Enlaces accesibilidad
Cómic

'Justin', la historia de los franceses obligados a trabajar para los nazis en la Segunda Guerra Mundial

  • Nadar vuelve a colaborar con el guionista francés Julien Frey en una historia basada en hechos reales
  • Más noticias sobre cómic en 'El Cómic en RTVE.es'

Por
Detalle de la portada de 'Justin' Astiberri

Estos últimos años el cómic está siendo un gran alíado para la Memoria Histórica y nos recuerda cosas que no deberíamos olvidar nunca. Uno de los últimos ejemplos es Justin (Astiberri), del guionista francés Julien Frey y el dibujante español Nadar (Pep Domingo), que nos descubre que, durante la ocupación de Francia por los nazis (en la Segunda Guerra Mundial), unos 650.000 jóvenes franceses fueron obligados irse a Alemania a trabajar para los invasores. 

De hecho, aunque parezca mentira, este es el primer cómic dedicado al llamado 'STO'. "El Servicio del Trabajo Obligatorio -nos comenta Nadar-fue un acuerdo al que llegó el gobierno colaboracionista de Vichy con el ocupante nazi: Francia mandaba mano de obra y Alemania liberaba prisioneros de guerra. Resultado: miles de jóvenes franceses fueron obligados a ir a Alemania a trabajar. Aunque les habían prometido un trabajo y un sueldo en condiciones, se encontraron haciendo trabajos forzados en unas condiciones deplorables".

El cómic está basado en la historia real de Justin, el abuelo de esposa de Julien Frey, que acabó trabajando en el campo de Henningsdorf (Brandeburgo). "No era exactamente un campo de concentración como lo entendemos, aunque se le parecía mucho, y miles de jóvenes murieron allí a causa de la explotación y las enfermedades" -nos explica Nadar-.

Página de 'Justin'

Un tema de vergüenza nacional

Además, muchos sentían que estaban colaborando con los invasores, pero según Nadar: "No tuvieron opción, fueron obligados a ir. Era eso o la cárcel. Sin embargo, supongo que muchos de ellos pensaron que estaban haciendo lo correcto por su país. A la vuelta fueron tratados como colaboracionistas y siempre estuvieron mal vistos. Muchos de ellos se sintieron culpables toda su vida, como Justin".

Además, Nadar (Castelló de la Plana, 1985) asegura que este es uno de esos temas de los que se prefiere no hablar en Francia: "Ya han pasado muchos años, pero me consta que sigue siendo un tema de vergüenza nacional".

Página de 'Justin'

Justin era un camarero de 20 años cuando fue enviado a Alemania

Nadar nos cuenta un poco más sobre el protagonista: "Justin vivía en París, era camarero, apenas tenía veinte años y acababa de pedirle matrimonio a su enamorada, Renée, que es la otra gran protagonista de la historia. Justin era una persona humilde y trabajadora, de sueños modestos. Aún así, aquello fue un duro golpe que arrastró toda su vida".

Un joven que tenía toda la vida por delante y que al llegar a Alemania se encontró metido en un infierno: "En los barracones se entretenían como podían, jugando a las cartas, a la petanca, distracciones básicas -nos explica Nadar-. Tal como avanzaba la guerra, el trabajo se convirtió prácticamente en esclavitud. En las fábricas, apenas podían descansar entre turno y turno. Para escapar de esta vorágine, muchos muchachos se mutilaban el cuerpo para conseguir algún día de reposo".

Página de 'Justin'

"Lo más duro de dibujar ha sido la vida en los barracones"

Hay escenas muy duras en el cómic, como el ametrallamiento de los civiles que huían de los nazis, pero eso no es lo que más le ha impactado a Nadar: "Lo más duro de dibujar para mí fue la parte alemana, la vida en los barracones, el frío, el hambre, el trabajo infernal. Como pasaron de ser muchachos llenos de vida a ser hombres escuálidos".

La documentación ha sido fundamental para este cómic, como nos cuenta Nadar: "Lo primero que hicimos fue viajar a París. Allí Julien me hizo descubrir el barrio de Justin. Obviamente, ha cambiado bastante, sin embargo te puedes hacer una idea de cómo era. La documentación escasea respecto a los campos de trabajo, apenas una o dos fotos. Me serví de ciertos dibujos que algunos trabajadores hicieron de los barracones. Era un entorno inhóspito y anodino, me resultó fácil captar su naturaleza con muy poco. Además, Justin llevaba un diario, el cual le ayudó a Julien a la hora de situar detalles y fechas".

En cuanto si ha usado como referenica películas como La gran evasión La lista de Schindler, Nadar asegura que: "Respecto a las películas que mencionas, me quedo más que con la primera que con la segunda, aunque ninguna de las dos me sirvieron para Justin".

Tampoco le ha influído el trabajo de otros dibujantes como Joe Sacco o Paco Roca. "Yo prefiero hablar de inspiración en lugar de influencia. Trato de encontrar mis propios recursos, aunque inevitablemente pueden hacer pensar en otros autores. Esta historia, que decidimos hacer en estricto blanco y negro, me exigió mucho como dibujante".

Página de 'Justin'

Una gran pareja creativa 

A Nadar lo descubrimos en 2013 con su primera novela gráfica, Papel estrujado (Astiberri), con la que consiguió el premio del público a mejor obra en el Salón Internacional del Cómic de Barcelona 2014. Y con la segunda, El mundo a tus pies (Astiberri, 2015), fue nominado a mejor obra de autor español y autor revelación, también en Barcelona. Después lo ficharían los franceses y colaboraría con Philippe Thirault en ¡Salud! (Astiberri)

Y en 2019 inició su colaboración con el guionista de Justin, Julien Frey, con el sorprendente El cineasta (Astiberri), en el que contaban la historia real de Édouard Luntz, un director francés que se enfrentó al productor Darryl F. Zanuck ¡Y ganó! (Aunque le costara su carrera).

Respecto a su relación con Julien, Nadar asegura que: "Trabajar con otra persona siempre es un reto. Las historias de Julien están llenas de humanidad. Me plantea historias que me ponen a prueba y eso me ayuda a mejorar como dibujante. Aunque abordan temáticas y épocas que me son desconocidas, me suelen persuadir rápidamente. Lo importante para mí es conseguir hacer mía la historia y sus personajes, situarme en la perspectiva correcta. Creo que ese esfuerzo llega hasta el lector. Fue muy especial poder descubrir esta parte de la historia enterrada".

Nadar y Julien ya trabajan en su tercer proyecto que promete ser un bombazo: "Es una historia narrada por Buster Keaton, que cuenta su amistad con el malogrado y olvidado Fatty Arbuckle, el primer rey de Hollywood. Si todo va bien, se publicará en Francia el próximo agosto".

Portada de 'Justin' cropper

Noticias

anterior siguiente