Enlaces accesibilidad
TOKYO 2020

De 'Heroes' a Tokyo 2020: así es Danny León, el skater español de los Juegos Olímpicos

Por
Danny Leon sueña con una medalla olímpica en skate

Hace unos días, Danny León vivía su debut en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 gracias a su deporte estrella: el skateboard. Lleva años dedicándose en cuerpo y alma a él, así que si quieres conocer un poco más sobre nuestro representante español en la nueva modalidad de las Olimpiadas, no te pierdas su capítulo en Héroes donde ya relataba su ilusión por formar parte de esta competición y vivir el sueño de cualquier deportista de élite.

[Vuelve a ver todos los capítulos de Héroes en RTVE Play]

"Mi futuro en el skate, a corto plazo, son los JJOO. No tenemos ni idea de cómo serán, pero vamos a intentar clasificarnos para ir hasta allí", confesaba durante el capítulo. Y dicho y hecho, porque no solo consiguió clasificarse, sino que vivió su debut con las ganas y la preparación que lleva años cumpliendo a rajatabla: "Siempre digo que el skate es mi oxígeno. Lo necesito siempre, en cada momento del día a día. No me imagino sin patinar, forma parte de mi vida. No me imagino sin él y sin las culturas que he conocido por su culpa. La mejor manera es ser libre para ser más creativo, evolucionar mejor y ser tú mismo".

"En poco tiempo conseguí lo que nadie había logrado en muchos años"

Danny León comenzó como cualquier chaval: patinando en el skatepark cercano a su casa. "Decidí bajar a probar con un vecino y cuando llevaba un mes, decidí apuntarme a una competición con mi amigo", comenzaba explicando. "Le pedí prestado el skate a un chico y competí con ese patín. A la vez hacía fútbol, pero siempre volvía a casa con él bajo el brazo y con las botas de tacos me ponía a practicar". En ese momento, añadía, se dio cuenta de que "en muy poco tiempo había conseguido lo que otras personas no habían logrado hacer en muchos años".

"A los 14 años me di cuenta de que podía comer de esto. Llegó RedBull y me dijo que me pagaría por patinar y que me ayudarían a viajar. Mi mente se bloqueó y no lo entendí. Era como… ¿me vais a pagar por hacer lo que me gusta? Ahí me empecé a dar cuenta de que quizás podría ganar algo con esto. A los 18 ó 19 empecé a dedicarme a ello, aunque siempre he estado estudiando. Mis padres me han apoyado, pero siempre he tenido una segunda opción que eran los estudios.

"El skate es como la vida: te caes y te levantas para seguir intentándolo"

Aunque confiesa que lesionarte es lo más duro a nivel mental, lo cierto es que cada impedimento generaba en él las ganas de recuperarse y volver para ser más fuerte. "Tienes que trabajar mucho porque en skate te caes mucho y te haces verdadero daño. Pero esto es como la vida misma: te caes y te vuelves a levantar para seguir intentándolo. Y así es siempre. Yo llevo patinando 15 años y me sigo cayendo todos los días, es algo que no va a cambiar. Al final superar tus miedos y romper esas barreras te lleva a insistir y practicar todo lo que puedas. Cuando era más pequeño aprendía mucho más rápido. Ahora que soy más mayor noto que el cuerpo ya no es el mismo, pero aún así tengo que esforzarme incluso más".

"Con 14 años me di cuenta de que había marcas que te pagaban por patinar y que ya no era lo mismo, porque pasó a ser un poco “obligación”, pero siempre me he sentido súper libre. Al final es mi pasión, y que mi pasión sea mi trabajo es lo que más me motiva", continuaba relatando en el capítulo. Y es que Danny, aunque ahora se dedique por completo al skateboard, confiesa que también practica bastante surf y snow: "Soy bastante aficionado a todo lo que sea el deporte, pero también me gusta cocinar y lo que es el tema del audiovisual y la fotografía. Me encanta hacer fotos, editar y grabar. Creo que puedo unirlo todo, crear mi estilo y el día que no pueda patinar, seguiré grabando a los "skaters". 

Los españoles Danny León y Jaime Mateu se han caído de la final de Skate park masculino en Tokyo 2020 al quedar noveno y décimo, respectivamente.

En su mochila no pueden faltar su skate y su ukelele. Las zapatillas también son importantes porque para él, es "primordial" sentirse cómodo practicando. Tampoco se olvida de la "T" para cambiar alguna rueda y su gorra, de la que dice que nunca se separa. "Además tengo la manía de llevar conmigo una cámara desechable porque creo que somos más selectivos que cuando hacemos fotos con el móvil". Y no, tampoco deja en casa sus cascos y altavoz. "La música siempre me acompaña", concluía.

Danny forma parte del combinado nacional español dirigido por el mítico skater Alain Goikoetxea, así que tiene claro cuál es el consejo que le daría a todos aquellos que quieran iniciarse en el mundo del patinaje: "Si te llama el skate y te apetece patinar, hazlo. Al final es su esencia la que siempre tiene que estar ahí, así que diviértete. No pienses en llegar a hacerlo de manera profesional, porque lo que tenga que llegar, llegará".