Enlaces accesibilidad
TOKYO 2020

Pink se ofrece a pagar la sanción del equipo femenino noruego de balonmano playa por no llevar bikini

  • "La Federación Europea de Balonmano debería ser multada por sexista", confesaba la intérprete en su cuenta de Twitter
  • Las redes mostraron su total apoyo a las jugadoras noruegas tras rebelarse contra la norma que elige su vestimenta
  • Más noticias en Playz

Por
 Pink se ofrece a pagar la sanción del equipo femenino noruego de balonmano por no llevar bikini
PLAYZ

Hace unos días, las jugadoras del equipo de balonmano playa de Suecia fueron noticia tras su paso por los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020. El motivo no fue la hazaña que desempeñaron sobre la pista, sino la vestimenta que la normativa les obligaba a llevar durante su paso por la competición. Y es que según la Federación Europea de Balonmano, las jugadoras deben vestir "bikinis con talla ajustada y corte en ángulo ascendente hacia la parte superior de la pierna", además de concretar que "el lado ancho debe ser de un máximo de 10 centímetros". Ahora Pink, la intérprete de "Just Give Me a Reason", se ha manifestado en su cuenta de Twitter mostrando su total apoyo a las noruegas.

"Estoy muy orgullosa del equipo femenino de balonmano de Noruega por protestar contra las reglas sexistas sobre su uniforme", comenzaba explicando en sus redes. "La Federación Europea de Balonmano debe ser multada por sexismo. Bien por ustedes, señoras. Estaré feliz de pagar las multas por ustedes. Seguid así", concluía.

Aunque las jugadoras noruegas acataron las cuestionadas normas hasta la celebración de las semifinales, finalmente decidieron ponerse las mallas en el último partido donde se enfrentaron precisamente a nuestra selección. Fue este gesto el que desencadenó una segunda oleada de apoyo que trajo consigo que la propia capitana noruega, Katinka Haltvik, explicase a la NRK (radiotelevisión pública noruega) las amenazas que habían recibido: "Nos dijeron que recibiríamos una multa de 50 euros por persona y partido, lo que supondría una sanción de 5.000 euros. Y respondimos que de acuerdo".

"Acataremos las multas de cada jugadora"

Ante el revuelo causado con las exigencias en el uniforme femenino (cosa que no ocurre con el masculino), el presidente de la Federación, Michael Wiederer, se pronunció al respecto confirmando que se "revisarán" esos códigos de vestimenta: "Puedo confirmar que la EHF (Federación Europea de Balonmano) hará todo lo posible para garantizar que se pueda llevar a cabo un cambio en el reglamento de los uniformes de los atletas. [...] Se harán esfuerzos significativos para seguir promoviendo el deporte de la mejor manera posible para todos, independientemente del género", alegaba en su misiva.

Sin embargo, fue la Federación Noruega de Balonmano la que siguió la estela de Pink al afirmar que se harían cargo de las multas de cada una de sus deportistas: "Recibí un mensaje diez minutos antes del partido en el que decían que llevarían ropa con la que estuvieran satisfechas, y tuvieron todo nuestro apoyo", aclaraba su presidente, Kare Geir Lio, a NBC News. "Somos la Federación Noruega de Balonmano y las apoyamos y respaldamos. Seguiremos luchando para cambiar la normativa internacional sobre el atuendo para que los jugadores puedan jugar con la ropa con la que se sientan cómodos", finalizaba.