Enlaces accesibilidad

Australia prohíbe el uso de cabinas de rayos UVA para broncearse

  • El objetivo es reducir el número de pacientes con cáncer de piel
  • Aluden a la relación entre la exposición a los rayos UVA y el melanoma
  • La prohibición será efectiva el 1 de enero en gran parte del país

Por
 Una mujer en una cabina de rayos UVA.
Una mujer en una cabina de rayos UVA. Getty Images/iStockphoto Getty Images

El Gobierno de Australia prohíbe a partir de este jueves 1 de enero el bronceado en cabinas de rayos UVA en gran parte del país, donde las tasas de cáncer de piel se encuentran entre las más altas del mundo.

Con esta medida Australia será el segundo país del mundo, después de Brasil, en prohibir este tipo de cabinas.

Concretamente la medida se aplicará en los estados de Nueva Gales del Sur, Victoria, Australia Meridional, Tasmania, Queensland y el área metropolitana de Canberra, la capital australiana.

Los estados de la parte occidental del país también aplicarán la prohibición más adelante, mientras que al norte del país no llegará la prohibición puesto que no disponen de cabinas para broncearse de uso comercial.

Alta tasa de cáncer en Australia

"Queensland ya tiene la tasa de cáncer de piel más alta del mundo y no hay duda de que existe una relación directa entre el uso regular de las cabinas de bronceado y el melanoma maligno", ha indicado el ministro de Salud de Australia, Mark McArdle.

Un estudio publicado en el British Medical Journal en 2012 ya midió el riesgo de padecer un cáncer de piel -melanoma cutáneo y dos tipos de carcinoma- en relación al uso de cabinas de rayos UVA.

La OMS, por su parte, recomendó en 2005 que los menores de 18 años no se expusieron a los rayos UVA artificiales, una sugerencia que han cumplido varios países europeos y estados de EE. UU.

Según datos del Consejo del Cáncer de Australia, dos de cada tres australianos reciben un diagnóstico de cáncer de la piel antes de los 70 años, con un ritmo que triplica los casos diagnosticados en Canadá, Estados Unidos y Gran Bretaña.

Así, más de 2.000 australianos murieron de cáncer de piel en 2011, la mayoría de los cuales a causa del melanoma.

Estudios esgrimidos por Australia muestran que el uso de cabinas de bronceado por personas entre los 18 y los 39 años aumenta el riesgo de padecer melanoma, la forma más común de cáncer de piel entre los jóvenes australianos.

Noticias

anterior siguiente
-->