Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Asistimos a la 24 edición de los Premios Max, los galardones más importantes del ámbito estatal en artes escénicas.

‘Symfeuny’, de Deabru Beltzak, se ha llevado el premio al Mejor Espectáculo de Calle justo en el año en el que se celebra 25 aniversario de la formación de esta compañía que ha hecho del fuego y la percusión su seña de identidad.

La bailarina de Errenteria Iratxe Ansa ha sido elegida Mejor Intérprete Femenina de Danza por ‘Al desnudo’, una pieza muy especial, ha supuesto un «antes y un después en su carrera», creada en plena pandemia junto a su pareja, y que «llega en momento dulce pero intenso», ha dicho, porque este año también ha recibido el Premio Nacional de Danza del Estado español.

Y la sorpresa de la noche para el Mejor Espectáculo Musical o Lírico para ‘Kutsidazu Bidea Ixabel, Musikala’, de Demode Produkzioak, un montaje basado en la novela de Josean Sagastizabal, una de las novelas en euskara más divertidas y de la que más versiones se han hecho, llevada al escenario esta vez en forma de musical.

El Max de Honor a una Gemma Cuervo entrañable, sumamente emocionada, que ha terminado abrazada al premio y con el teatro puesto en pie. El Premio Max Aficionado o de carácter social este año lo ha recibido Teatro Estudio de San Sebastián.

El premio al Mejor Espectáculo de Teatro y Mejor Autoría Teatral han sido para ‘El bar que se tragó a todos los españoles’, del dramaturgo y director navarro Alfredo Sanzol para Centro Dramático Nacional.

La gala ha sido también la demostración de la fuerza que tiene el teatro catalán, que se ha llevado gran parte de las manzanas, como la Mejor Dirección de Escena para Nao Albet y Marcel Borrás, por ‘Atraco, paliza y muerte de Agbanäspach’, Mejor Actor (Joan Carreras por ‘Historia d'un senglar’), Mejor Actriz (Mireia Aixalà, por ‘Les tres germanes’), Mejor Espectáculo Infantil, Juvenil o Familiar (‘Laika’, de Xirriquiteula Teatre)

"El bar que se tragó a todos los españoles", la obra escrita y dirigida por Alfredo Sanzol para el Centro Dramático Nacional, ha sido una de las triunfadoras de los Premios Max, los galardones más importantes de las artes escénicas en España.

Tres de los grandes premios recayeron en esta obra: mejor diseño de espacio escénico, mejor espectáculo de teatro y mejor autoría teatral.

Foto: EFE

Gala de la XXIV edición de los Premios Max de las Artes Escénicas, desde el Teatro Arriaga de Bilbao, con la entrega de galardones a las producciones y profesionales más destacados de la temporada.
Bajo el lema ‘Toda la ciudad es un escenario’, la ceremonia está dirigida por Calixto Bieito, Alex Gerediaga y Lucía Astigarraga. Los entregadores de premios son Jokin Oregi, Ane Pikaza, Olatz Ganboa, Itziar Lazkano, Arantza Heredia, Raúl Cancelo, Igor Yebra, Izaskun Ardanaz y Olaia Santiesteban.
Los Premios Max celebran sus 24 años y reúnen 20 categorías a concurso, además de sus tres premios especiales: Premio Max de honor, que ha distinguido este año la carrera profesional de la actriz Gemma Cuervo; Premio Max del público, que se entrega al espectáculo que obtenga más votos durante la ceremonia; y Premio Max aficionado o de carácter social, que ha reconocido la labor de la compañía Teatro Estudio de San Sebastián, con más de 50 años de trayectoria.
La gala cuenta con las actuaciones e intervenciones de Asier Etxeandia y Enrico Bárbaro, Afrika Bibang, Ausrine Stundyte, Adriana Bilbao, la compañía Lasala, Yogurinha, Jon Maia, Miren Gaztañaga y Bernardo Atxaga. La música en directo corre a cargo de la BilbaoSinfonietta dirigida por Íker Sánchez Silva, con la colaboración del Coro Infantil de la Sociedad Infantil de la Sociedad Coral de Bilbao.

La obra 'Jauría', de Kamikaze Producciones, Milonga, Hause & Richman con adaptación de Jordi Casanovas; 'Shock (El Cóndor y el Puma)', de Andrés Lima; y la coreografía infantil 'Play', han sido las máximas ganadoras este lunes por la noche en la XXIII edición de los Premios Max, en la que las artes escénicas, marcadas por el coronavirus, han lanzado un mensaje reivindicado que la cultura "es segura", "es necesaria" y "un bien de primera necesidad".

Joaquín Casanova, director artístico de los Premios Max, ha contado en Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso que la gala de este año "tiene buena pinta" a pesar de las importantes dificultades que ha presentado su puesta en escena. Explica que el lema elegido, 'El arte de escuchar', se refiere a que es importante que unos y otros nos oigamos, porque el mundo de la cultura tiene una voz. Reconoce que la vuelta a los teatros será difícil porque se están produciendo muchos rebrotes y es normal que la gente tenga miedo.

A.K.A. (Also Known As, “También conocido como…”) Un acrónimo que otorgó a Daniel J. Meyer dos manzanas en la última edición de los Premios Max, Autoría Revelación y Mejor Actor Protagonista para Albert Salazar.

Daniel nos desvela que escribió la obra en una sola noche. Obra en la que entran en escena temas como la xenofobia, la amistad, el primer amor, las redes sociales, el clasismo y los prejuicios que practicamos a diario. El joven protagonista lleva a los espectadores de la mano, sin cuarta pared, contagiando su vitalidad y haciendo al público testigo, juez y cómplice del rechazo que sufre, de la injusticia que le ha apartado de su vida normal y, en general, de una sociedad que mantiene un discurso de rechazo constante hacia lo que es y lo que hace.

La Fundación SGAE y el Ayuntamiento de Málaga han firmado hoy el convenio de colaboración para la XXIII gala de entrega de los Premios Max 2020. En el encuentro, el alcalde malacitano, Francisco de la Torre, ha recordado que la ceremonia de los Premios Max coincidirá con la celebración del 150 aniversario del Teatro Cervantes: “La gala será un estímulo para las Artes Escénicas de España y la actividad teatral creativa y emergente en Málaga, a la que se le dará visibilidad. Es un año muy especial para Málaga y el Teatro Cervantes. Confiamos en que será una gala inolvidable”.

La producción La ternura, de Teatro La Ciudad y Teatro la Abadía, ha sido una de las triunfadoras de los premios Max de las Artes Escénicas junto al espectáculo de danza Grito pelao de la compañía Rocío Molina. La colorida gala, que ha abrazado el leitmotiv de la libertad como emblema a flor de piel, se ha celebrado en el Teatro Calderón de Valladolid por primera vez en su historia.

Para Concha Velasco ha sido el Max de Honor. Un premio que la pucelana, profeta en su tierra, ha recibido a su larga trayectoria de más de siete décadas en cine, teatro y televisión.

Gala de entrega de los XXII Premios Max de las Artes Escénicas, que concede cada año la Fundación SGAE. El Teatro Calderón de Valladolid acoge la ceremonia que está presentada por el actor Fernando Cayo, en la que se entregan los galardones a las producciones y profesionales más destacados de la temporada. La Fundación SGAE ha anunciado el Premio de Honor para Concha Velasco como reconocimiento a su trayectoria. "La fiesta de la libertad" es el lema de esta edición.

Desde Sevilla ceremonia de entrega de la XXI edición de los Premios Max de las Artes Escénicas, galardones organizados por la Fundación SGAE con el propósito de reconocer el talento de los profesionales del Teatro y la Danza de nuestro país y la promoción de los espectáculos de la temporada. El espacio cultural Cartuja Center CITE, situado en la Isla de la Cartuja, acogerá la ceremonia de entrega que pondrá el colofón a los Premios Max 2018 y que será dirigida por el autor, dramaturgo y director Alfonso Zurro.