. No quiero ser ejemplo de nada. Sólo quiero hacer el oficio que tanto quiero lo mejor posible. Sólo espero que la gente pueda ver esta pasión y darles a los que me rodean esto que siento. Es un honor inmenso poder recibir esta medalla. De parte de mi familia y mía personal, no sé cuándo podremos devolver tanta gratitud. Si nos levantamos tan temprano y sin excusas para trabajar, somos un país imparable. Somos imparables. Muchas gracias y visca Catalunya", se ha despedido.

Rosell: "Es muy dificil sustituir a alguien así"

El presidente del FC Barcelona, Sandro Rosell, ha asegurado que su reto al frente del club es ponerle difícil al técnico Josep Guardiola, que ha recibido esta tarde la Medalla de Oro del Parlament de Catalunya, el decir que no a una oferta para seguir siendo el máximo responsable de un equipo que, con él, ha conquistado doce de quince títulos en juego, y ha añadido que es un honor poder compartir vivencias con el técnico de Santpedor y que lo último que quiere es tener que decirle adiós.

"Es muy difícil sustituir a alguien así. Espero que esta tarea no me toque a mí, solo pido que esto no entre dentro de mi mandato sino que esté dentro de cuatro, cinco o quince presidentes, porque querrá decir que ha estado mucho tiempo aquí. Sería lo mejor para el Barça, pero en cualquier caso el día que llegue, y repito que espero que no sea conmigo, a quien le toque hacerlo le será un trabajo difícil", manifestó tras la entrega de la insignia.

Por ello no dudó en asegurar que su principal objetivo es retenerle. "Mi reto, el nuestro y de todos los socios y aficionados, es conseguir ponérselo difícil a Pep el decir que no. Es nuestra función y lo que intentamos hacer día a día. Siempre hemos dicho que la última palabra la tiene él y nosotros intentamos poner todo de nuestra parte para que si llega el día sea de aquí a muchísimos años y presidentes", aseveró al respecto.

En cuanto al discurso que el de Santpedor pronunció en el Auditori del Parlament, aseguró que fue un reflejo de sus valores y de lo que le hace ser un "referente". "Es un discurso que cubre la trayectoria de Pep, la palabra brutal podría adecuada pero sobre todo una vez más la demostración de que es un referente, una persona en la que reflejarse y que demuestra cada día qué es la pasión, el trabajo bien hecho, la cultura del esfuerzo que tanto se necesita hoy en día. Es todo lo que aporta Pep, que es impagable y le hace un personaje único e irrepetible y el mejor entrenador que podría tener el FC Barcelona. Ultrapasa la función de entrenador, es ejemplo para todos", espetó.

Rosell, que recuerda su primer encuentro con Guardiola, cuando éste tenía 23 años y fue sólo a firmar el acuerdo de patrocinio con la marca que entonces representaba el ahora presidente blaugrana. "Muestra cada día cuáles son nuestros valores y consigue cada día que más gente sea del Barça. Es fantástico y como siempre, para nosotros, le tenemos que decir a Pep que siga siempre escuchando a su corazón", apuntó. "Es un reconocimiento a Pep pero un orgullo poder estar aquí y un día explicarles a tus nietos que tuve el honor de ser presidente del club mientras Pep fue entrenador", añadió orgulloso.

Deportes

anterior siguiente