Enlaces accesibilidad
MÚSICA

Billie Eilish reacciona a su "yo" del pasado: "Sentía que siempre tenía que demostrar lo que hacía. Ahora me gusta quien soy"

  • La intérprete de "Bad Guy" se sometió a la misma entrevista durante sus 15, 16, 17 y 18 años para Vanity Fair
  • "Durante un tiempo tuve una verdadera crisis de identidad"
  • Más noticias PlayzTrends

Por
 Billie Eilish reacciona a su "yo" del pasado
PLAYZ

Billie Eilish es todo un fenómeno mundial, y no solo en el terreno de la industria musical. La artista, de tan solo 18 años, es una de las principales voces de la generación zeta que lucha en causas relacionadas con el feminismo, racismo, violencia policial o cambio climático. Una forma de ser que le ha permitido representar una figura relevante en ambos hemisferios y cuya música no deja de despertar pasiones en medio mundo. Ahora bien, ¿en qué ha cambiado desde que comenzó a ser conocida como cantante?

La revista Vanity Fair comenzó en 2017 un peculiar experimento que acaba de dar la luz. Se trata de un vídeo, de aproximadamente media hora, donde Billie Eilish se enfrenta a sus "yo" del pasado. Concretamente, a los que tenían 15, 16 y 17 años. ¿Ha cambiado su forma de pensar? ¿Se avergüenza de la idiosincrasia de cuando apenas era una adolescente? Recogemos algunas de las respuestas más destacadas de la intérprete y sí, confirmamos que la madurez vocal ha ido acompañada de un cambio de pensamiento del que se siente realmente orgullosa.

¿Cómo te describirías en 2020? Esta fue una de las primeras preguntas de una entrevista repleta de reacciones ante las inesperadas respuestas que Billie Eilish concedió en un pasado. En 2019, la artista confirmaba que su deseo era el de "aceptar las cosas que no puedo cambiar y cambiar las cosas que no puedo aceptar". Unas palabras a las que contestó riéndose y desvelando que "no habían envejecido bien": "Niña. por favor (ríe). Habla de lo que va a cambiar, que va a ser diferente... No sé dónde pensé que estaría actualmente, pero tampoco me enfada pensar en eso. Soy muy afortunada de haber tenido este año en el camino, aunque sé que para mucha gente fue literalmente un infierno".

La mayor carcajada vino después de escucharse a sí misma decir que en 2020 querría tener al menos 100 días libres al año. "Realmente dije 100 días. ¡100 días dije! ¿Tienes todo lo que deseas? ¿Eres feliz? (Ríe) Estás feliz, maldita sea. Esta es la mayor cantidad de tiempo libre que he tenido en cinco años. Creo que para mucha gente ha sido una realidad durante el primer mes de cuarentena. Tuvimos tres semanas libres y yo estaba como "wow, son unas vacaciones gratis y volveremos de gira en una semana". Claramente estábamos equivocados con eso, y ahora parecemos payasos. Pero diré que he creado cosas que dudo mucho que hubiera hecho de no haber vivido este periodo de tiempo".

"No tengo novio y soy feliz"

"Por primera vez en mi vida no siento la necesidad de estar con alguien. No tengo los ojos puestos en nadie", confesaba una jovencísima Billie Eilish. "Ahora mismo me encuentro en el mismo punto: no tengo novio y soy feliz. Me encanta porque no me opongo a nada. No estoy dispuesta a alejar o forzar algo. Simplemente estoy serena y tranquila, lo cual me coloca en un buen lugar", afirmaba la artista.

Pero... ¿qué es lo más extraño que han publicado sobre ella? Las fake news forman parte del halo de celebridad que desprenden cantantes de la talla de Billie, así que no es de extrañar que más de una persona haya querido verla embarazada antes de tiempo: "Mucha gente ha pensado que estaba embarazada o que vendí mi alma a Satanás".

"Nunca voy a dejar de luchar contra el racismo"

"En 2020 tenía muchas ganas de ir de gira mundial. La comenzamos, cancelamos tres shows volví de regreso a casa. Tenía muchas ganas de tener un Lamborghini, y ahora lo tengo. Pero hay tantas otras cosas que eran mucho más importantes... Suceden cosas mucho más relevantes que el maldito Lamborghini. Otra de las cosas que tengo ahora y no tenía hace un año es mi perrito Tiburón", confesaba divertida ante el análisis del año más anómalo de su vida.

Escuchando sus declaraciones con perspectiva, Billie Eilish indicó que con 15, 16 y 17 años, lo que más le importaba eran las personas que le apoyaban en su día a día. "Quiero ser feliz. Ese es el gran objetivo para mí. Nunca pensé que no podría hacer shows de un día para otro. Estuve tanto tiempo temiendo a la prensa, temiendo esto, temiendo aquello... Ahora todo importa de manera diferente respecto a hace un año. Aprendí mucho más sobre la forma de ser de la gente y no estaba tan al tanto de la crisis climática e injusticias sociales. Creo que estos años me hicieron pensar de manera diferente. No es que ahora sea más consciente, es solo que aprendí más y lo pensé de manera distinta. Estuve más abierta al aprendizaje y 2020 ha sido un año loco".

"Nunca dejaré de luchar por ti, Brianna. Nunca dejaré de luchar por todos los negros y personas que han perdido la vida a causa de la brutalidad policial. Nunca voy a dejar de luchar frente al racismo. Haré lo que pueda y lo mantengo, porque tengo una plataforma tan grande que no podría permitirme desperdiciarla. Sí, es más fácil no decir nada, pero de esa manera no ayudaré en nada. Creo que es muy importante hablar, pero también el hecho de ser respetuoso. Ha sido un año tratando de hablar por todo en lo que creo y luchar muy duro para conseguirlo".

"Me gusta ser quien soy"

Billie siempre ha sido una abanderada del feminismo. Ella misma tuvo que salir en su defensa ante todos aquellos que criticaban un cuerpo que, bajo su criterio, no se ceñía a los cánones de belleza contemporáneos. "Hace años estaba insegura sobre dónde estaba. Sentía iempre que tenía que demostrar quien era, pero me gusta cómo lo hice y me gusta ser quien soy. Durante un tiempo tuve una crisis de identidad donde hice promo en programas de radio y me sentí como si estuviera fingiendo ser Billie Eilish. Como si sintiera que no me estaba mirando a mí misma como si fuera yo misma. Me ocurrió varias veces en programas y entregas de premios: me sentía como una parodia".

A principios de año, la artista decidió publicar "NOT MY RESPONSIBILITY", un corto donde se abrió en canal y defendió la importancia de aceptarse a uno mismo y dejar a un lado los argumentos que machacan incesantemente el cuerpo femenino.

"Tenéis opiniones sobre mis opiniones, sobre mi música, sobre mi ropa, sobre mi cuerpo. Algunas personas odian la ropa que llevo, otros la adoran, otros la usan para avergonzarme... Pero os siento observándome siempre. Nada de lo que haga pasa desapercibido, así que siento vuestras miradas, vuestras desaprobaciones o vuestros suspiros de alivio", comenzaba Eilish. "Si dependiese de ellos, nunca sería capaz de moverme. ¿Os gustaría verme más pequeña? ¿Débil? ¿Frágil? ¿Alta? ¿Os gustaría verme callada? ¿Os provocan mis hombros? ¿Lo hace mi pecho? ¿Soy mi tripa? ¿Mi cadera? El cuerpo con el que he nacido, ¿no es lo que queríais? Si me pongo lo que es cómodo, no soy una mujer. Si me quito las capas, soy una puta", finalizaba la artista. Una acción a la que también hizo referencia durante su entrevista en Vanity Fair: "Estoy probando diferentes formas de vida y estilos, personalidades, peinados y ropa. Estoy probando de todo porque soy una puta chica en crecimiento", indicaba.

"Hemos creado 16 canciones y las amo a todas"

Aunque aún faltan algunas semanas para disfrutar del nuevo álbum de Billie Eilish, la intérprete ha desvelado que ahora se siente más inspirada en su escritura y que se conoce mucho mejor: "Creo que he mejorado defendiendo mis opiniones. Finneas y yo componemos muy rápido. Realmente disfruto mucho más y siento que soy bastante buena. Ahora mismo tengo como 16 canciones en las que hemos estado trabajando y las amo a todas. Me temo que de no haber sido por este año, mi hermano y yo no creo que hubiéramos hecho todo lo que hemos creado".

PLAYZ

anterior siguiente