Enlaces accesibilidad
Día Mundial del Agua

El 80% de las aguas residuales se vierten sin tratar al medio ambiente, según la ONU

  • ONU-Agua asegura que es un recurso desaprovechado en un país con reservas decrecientes
  • Unicef advierte: en 2040 uno de cada cuatro niños vivirá en zonas con recursos hídricos limitados
  • 663 millones de personas carecen de acceso adecuado a fuentes de agua

Por
En el Día Mundial del Agua, la presunta es...¿Por qué desperdiciar el agua?

Cerca de un 80% de las aguas residuales del planeta se vierten al medio ambiente sin haber recibido ningún tratamiento, y se desaprovechan en un mundo con una reserva finita de agua dulce. Así lo advierte la ONU en un informe publicado con motivo del Día Mundial del Agua, que se celebra este miércoles.

Los niveles de tratamiento del agua residual alcanzan el 70% en los países ricos, una proporción que cae hasta el 38% en los países de renta medio-alta y se reduce al 28% en los de renta medio-baja.

"En los países pobres, sólo el 8% del total de esas aguas recibe algún tipo de tratamiento", añade el informe, que advierte de los crecientes perjuicios a la salud pública y el medio ambiente que esta situación provoca en África, Asia y América Latina.

Río contaminado en Manila, Filipinas

Río contaminado en Manila, Filipinas EFE/Val Handumon

Grandes ciudades sin redes de saneamiento

Las situaciones más graves se viven en las grandes ciudades de los países del Tercer Mundo, que crecen vertiginosamente en población y no son capaces de desarrollar unas condiciones mínimas de saneamiento.

En estas circunstancias, toda el agua que consumen va a parar sin recibir tratamiento al medio ambiente, comprometiendo numerosos ecosistemas costeros, fluviales y marinos y disparando la transmisión de enfermedades contagiosas entre la gente.

Las carencias en infraestructuras, capacidad técnica e institucional y financiación explican este déficit de tratamiento en los países más pobres, cuya corrección es vital, según el estudio, para reducir los daños a los ecosistemas y crear una cultura de reutilización del agua que haga frente a la escasez.

Debemos disminuir los vertidos e incrementar el tratamiento de las aguas residuales

"Debemos disminuir los vertidos e incrementar el tratamiento de las aguas residuales para satisfacer las necesidades ocasionadas por el crecimiento demográfico y la fragilidad de los ecosistemas", ha señalado el presidente de ONU-AguaGuy Ryder.

De aquí a 2030, la ONU espera reducir a la mitad la cantidad de aguas residuales sin tratar en todo el mundo.

Niños sin agua

Por su parte, Unicef ha aprovechado el Día Mundial del Agua para advertir que casi 600 millones de niños, uno de cada cuatro en todo el planeta, vivirá en 2040 en zonas con recursos de agua "extremadamente limitados".

"El agua es elemental. Sin ella, nada pueda crecer. Pero en el mundo millones de niños no tienen acceso a agua segura, poniendo en peligro sus vidas, dañando su salud y arriesgando su futuro", ha alertado en un comunicado el director ejecutivo de Unicef, Anthony Lake.

Esta crisis sólo crecerá a menos que tomemos acciones colectivas ahora

"Esta crisis sólo crecerá a menos que tomemos acciones colectivas ahora", ha insistido.

El informe titulado "Sed de futuro: el agua y la infancia en un clima cambiante" advierte de que el crecimiento de la población y un mayor consumo y demanda están poniendo más y más presión sobre la disponibilidad de agua, mientras en 36 países esa presión es ya "extremadamente alta".

Esa situación se da cuando la demanda es claramente superior al suministro renovable disponible, agrega el informe, que señala entre los factores que afectan a la calidad y disponibilidad del agua problemas como el aumento de las temperaturas, el incremento del nivel del mar, la pérdida de hielo y las crecientes sequías.

A día de hoy, 663 millones de personas carecen de acceso adecuado a fuentes de agua y más de 800 niños menores de 5 años mueren cada día por diarreas vinculadas a agua contaminada y falta de saneamiento y de higiene.

Noticias

anterior siguiente