Enlaces accesibilidad
Coronavirus

Menos de un 5% de los españoles utilizaba el teletrabajo antes de la pandemia del coronavirus

Por
 El teletrabajo ha crecido desde la llegada de la pandemia
El teletrabajo ha crecido en todo el mundo desde la llegada de la pandemia del coronavirus iStock

La pandemia del coronavirus y la limitación del movimiento por el confinamiento ha cambiado la forma de trabajar en todo el mundo. Solo un 7'9 por ciento de los empleos a nivel mundial se realizaban desde casa en 2019. Un porcentaje que apenas alcanza a 260 millones de empleados, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

España ha sido uno de los países donde el trabajo en remoto ha tenido poco impacto hasta la llegada de la COVID-19. Menos del 5% de los asalariados tenían su puesto de trabajo en casa, en la línea de los datos de Italia o Alemania. Los países donde el trabajo en remoto tenía mayor peso eran Chile, el Reino Unido o Finlandia en 2019 con porcentajes entre los diez y los quince puntos.

Casi la mitad de las empresas utilizó el teletrabajo

Hasta la llegada del estado de alarma, el 14,8% de los establecimientos utilizaba el teletrabajo por lo menos en un tercio de su plantilla, según recoge el Índice de Confianza Empresarial. Este porcentaje se ha multiplicado por tres durante los meses más duros del confinamiento en 2020, hasta alcanzar casi la mitad de las empresas de España.

Durante el primer semestre de 2020, la mayoría de las empresas que no detuvo su actividad se ha adherido a esa modalidad de trabajo a distancia. En sectores como el del Transporte o el de la Hostelería, el aumento del uso del trabajo en remoto se ha llegado a quintuplicar aunque también bajó la actividad en estos sectores.

Los autónomos, acostumbrados a trabajar desde casa

Los trabajadores por cuenta propia han supuesto la mayor parte de la mano de obra que ha utilizado el trabajo en el domicilio. Más de 152 millones de autónomos utilizaron el teletrabajo de manera ininterrumpida en 2019, el 59% del total. El resto eran asalariados en la plantilla de alguna empresa salvo un 5% que corresponde a dueños o empresarios que prefieren funcionar en remoto.

Asimismo, la OIT destaca que la mayoría de los trabajadores basados en el domicilio eran mujeres, con una estimación de 147 millones de mujeres y 113 millones de hombres, según recoge Europa Press.

Díaz: "El teletrabajo nos coloca a la vanguardia de las legislaciones europeas"

No obstante, la OIT señala que el número de los trabajadores a domicilio "ha aumentado sustancialmente debido a la propagación de la pandemia de Covid-19". En los primeros meses de la pandemia alrededor de uno de cada cinco trabajadores realizó su labor a domicilio, por lo que prevé que los datos para 2020 pondrán de relieve un aumento sustancial.

"Cabe esperar que la cantidad de trabajadores a domicilio siga aumentando a lo largo de los próximos años, según se desprende de los resultados del informe, de ahí la acuciante necesidad de volver a abordar las dificultades que afrontan los trabajadores a domicilio y sus empleadores", advierte la OIT.

Trabajar desde casa reduce el salario

La OIT ha desvelado en su informe que cuando se toman en consideración factores como la educación, la edad y la ocupación, se observa una penalización del trabajo a domicilio en casi todos los países, incluso entre las profesiones que requieren mayor cualificación. Asimismo, el estudio apunta que en los países de ingresos bajos o medianos casi todos los trabajadores a domicilio (el 90%) desarrollan su labor de manera informal.

De este modo, los trabajadores desde casa ganaban un 13% menos que el resto de sus compañeros que no están en su domicilio en el Reino Unido. Un porcentaje que crece hasta el 22% en Estados Unidos o un 25%  en Sudáfrica.

Solo en países como Italia se observaba una ligera variación favorable hacia los trabajadores a domicilio, que desaparece cuando se toma en consideración las horas trabajadas, según la Organización internacional del Trabajo

De hecho, según la OIT la flexibilidad de horarios es una razón importante por la que los trabajadores eligen trabajar desde casa, y quizás su mayor ventaja, ya que los trabajadores a domicilio trabajan en promedio menos horas al día que los que trabajan fuera de casa, aunque sus horas de trabajo son más inciertas.

La organización sindical peligra con el teletrabajo

Por otro lado, la organización advierte de que los trabajadores desde casa deben afrontar mayores riesgos en materia de seguridad y salud y poseen un acceso más restringido a los programas de formación.

Esto repercute de manera negativa en su trayectoria profesional, y apunta que no poseen el mismo grado de protección social que los demás trabajadores, además de ser menos proclives a formar parte de un sindicato o figurar en convenios colectivos.

Pocos países cuentan con una política integral sobre trabajo a domicilio"

Por lo general, la reglamentación del trabajo a domicilio es deficiente y el cumplimiento de la legislación vigente resulta complejo, señala la OIT, subrayando que, en muchos casos, los trabajadores a domicilio son considerados contratistas autónomos y, en consecuencia, quedan excluidos del ámbito de la legislación laboral.

"Muchos países cuentan con legislación, en ocasiones complementada mediante convenios colectivos, que permite colmar lagunas a fin de fomentar el empleo decente con respecto al trabajo a domicilio", apunta Janine Berg, economista principal de la OIT y coautora del informe, subrayando, no obstante, que "pocos países disponen de una política integral sobre trabajo a domicilio".

Noticias

anterior siguiente
-->